Saltar La Cuerda

“Gina, ¿porqué casi todos tus blogs son escritos como en metáforas?”, me preguntaba un amigo.

No supe que responderle.

No se la verdad. Quizá porque encuentro las respuestas en situaciones cotidianas comunes y corrientes.

Tal vez hacer comparaciones con ciertas situaciones puedo dar a entender lo que estoy sintiendo y pensando en ese momento.

Pocas veces escribo tal cual la situación para no hacer muy personal este blog.

Ni que estuviera tan interesante mi vida como para haber sobrevivido 8 años de blog con lectores fieles, jejeje.

Me puse a leer algunas publicaciones pasadas y en efecto, casi siempre hago una referencia a una situación para poder explicar otra. Sin querer queriendo como dice el Chavo del 8, creo que es un estilo de escribir que no intentaba tener ni usar. Pero al parecer funciona.

Así que, este blog no será la excepción.

Ultimamente me he sentido muy rara y no podía explicarme el porqué.

Chistosamente es como que un cansancio físico y un cansancio emocional pero al mismo tiempo no me siento mal. (No me van a entender, ¿verdad?)

En estos días, me topé con un video de una niña brincando la cuerda. Y todo tuvo sentido.

Eso mismo estoy haciendo.

¿Se acuerdan ustedes cuando en el recreo todos jugaban a brincar la cuerda?

Era lo máximo porque se podía jugar de muchos a la vez.

Dos de los niños les tocaba “darle” a la cuerda. Me acuerdo que en la primaria que estábamos había cuerdas larguísimas para que pudieran brincar muchos a la vez, pero preferíamos hacerlo individualmente aunque tuvieramos que esperar nuestro turno.

Había dos maneras de brincarla.

Una era pararte y que no empezaran a darle a la cuerda hasta que estuvieras listo para brincar.

La otra era meterte desde afuera brincando, a una cuerda que ya estaba girando.

Perfectamente me acuerdo como si fuera ayer que estaba parada con mis dos manos enfrente como pose de Spiderman subiendo la pared.. Y esperaba una y otra vuelta para meterme a la cuerda.

Era un miedo de no atinarle y que la cuerda de plástico duro (no era soga de algodón) me pegara un trancazo en la cara.

Una vez que me atrevía a entrar a la cuerda que giraba comenzaba el brinco. Todo tenía que ser a la perfección. La velocidad, el tiempo, la rapidez, la precisión.

Cantábamos algun jueguito y luego tenía que salirme de la misma cuerda sin tocarla para que entrara el siguiente niño detrás de mi.

Si parabas la cuerda perdías y te tocaba “darle”.

Ahorita en estos momentos creo que estoy con las manos delante de mi intentando meterme a esa cuerda a brincar y no me atrevo. La dejo pasar y la dejo pasar.

Y en el fondo escucho a la gente que me quiere gritar “ahora si.. en esta.. tú puedes.. dale.. si vas a poder.. orale”…

Y cada vez me da más miedo entrar. Siento que los que le están dando ya tienen cara de “a ver para cuando te animas”.

Hay otras situaciones en las que por fin ya me atrevo a brincar y estoy brincando y brincando y brincando pero no me puedo salir y me estoy cansando mucho.

Y brinco y no pierdo pero tampoco puedo parar sin lastimarme. Prefiero seguir brincando para no lastimar a los demás.

Otras situaciones en las que tengo que brincar lo hago fácil y de manera rápida.. Hasta con los ojos cerrados, dirían.

Ahora bien, hay otras en las que yo juro que voy muy bien y la neta pues… el video de abajo lo explica mejor.. 🙂

 

Si, metáforas que explican lo que nos pasa. Estoy seguro que muchos de ustedes así se sienten en algunas situaciones (trabajo, amor, negocio nuevo, relación tóxica, dieta, gimnasio, futuro, salud, familia).

Brincando sin parar y sin poder salir

Intentando comenzarlo ó animarse a decir que SI

Meterse una y otra vez y salir lastimado siempre

Brincar de ladito lejos de la cuerda, cansándose de oquis y jurando que vas muy bien cuando ni siquiera estuviste cerca de hacerlo.

Aventarte y lastimarte y volver a salirte y volver a intentarlo.

Eres de los que le dan a la cuerda siempre viendo como todos los demás se divierten y tu lo haces posible.

Quieres tambien brincar pero nadie quiere tomar tu lugar para darte chanza. Tambien cansa siempre estar dándole a la cuerda.

A veces uno quiere tener un turno.

Así que ya lo saben.. todos estamos brincando la cuerda en todas las situaciones.

Que nuestra meta sea brincar como los japoneses en el siguiente video.. 🙂

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

Mejor nada

Quería escribir del día de San Valentín porque mañana es ya 14 de febrero.

¡Qué cliché!

Lo he hecho antes.

He escrito antes sobre el tema… las parejas ideales, lo que es el amor incondicional, la amistad verdadera y duradera, películas románticas, etc.

Hoy no sabía como comenzar a escribir de esto sin que estuviera muy ‘choteado’ el tema pero me acordé de una foto que ví en whatsapp sobre unos chocolates que se andan usando.

thumb-1

Así es. Hablaré de algunos regalos que vi en el internet para este 14 de febrero que te hacen decir “Mejor no me regales nada.. con un abrazo y beso tengo”.

Comenzaremos con esto de la foto…. Edible chocolate anus. Así como lo leen. Un chocolate en forma de esa parte de nuestra anatomía. Tengo tanto que decir sobre el tema.

Primero que nada ¿quién posó para el molde? ¿qué efecto tiene psicológicamente? ¿qué mensaje quieres dar cuando regalas ó te regalan esto?

Pero no solo hay anos de chocolate… también me encontré esto:

513U1hQStdL

Pezones de chocolate para despues de la cena. No entiendo ni le veo lo erótico ni sensual ni mucho menos amoroso de que te regalen esto.. Yo me conformo con los Hershey’s Kisses. (si alguien pensaba regalarme chocolates)

Continuando con los regalos que “mejor no” vi estos limpiadores de lengua, uno para cada uno. No se ustedes pero cuando he tratado de hacer esto de tallarme la lengua casi me vomito. Qué desagradable que te lo regale la persona que te gusta ó tu pareja.. Mejor regálenme un SCOPE enjuague bucal porque está muy caro (el azul me gusta mas que el verde)

download (2)

Continuando me encontré que es muy popular el papel del baño con mensajitos de amor. Primero que nada, ya nadie lee en el baño mas que su celular y espero que lean mi blog mientras se encuentran en su momento íntimo. Este rollo de papel se me hace que causa infecciones con la tinta ó se te deshace. Ay no.. Mejor esto no. Mejor regálensme Charmin extra pliegues… Paquete del Costco, jaja.. para que dure pues.

download

Otro detalle “Mejor No” es que te grafiteen el carro, aunque sean corazones y mensajitos. O sea, que lindo por un momento, pero al ver que vas a tardar horas quitando lo escrito se le quita el romanticismo… Mejor regálenme un cuaderno para yo poder escribir mis pensamientos esporádicos durante mis días acelerados.

980x

Fácilmente diría “mejor no” a dulces de corazones con mensajitos gachos. Bueno, me encantan estos corazones, de verdad me puedo acabar la bolsa en una sentada, pero si van a decir mensajes de bateada pues mejor no.. Si me van a regalar esto, que digan puras cosas bonitas como ‘be mine’, ‘bff’, etc. candy-heart

No se ustedes, pero a mi no me encantaría comerme un ribeye en forma de corazón… No se, que simple ya se pero como que cualquier otra cosa si se me antoja en forma de corazón pero un corte mejor no…

download (1)

Si alguien un día me regala una báscula, créanme que no se cuál sería mi cara. Como ex-bulímica, pesarme es algo que me infarta. Jajaja.. De verdad, piensen antes de regalar esto ó tambien cualquier producto para adelgazar, membresías del gimnasio, etc.. Automáticamente uno se siente espantosamente gordo si el 14 de febrero te llegan con una dotación de Slim Fast. Así que, que lindos pero mejor no…

 

funny-valentine-scaleimages (2)

Es muy delicado regalar libros de como ser mejor esposa, novia, novio, esposo, amante, amigo, etc… Mejor regálenme un libro best seller de misterio… ó llévenme al cine.

 

how-to-be-a-better-wife-book

 

Vi tambien un regalo muy ‘romántico’…. un escusado encontrado, donde quedas sentado viendo la cara de tu amado… ay no, ‘mejor no’. No se ni como explicar como me sentiría. Imagínate estar los dos sentados.. ¿de qué platicas? ¿cómo porqué inventaron algo así? Paso, la verdad… Mejor regálenme un pase a un spa para faciales y masajes, jaja.

images (1)

El siguiente regalo, el calzón para dos… me quedo sin palabras, formen su propia conclusión.

images (3)

Si te regalan perfume con el nombre de “bitch” y huele rico, pues que tiene.. ni que se supiera el nombre cuando pasas y huele rico.. Ni modo que digan “huele a bitch”, o bueno, quien sabe.. Mejor no pues.. Mejor un giftcard de cualquier tienda departamental que tenga perfumería.. Ese sería un regalo extraordinario.

images (4)

Por más que a uno le encante el vino, esos mensajitos negativos y chistositos en las copas  pues mejor no.. Esta dice “Mala para el amor, buena para el vino”… qué triste aunque tal vez sea porque se me hizo muy familiar, jajaja.. 😛 A mi regálenme copas de vino sin leyendas, así cristalinas, aunque sean de la tienda del Dollar Tree…

 

images (5)

Calzones comestibles de carne… híjole déjenme acomodar todo lo que pienso de esto. Para empezar, apenas con media vaca de carne disecada para unos calzones… Imagínense el olor y la comezón… aparte me imagino que se le echa limón y Valentina para que sepa mejor, ¿qué no? Ay no, mejor no.. a mi regálenme unos calzones normalitos, agusto que no me aprieten.

images

 

En fin, así fue como vi en el internet regalos de San Valentín que te hacen decir, ¡Ay no, mejor no! No es que sea exigente pero a lo mejor sí. jajajaja..

Aprovecho para desearles a todos un feliz día del amor y la amistad. Cuiden a sus parejas, amen a sus compañeros, disfruten a sus amigos, celebren de manera cursi, tradicional ó de cualquier otra manera… pero díganle a las personas especiales en su vida lo que significan para ti.

Los quiero y gracias por su amistad.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

 

 

 

Nada nos complace

Complacencia, una palabra que nunca usamos pero la exijimos.

¿Qué quiere decir?

Simplemente la complacencia es algo que nos causa satisfacción recibir (mediante nuestros sentidos).

Hoy en día hay una ausencia de eso..

Es difícil complacer.

Para todo hay una crítica negativa y no constructiva.

Hay grupos enteros dedicados a ver de que se quejan y hacer toda una manifestación para lograr convencer a la mayoría de algo.

Las redes sociales están llenas de gente dedicada exclusivamente a escribir lo negativo de algo. Es impresionante y al mismo tiempo contagia la negatividad.

Somos una generación de exigentes. Es válido exigir pero estamos ya exagerando con algunas cosas.

  • Vemos películas, series, el SuperBowl con la finalidad de ser críticos y no para entretenernos. Todos tuvieron algo negativo que decir de ROMA, del Superbowl aburrido (si estuvo, la verdad), del show de medio tiempo mediocre (a mi me gustó).

fda0fa5a-9189-465c-b9ab-90342017bc1d-35fc99a1-73a7-4e9d-8f2a-92e8d9a1d1f7-getty-1127213943.jpg

  • Los eventos sociales como bodas, cumpleaños, primeras comuniones, etc. se han convertido en un stress adicional porque “tiene” que estar mejor que todas. Es una lucha por un premio inexistente. ¿Qué ganamos con hacer la mejor fiesta del mundo? (De todos modos alguien quedará disgustado, por lo que sea)
Women Gossiping at Victorian Tea Party.
Women Gossiping at Victorian Tea Party.
  • El hombre que está demandando a sus papás por no haberlo consultado antes de nacer. El no quería nacer y sus papás de todos modos lo tuvieron. Ahora los demanda porque no le preguntaron cuando era feto. Ya se.

Raphael-Samuel-4

  • El llamado “cultural appropriation”, es decir, “apropiación cultural”… Ugh.. En Twitter la chamacada trae toda una revolución sobre lo malo que es ‘apropiarnos’ de ciertos hábitos ó costumbres que son de una cultura distinta a la nuestra. “Está mal”, dicen los milenios. No debemos de disfrazarnos de otras culturas (chinos, japoneses, vaqueros, indios, africanos, etc. porque es ofensivo. Yo me disfracé en 6to de primaria en Hermosillo de la Aunt Jemima de los hot cakes y gané 1er lugar como mejor disfraz original en toda la escuela …. Les platiqué a mis hijos y me dijeron “muy mal que te hayas pintado la piel y todo”… :/  )   Comer comidas de otras culturas, peinarnos como ciertas culturas, la ropa, todo… No me puedo poner un kimono de vestido porque puedo ofender a los nipones. Entonces ¿nomás de mexicana? Lo bueno es que tengo mucho de donde escoger porque nuestra cultura es tan rica que no necesitamos de otras.. 🙂 APRECIEMOS y no APROPIEMOS..

katy-perry-cultural-appropriation-1531946486

Hay cosas que se deben de defender. Vivimos en una época donde no debe de existir el racismo, la homofobia, ser irrespetuosos con todo ser humano sin importar religiones, creencias y tendencias. Muy de acuerdo que cuando se daña a las personas con ofensas a lo que son está mal.

Me inspiré para escribir de esto porque me gusta mucho leer publicaciones en redes sociales. Disfruto a veces más los comentarios a esas publicaciones que la publicación en sí. Puedo leer a las personas y sus verdaderos ‘yo’ cuando escriben en una publicación donde difieren de lo que piensan. Se ponen como locos, ofenden, muy triste porque son personas que en la vida real son inteligentes y educadas. NO se que poder les da un teclado y un monitor. Se hacen valientes.

Yo ya llegué a un punto donde digo “que cada quién haga lo que le de la gana porque de todos modos te van a criticar”…

Y si, soy muy ‘cool’ para mi edad y compartía un sentimiento de empatía por tanto milenio que quiere cambiar a la humanidad.

Pensaba que era muy “cool” hasta el día martes 5 de febrero (ayer pues). Ese día pude sentir la diferencia de defender lo ‘desconocido’ nomas por hacerme la muy buena onda.

Me di cuenta que no soy COOL.

Les platico mi triste historia esperando que no caiga de su gracia con lo que les voy a escribir.

Resulta que a mi ya no me estresaba ni preocupaba eso de los baños unisex, sobre todo en California donde en la mayoría de los lugares públicos, los baños son para ambos sexos. No me había afectado TANTO porque casi todos estos baños son de un solo escusado. Es decir, es un cuarto con puerta. De uno en uno. Y pues la verdad que EQUIS. Recuerdo que cuando recien salió esto yo si estaba en contra totalmente. Pero a todo se acostumbra uno y más que ya son años los que uno lo comienza a ver con más frecuencia.

download (4)

Eso pensaba… pero.

Estaba ese martes en la mañana en un Barnes N Noble cerca de Fashion Valley en San Diego. Me fui a trabajar un rato allí porque está cerca de la escuela de mi hija y la iba a esperar. Estando allí me dieron muchas ganas de hacer pipí porque llevaba muchas tazas de café (si, del café que estamos vendiendo. El mejor del mundo se los prometo).

Entré al baño y había 3 lugares individuales. Llegué, colgué la bolsa en el ganchito y me senté. (Si, me senté. No se hacer de aguilita pero esa es otra historia).

(Pueden dejar de leerme si les estoy dando asco)

En eso, oigo pujidos raros en el baño enseguida de mi. Me pegué una sacada de onda muy fea. Me asomé por abajo y pude ver unas botas de esas de trabajo un poco enlodadas.

“Mmmmmhhhgggghhhhaaajjaaaaa”, seguía quejándose el ser enseguida de mi.

Me quedé paralizada y sólo pensaba “Hay un señor extreñido enseguida de mi”.

Me apuré y me salí antes que pasara otra cosa, otro ruido, olor ó que saliera fajándose el pantalón.

Salí corriendo literal. Quería llorar. Nunca jamás había experimentado algo así, jajaja..

No me complace compartir baño con hombres. No estuvo nada padre y más porque no me dí cuenta. NO me lo esperé.

No tengo nada en contra de los hombres, es más, estoy segura que son mucho más limpios que las mujeres en ciertas ocasiones, pero no se siente padre… Me sentí invadida.

No tiene nada que ver con el feminismo, ni la igualdad de género ni nada.. Pero como que una mujer no puja ni hace tanto ruido al ir al baño. Es más, me ha tocado que hasta vela prenden ó llevan Lysol.

La diferencia de una mujer que hace en un baño público es que su mayor logro es hacer sin que nadie se de cuenta que hizo.

En cambio el hombre extreñido quería que todo California se enterara que no ha comido fibra.

Me quedé menseando en la librería hasta que vi que salió el señor todo sudado. 😦 Le quería sugerir que tomara Senokot, pero no quise hacer contacto visual con el.

Estoy medio dañada psicológicamente por esto que me pasó. No es broma. 😛

No voy a hacer un escándalo ni voy a manifestarme para que regresen los baños a como eran antes (sería pelearme con toda una generación de milenials liberales).

Simplemente voy a evitar ir a baños múltiples que sean unisex.

Y esa fue la historia donde descubrí que no soy cool.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

 

 

 

Menú por Fuera

El sábado pasado me fui a pasear con mis hijos a Seaport Village, un lugar muy padre en San Diego, cerca del downtown. Queda con vista a la bahía y a Coronado, la isla. Me gusta ese lugar porque siempre está igual, nunca cambia. Tiene las mismas tiendas, los mismos personajes, la misma comida de toda la vida.

Me pude dar cuenta que hay algunos locales comerciales vacíos y como agente de bienes raíces me preocupó. Ibamos a visitar a una tienda de café para nuestro nuevo negocio y nos topamos con la sorpresa que ya no estaba. Una tienda tan linda cerró, sin avisar.

“Upstart Crow Bookstore and Coffee House” ya no existe.. No se si fue que la compañía está declarada en bancarrota desde 1987 ó porque se avecina un cambio radical en Seaport Village (despues les platico que va a suceder en este lugar).

En fin, nos pusimos tristes y a mi en lo personal me dió melancolía que nada tenemos seguros en esta vida.. un día estás y el otro no. Un día te quieren, el otro no. Un día estás de moda, el otro no. Un día sonríes y luego ya no.

Era medio día y ya teníamos hambre. No estabamos muy seguros que queríamos comer allí porque no queríamos la llamada ‘fast food’.

Pasamos por el Harbor House Restaurant, el único que se nos antojaba, y nos pusimos a ver el menú que tienen en vitrinas por fuera.

“Es para nosotros los pobres el menú”, me dijo mi hijo.

Mi hija y yo nos reímos, pero al mismo tiempo estuvimos de acuerdo.

Es una idea formidable que muchos restaurants ponen sus menús en la banqueta, con precios y todo actualizado.

Lo hacen para que veas que hay (si es que no lo conoces), en especial en zonas turísticas.

Pero sí, a mi me sirvió para decirles “Nel, no se hace. No traigo para comernos platillos de $40dlls cada uno. Mejor a buscar otro lugar”.

Me prometí a mi misma luego volver a ese restaurant a comer con mis hijos (pero con dinero pues).

Me quedé pensando en esa tendencia de siempre tener el menú completo en vitrinas por fuera del restaurant.

BrandOpus-designed-PizzaExpress-menu-outside-restaurant-RGB.jpg

No estoy hablando de pizarrones con sugerencias del chef sino toda la carta a la vista, con precios y vinos actuales. Los de mariscos nos indican los pescados frescos disponibles, etc.

Me gusta la idea porque así ya sabes a lo que vas. No hay sorpresas ni te vas para atrás cuando te das cuenta que sólo puedes pedir agua y un ‘appetizer’ porque está todo muy caro. (Ya se, la pobre pues)

La idea de poder ver lo que hay antes de entrar debería de aplicarse a todo en esta vida.

Esta vida debería de venir con un menú completo, actualizado y expuesto para saber si le entramos a ciertas cosas ó no.

No hablo de un ‘plan’, sino de lo que realmente se sirve, pasa, sucede, acontece.

  • Una nueva relación amorosa debe de tener ese menú a la vista, con sus precios, desde el aperitivo, platillo fuerte, postres, vinos y sobre todo el precio de cada cosa.
  • Un nuevo trabajo debe de poner el menú verdadero. No lo que espera de tí sino realmente que es el trabajo y cuánto esfuerzo nos va a costar.
  • Un hijo debe de venir con lo que va a llegar. No que esperamos como padres sino que debe de traer cada uno lo que realmente servirá para saber si le entramos ó no (jajaja, es broma mis hijos)
  • Un viaje debe de explicar exactamente como nos va a ir en cada lugar, en el transporte, en los hoteles para saber si nos vamos ó no.
  • Etc

Muy simple la analogía y quizá esté un poco cansada de tanta sorpresa de la vida que me sacan de onda ó desvían mi plan.

Las sorpresas son muy lindas, no me mal interpreten, pero a veces cuando te hacen  parar en seco todo para volver a analizar lo que está sucediendo, parece como si perdieras tiempo.

A lo mejor ustedes se sienten así, como que le entraron a un restaurant que no conocían, se sentaron y cuando les trajeron el menú se dieron cuenta que no les gusta la comida que sirven ó está muy fuera del presupuesto que tienen para comer.

 

Les hubiera gustado una ‘advertencia’, un “si me hubiera fijado”, un “si lo hubiera analizado antes”.

Lo inesperado a veces es padre… pero otras veces yo prefiero leer el Menú por fuera..

ristorante-sausalito

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

44536539_2248327945413940_2873833330095161344_n (1)

Gratis

Gratis..

Una palabra muy simple y que todos sabemos que significa.

Hay un dicho muy común “En esta vida, nada es GRATIS”.

Creo que mi blog de esta semana se debe a todos los acontecimientos pasados en Hidalgo, México, con esa explosión de combustible que hizo perder la vida a tantos mexicanos e hirió a un pueblo entero.

Las imágenes estuvieron demás, no estuvo nada padre ver cuerpos calcinados en fotos circulando por las redes sociales. (Suficiente con ver sábanas blancas sobre cadáveres irreconocibles y achicharrados en el piso).

Esas personas que estaban allí y sufrieron en esa explosión saben que no era ‘GRATIS’ tomar esa gasolina. Creo que fue lo contrario. Fue demasiado costoso.

Somos un pueblo que le encanta lo ‘gratis’, lo ventajoso, lo ‘chueco’…

¿Me lo van a negar?

Creo que el 99.9% de los que me leen han tenido la oportunidad de tomar algo de manera gratuita, sin pagar, sin dar nada a cambio.

 

Ahora bien, si no fue gratis al 100%, costó mucho menos.

corruption

Ejemplos simples:

Lo pirata en música, películas. Todos tenemos un conocido que sabe que página de internet usar para ver películas gratis, aún las que están apenas saliendo a los cines. Ni se diga de la música. Todo GRATIS (pero no es así en realidad). La verdad es que las películas no son de buena calidad, tal vez nos topemos con virus cibernéticos que destruyan nuestras computadoras, etc .

Las tarjetas de DIRECTV, ROKU, etc. Claroooo. Esto ha sido típico. Todos tenemos al conocido que ‘programa’ tarjetas de estos aparatos para ver televisión a una fracción mínima de lo que nos costaría haciéndolo de manera legal. Nos gusta lo GRATIS ó BARATO hasta que estamos viendo una pelea importante de box y se ‘congela’ la imágen.

Los “diablitos” de luz que le roba energía eléctrica al edificio más firme (que no dilata el gobierno en revisar a fondo)

Robarte la clave WIFI (hasta las mejores familias) de tus vecinos.

Ir a los tacos, comerte 6 y sólo pagar 4.

No se que es lo que pasa pero nos ‘encanta’ tomar ventaja de las cosas para sentirnos superiores.

cut in line

Meternos a la brava en una fila, no decir nada si nos cobran de menos, encontrarte una cartera y no regresarla, irte comiendo las uvas en el supermercado y al llegar a la caja pagar menos, quitarle los dulces al mas pequeño en una piñata, cortar el pedazo mas grande del pastel para ti sin importar si va a alcanzar para los demás, no pagar impuestos con facturas falsas, no ir a trabajar y que tu compa “cheque” la tarjeta por ti de tiempo extra, ir al buffet de un restaurant cuando casi acaba el desayuno y te toca tambien la comida, mentir en la edad de tus hijos para pagar menos en boletos, no declarar la fayuca y jugartela, fingir estar en silla de ruedas en un parque de diversiones para no hacer fila, no pagar lo que pediste prestado, no recomendar a tus conocidos para que les vaya mejor, copiar en los exámenes en la escuela, abusar del necesitado ó débil, robarte a todo un pueblo, etc.

Si, un gran ETC. Pero todo lo anterior lo ha hecho alguien en alguna ocasión de sus vidas, por más santo que sean hoy en día, todos hemos tomado ventaja, hemos ‘robado’ ó ganado algo ‘de a gratis’, sin importar las consecuencias.

Lo más triste es el ejemplo que les damos a las futuras generaciones.

11klassca01.span.ready-jumbo

 

 

Pero al final, nada es GRATIS. En todas las anteriores si te ‘pescan’ en la movida pierdes mucho. Te cuesta el doble, el triple y a veces la vida.

En esta vida nada es GRATIS.

El status económico cuesta esfuerzo y trabajo. Tal vez haya costado ser buen estudiante y sacrificar vagancias por no perder la visión.

La belleza cuesta. No tenerla sino mantenerla. Cuesta la buena alimentación, la disciplina, las vitaminas, las cremas, masajes y faciales. A veces ya en extremo cuesta cirugías y esfuerzos en gimnasios.

La salud cuesta, tanto comer sano y orgánico así como recuperarla con buenos médicos y tratamientos.

El amor cuesta mucho. Es saberse sacrificar por el otro sin que importe. Es esfuerzo en estar pendiente que no se apague la flama,  y es ese esfuerzo tan grande de perdonar.

La amistad cuesta mantenerse. Es defender a los amigos cuando no están presentes, es recordarlos y contactarlos. Estos días no hay pretextos ya que estamos conectados todos los días.

El éxito cuesta. Tienes que esquivar las envidias, las críticas, lo negativo. Pregúntenle a Yalitza todo lo que ha tenido que ignorar para saborear su triunfo en Hollywood con Roma.

Todo cuesta, nada es GRATIS.

Eso se sabe, se enseña, se aprende.

Entonces, ¿porqué seguimos siendo así?

¿Porqué nos da tanto miedo que nos corrijan?

Porque sabemos que ser honestos nos costará.

A veces preferimos vivir así, rodeados de corrupción.

Hacernos de la vista gorda porque es más fácil ó beneficia a unos cuantos.

Sí, es más fácil ser corrupto, robar, abusar.

Pocos los que son honestos y buenos, pues cuesta mucho.

No es GRATIS.

good or bad

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

Sin Filtros

Las redes sociales han estado invadidas con fotos de todos de hace 10 años junto con una reciente, dando así al #10yearchallenge.

En las fotos se aprecia como eramos y como estamos.

Se siente muy padre ver las fotos que subíamos al Facebook en 2009 y ver que estamos mejor en el 2019.

PicMonkey Collage.jpg

 

Si, entiendo.

Hace 10 años no teníamos las cámaras de hoy en día, que no toman la foto si no sales bien, sonriente, con luz, sin bizcos.

Hace 10 años no había filtros y las cámaras no venían con estos lentes tan sofisticados.

Hoy subimos fotos y ajustamos la luz, le damos luz a nuestra cara, usamos los tonos que nos hagan favor, tomamos la foto ‘de arriba’ para vernos delgados (y cabezones) y sobre todo nos tomamos muchas hasta que nos gusta una (ó si la foto es de un grupo hasta que todos estamos contentos y seguros de que el que la suba a la red social la va a recortar para que no salga la lonja y va a etiquetar a todos).

Si, es cierto, hay un antes y un despues de los filtros.

Los filtros antes eran un papel delgado para colar el café, unas mallas especiales para purificar el aire, el material especial donde va la boca en el cigarro para no dejar pasar tantas toxinas al dar el toque, etc.

Hoy los filtros son efectos especiales en los teléfonos que nos hacen ver muy guapos, mejorados y casi con piel y semblante perfecto.

Si, todos todos usamos filtros, ajustamos la foto, la “arreglamos”.

No me había dado cuenta de que usamos muchos filtros hasta que me puse a pensar que todos me dicen “Wow, eres muy fotogénica”.

(O sea en persona ladras, wuf!)

Bueno, al menos eso siento cuando me dicen.

Le bajé al filtro, pero pues los mismos teléfonos ya traen lente especial para que no salgamos tan gachos en las fotos, así que ni modo, siempre seré mas fotogénica que atractiva en la vida real.

Ahora con este #10yearchallenge, no faltaron los que publicaron que obviamente estabamos mejor hoy que hace 10 años debido a los filtros y cámaras modernas. Si, ya sabemos posar en un mundo donde reinan los selfies… Ya nos podemos quitar lo rojo de los ojos, blanquear la sonrisa, adelgazar y borrar lineas de expresión con un solo botón.

Estoy de acuerdo, si es cierto. No es que estemos mejor que hace 10 años. Nos hemos hecho mejores para el fotoshop.

No iba a escribir de esto este día (porque hoy es mi 8vo aniversario en este blog y quería escribir de eso), pero la moda y los comentarios tanto positivos como negativos del #10yearchallenge me dieron esta idea.

Si, físicamente no estoy mejor que hace 10 años, pero mentalmente y emocionalmente si lo estoy.

Para eso no hay filtros ni fotoshop.

Yo no soy la misma que hace 10 años. Ni siquiera me parezco a la que era en el 2009.

En estos 10 años he vivido muchas cosas que me han pulido, dado luz, embellecido mi personalidad porque me han hecho fuerte y con decisión.

Hace 10 años era miedosa e insegura de muchas cosas.

No me gustaba quedar mal con nadie y sacrificaba muchas cosas para evitar conflictos.

Yo ya no uso filtros para pensar ni para actuar.

Hace 10 años se me escapaban oportunidades por pensarla mucho.

Si, es cierto, ya no tengo 36 años, pero creo que por fin entendí que la felicidad está en mi y en nadie más.

Me tardé mucho en entenderlo.

En estos 10 años tambien he aprendido que si a alguien no le gusta lo que haces no es problema tuyo. Aprendí que si eres tu mismo y no le gustas a los demás pues es problema de ellos y no tuyo. (Si no te gusto, tu te la pierdes).

Hoy no me espero para actuar.

Hace 10 años tenían que llevarme de la mano para que yo hiciera las cosas.

He aprendido de muchas maneras a ser independiente.

No era mi plan estar sola hace 20 años. No sabía como estarlo hace 10. Hoy ya tengo una mejor visión de qué hacer y cómo hacerlo.

Yo ya no tengo fotoshop en lo que digo, ni lo que pienso, ni lo que quiero.

Lo que quiero ya lo pido. A veces lo consigo, otras no. Pero callada ya no me quedo.

Lo que digo a veces agrada y a veces no gusta nadita (pero tambien he visto como se aleja gente y se queda la que vale la pena).

No tengo fotoshop de lo que quiero. Sé exactamente que es lo que necesito.

NO hay filtros en mis sentimientos. Los digo así como van. Si los aceptan, que bien. Si no, tambien.

No me gusta agredir a personas y por eso mejor me callo pero últimamente si les digo “te pasas” a los que la andan regando con sus opiniones lastimando gente inocente.

images

Hace 10 años no necesitaba filtros en las fotos, pero vivía llena de filtros y ‘tabús’ impuestos por una sociedad que me dominaba porque ‘así tenía que ser”.

Hoy si tengo más arrugas, mis ojos ya no brillan tanto, mi cabello está frágil, me cuesta mucho mantener mi peso y salgo mejor en las fotos gracias a los filtros de Instagram.

Hoy ya no soy la de hace 10 años en mi manera de pensar, ser y actuar… y creo que soy la mejor versión de mi persona, así mero… SIN FILTROS.

PicMonkey Collage (1).jpg

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES:

 

 

De Regreso

Me tomé muy literal el maratón Guadalupe-Reyes. No quise escribir nada, ni publicar en ninguna parte nada.

maratón-guadalupe-reyes

Abandoné todo a mi alrededor para poderme ir 15 días a Mexicali. (Aprovechando la ausencia de mis hijos por el período vacacional de Navidad).

Me despedí de mis clientes acordando reactivarnos entrando el año.

No quise saber nada de trabajo, ni de pendientes, ni de cuentas por pagar, ni de llamadas, ni de contratiempos.

Simplemente paré en seco mi vida y me fuí a disfrutar a los cachanillas.

Y ¿saben qué?

No pasó nada.

El mundo no se acabó sin mi presencia. Mis clientes no se fueron. Mis hijos sobrevivieron sin mi. Todo estuvo bien.

Pude ver como el mundo siguió su curso y yo de lejos observé todo.

Esa fue mi lección. No pasa nada si te das un tiempo para ti.

Tal vez es un complejo egocentrista el sentirse indispensable para poder creernos útiles, pero no pasa nada si estamos cansados, nos desconectamos y luego regresamos.

Las cosas siguen funcionando.

🙂

2019.

Me gusta el número porque es raro, non, y poco común. Si buscas en GOOGLE “¿qué cuesta $2019?”, no sale nada. Que simple, ya se, pero es verdad. Hay años que no tienen nada especial mas que eso, ser un año.

Por eso pienso ayudar a este 2019 a ser especial. Porque luego llega el 2020. Un número muy sofisticado que hará que todos olviden el 2019.

Creo que ese es uno de mis propósitos.

Hacer el 2019 un año especial.

Comienza el año con muchos cambios.

Nuevos proyectos profesionales y personales (despues les platico un nuevo proyecto 😉 )

Nuevos retos llenos de optimismo.

Hace mucho que no sentía que ‘todo va a salir bien’.

No sé, un nuevo aire, nuevas vibras, mentalidad serena y estable.

Mis propósitos para el año son fáciles de cumplir (así uno no se siente todo fracasado).

ditch-new-years-resolutions-day-1-1920x580

  1. Nomás voy a pedir los sobrecitos de salsitas que de verdad voy a usar cuando vaya a Chik-Fil-A
  2. Voy a acomodar SIEMPRE el carrito del mandado donde va para que no raye los carros a mi alrededor.
  3. Voy a hacer sonreír a alguien (mínimo una persona) todos los días
  4. Un día a la semana seré vegetariana, y gradualmente vegana (UN DIA)
  5. No voy a criticar todo lo que veo en el espejo, voy a querer hasta mis defectos que odio.
  6. Si me siento mal, voy a ir al doctor en lugar de ignorar los síntomas.
  7. Ya no quiero tener el cajón del ‘cochinero’ en la cocina donde hay de todo y usamos nada.
  8. No me voy a poner jeans hasta mediados de febrero, ya que esté menos “hinchada” de lo delicioso que comí en las vacaciones.  (Los pantalones de mezclilla son bullies)
  9. Una vez al mes voy a salir conmigo misma, al cine, a una librería, a un café.
  10. Voy a tirar todos los calzones balaceados aunque los ame con pasión porque son muy agusto.
  11. Quiero intentar caerme menos (literalmente el 2018 me caí mucho, rodillas y codos raspados todo el año)
  12. Voy a hacer lista de mandado para no gastar demás cuando voy al supermercado.
  13. Organizaré mi closet y donaré todo lo que de plano ya nunca usaré
  14. Voy a comprar todo lo que vendan mis amigos y los pequeños negocios en lugar de ir a tiendas de franquicias.
  15. No se me va a olvidar nada porque voy a apuntar todo (ni modo, ya llegué a esa edad)
  16. Daré mi opinión sólo cuando me la pidan los desconocidos pero a mis conocidos se las daré aunque no les guste.
  17. Quiero usar menos agua caliente al bañarme para que mi piel esté más sana
  18. No me va a dar miedo cumplir 47. La última vez que lloré por sentirme vieja fue cuando cumplí 37. No se, no me gusta cumplir años con el número 7.
  19. Usaré menos ropa negra para no parecerme tanto a Professor Severus Snape
  20. Mi casa siempre estará abierta para el que quiera ir a visitarme (ó el chat, el messenger, el whatsapp para desahogarse)

Ya. Con esos propósitos estaré muy ocupada. 🙂

No me encanta que sólo en enero nos hacemos propósitos. Esto debería ser cada semana. Inclusive tener propósitos para cada día.

Así podemos cambiar de meta, camino y propósito sin tener que llegar hasta el fin del año para poner todo en una balanza.

Disfrutemos más el día a día, que tiene que no sea festivo oficialmente.

Total, lo que sobran son los pretextos para celebrar. ¿O no?

Estoy de regreso, con ganas de lograr todo.

Hagamos de este 2019 un año muy especial.

Son mis mejores deseos.

49597630_10156214468713337_9221555845509152768_n (1)

 

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂