Prejuicios

Ahora que el tema de moda es Martin Luther King Jr., ya saben, mil tareas con mis hijos de la vida, obra y famoso ‘speech’ de este gran hombre, me puse a comparar si estamos peor o mejor que antes cuando se trata de prejuicios.

Prejuicio, o sea tener una opinión antes de conocer algo o alguien.

El prejuicio comienza desde chicos, por medio de la vista. Me doy cuenta en mi trabajo con los niños. Si por algo no va la maestra y llega otra de ‘substituta’ y ésta no es agraciada fisicamente, los niños lloran. Veridico.

Tambien nuestras mamás, nos encaminaban al prejuicio. Cuando se nos hacia de noche en una tienda y teniamos que subirnos al carro que habiamos estacionado lejos nos decia “Apúrenle, alli está un hombre muy feo. Córranle!”  Hace poco hice lo mismo con mi hija. No nos bajamos a un Circle K porque estaban unos ‘raros muy feos’.

La vista es el comienzo del prejuicio fisico. Siempre en toda sociedad existe un gordo, flaco, menso, prieto, negro, naco. La mayoria de los apodos vienen de prejuicios. Me considero culpable de algunos apodos de la secundaria y prepa. Y ahora, veintitantos años despues, ver que son unos seres humanos espectaculares y que su nombre de perfil en Facebook es uno que tu le pusiste en la adolescencia no se siente tan ‘cool’.

Lo que si me da coraje y nunca voy a entender es porque una decena de diseñadores de moda deciden cual es el cuerpo bonito. Uno ya ni sabe como eran los buenos cuerpos naturales de antes. Todo mundo se arregla algo. Es en serio. Que famoso tendra un cuerpo natural y bonito sin ayuda de cirugia plastica? (de tarea para investigar) .

Lo unico que se es que mi talla de pantalón es mas chica que la que usaba Marilyn Monroe y a mi en esta sociedad no me consideran SEX SYMBOL. Pero si ‘llenita’ o ‘repuestita’.. guacala, prefiero que me digan gordita.

El oido es tambien otro sentido que hace que uno tenga prejuicios. Cuantas veces no nos han dicho “ni veas esa pelicula, es un churro”. Y pues no haces caso y quedas encantado con la pelicula o de plano si haces caso y te quedas sin ver algo bueno.

Cuantas veces no hemos oido “se divorció”, “le puso el cuerno”, “le pegan”, “lo corrieron por fraude”, “comulgando y como se porta”.

Automáticamente tenemos ya un juicio de una persona cuando nos dicen algo. Malamente, hasta el mas bueno de los buenos, cae en los chismes, nos dejamos llevar, es mas, no lo frenamos aun teniendo el poder de hacerlo. Y lo peor es que nos podemos perder de grandes cosas porque un amigo de mi vecina dijo tal cosa.

Yo he madurado, he aprendido que no debemos juzgar. Mucho menos sin conocer las historias completas. Me decepciono de mi misma cuando pienso cuantas veces si tuve mis prejuicios con gente. Pero es dificil no hacerlo. Está como ‘en automatico’ en nuestro pensamiento.

Creo que es algo natural ser un poco asi. Quizá es nuestro cerebro que nos da la opción del rechazo como protección ante situaciones desconocidas.

Siempre existen las frases “y yo que le tenia poca fe” o “de plano las apariencias engañan” o “lo que tiene de feo lo tiene de lindo”.

Por supuesto que  MLK, Cesar Chavez y tanto luchador de derechos de igualdad lograron acabar con los peores prejuicios de la humanidad. Pero a veces los insigificantes o de poca importancia, los prejuicios sin peso, aunque diminutos, si se van juntando, pueden pesar y aplastarnos.

Para aterrizar el tema que parece que no tiene fin, creo que el ser humano siempre tendrá prejuicios. Mientras tengamos los sentidos de la vista y oido, el prejuicio será parte de nuestra formación de caracter.

Chiste para terminar:

NIÑO FEO: “En la escuela me dicen que estoy feo”

MAMA TODA ASUSTADA LE GRITA AL ESPOSO: “Viejooo, desde cuando habla el perro?!?!?!”

Jejeje.