Pink Glitter

Aún recuerdo el olor a limpio en el consultorio. Pulcro y frío, olía a limpieza y pureza.

También todavía recuerdo lo frío del estetoscopio al tocar mi pecho. Era un frío profundo que se combinaba con mis nervios de estar con el doctor.

Me hacía preguntas acerca de mi escuela. Me preguntaba sobre mis papás y mis tíos.

En eso sentí que el estetoscopio ya no estaba sobre mi pecho. Era su mano.

Brinqué de la mesa de exploración con el corazón acelerado. Quería llorar pero no podía. Es más, no debía. ¿Cómo explicar que no me había sentido cómoda con la revisión?

Hace 30 años de eso. Nunca dije nada porque no quise hacer escándalo. Despues de todo, ¿quién le iba a creer a una niña de 17 años? Hubiera sido mi palabra contra la de un doctor conocido y respetable.

Con el tiempo lo olvidé ó traté de olvidarlo. Total, no había pasado a mayores. Igual y era normal que me tocara así el doctor.

Phhhhfffftttt!  (Me siento el JOEY de “FRIENDS” cuando se entera que el sastre no debe de tocarle sus partes cuando lo mide para hacerle un par de pantalones)

¿Porqué les escribo de esto?

Porque todavía tengo el nudo en la garganta con todo lo que pasó en estos días en la ciudad de México con el movimiento de protesta de tantas mujeres en contra de la violencia que hay con la mujer y no se hace nada al respecto.

1024x1024 (1)

Ver volar la diamantina rosa (pink glitter) como protesta a todos los femicidios cometidos en México en los últimos años y quedan inpune me puso la piel de gallina.

Yo creo que todas las mujeres hemos sido víctimas de algún tipo de acoso por el sólo hecho de ser mujer. Por más insignificante que sea, en algún momento de nuestras vidas nos hemos sentido ‘violadas’ y no respetadas.

Ahora imagínense que ese doctor hubiera seguido en su ‘exploración’ y no hubiera yo respingado. ¿Cuántas jóvenes no pasarán por algo así? ¿Cómo te escapas de la fuerza física de un hombre?

Pensemos en todas esas niñas violadas por sus mismos familiares y tenerlos que ver todos los días en la mesa del comedor.

Las madres que despidieron a sus hijas para ir a trabajar y no regresaron.

A todas las que sólo les regresaron un zapato con el ADN de la hija chispoteado por todos lados.

Pienso en mi hija, mi hermana, mi sobrina, mi mamá, mis amigas, mis primas, mis tías, mis abuelas, mis jefas, mis empleadas, mis compañeras, mis maestras…

¿Cuántas han callado acosos simples, medianos ó graves por miedo ‘al qué dirán’, a ser juzgadas ó que no les creen?

Confieso que cuando vi el Angel de la Independencia todo grafiteado y pintado con mensajes agresivos y de odio sentí muy feo y no se me hizo correcto. Lo sentí innecesario, fuerte y contraproducente. No me gustaron algunos mensajes de odio hacia todos los hombres. Tampoco se trata de eso.

Pero a medida que leía las historias de las niñas y mujeres desaparecidas y nadie hace nada, menos agresivo se me hacían los incendios y ‘vandalismo’ que provocaron cientos de mujeres desesperadas.

Los ‘memes’ no faltaron, insultando aún más a todas las mujeres. ¿Porqué la burla? 

1024x1024

¿Cómo deben de llamar la atención de las autoridades las miles de mujeres que han sido violentadas por los mismos hombres de su entorno?

Yo viví en Cd. Juárez hace muchos años y me aterraba ver una cruz rosa en uno de los puentes internacionales hacia El Paso, TX.

Una cruz con mil clavos. En cada clavo estaba el nombre de una mujer desaparecida ó muerta. Miles. Día tras día. Nadie hacía nada.

mujeres-exigen-en-muro-fronterizo-de-ciudad-juarez-justicia-para-victimas-de-feminicidio-reuters-4

Nada. Ni pistas, ni avances. Lloraban las madres desesperadas por una respuesta, un culpable ó un mínimo que les dieran los restos de sus hijas para ya darle fin a tanta angustia, darles sepultura, poder comenzar un luto. Saber que se hizo algo.Pero no había nada.

Me platicaba Patricia, la señora que me ayudaba en la casa, historias de sus vecinas y sus conocidas. Historias de terror y cómo nadie les hacía caso.

Nada. Como si no importara. Como si se les hubiera extraviado un pasaporte y no una hija ó nieta.

México, líder en femicidios a nivel mundial.

México, el país donde se les lleva serenatas a las mujeres. El país que canta esas canciones de amor al ser mas divino. Ese mismo país que hace todo un día festivo para festejar a las madres.

México,  ese país que uno añora y desea regresar un día.

México, dónde uno la piensa qué ponerse para no provocar.

México, lloras unas paredes con graffiti y unos vidrios rotos.

¿Cuándo vas a llorar por tanta mujer violada, secuestrada, muerta violentamente?

No soy feminista porque amo a los hombres y su manera de complementar la sociedad. Me trato de rodear de puros hombres que me salvarían en caso necesario. Estoy tratando de educar a mi hijo con un amor especial a todas las mujeres.

Pero me pongo en el lugar de todas esas mujeres al borde de la locura con justa razón.

Las mujeres aguantamos mucho. Nuestras madres, abuelas y bisabuelas aguantaban mucho más sin decir nada.

Por eso el día que explotamos, explotamos de verdad.

“Más vale una morada que varias descoloridas” dice el dicho.

Estas mujeres desesperadas ya no quisieron más cartulinas con sus representantes de gobierno.

Ellas necesitaban marcar a México para que todos los medios las escucharan.

Las mujeres, llorando de rabia, marcaron el símbolo nacional de ser independientes, libres y seguros… el ANGEL, que en su base contiene los restos de los héroes de la historia mexicana.

(Como dijo mi amiga Laurelena, “soy pacifista pero si me tocaran a mis hijas ó a mi mamá, querría destrozar todo lo que hubiera en mi paso”).

Así mero.

Yo también.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

Untitled (1).png

 

 

 

 

Surfeando

Otra semana más. Es increíble cómo pasan los días, como si fuera una carrera de velocidad sin meta.

Uno se engancha en ese ritmo veloz del día a día. Siempre hay algo qué hacer en la casa, un e-mail que mandar a un cliente, una casa que ir a visitar, una publicación que hacer en un grupo de Facebook, 200 mensajes de Whatsapp por contestar, algún lugar a donde ir, un hijo que ir por el, otra hija que ir a dejar… no tiene fin.

El mártes decidí salirme de ese ritmo por 30 minutos y me fuí al único lugar dónde siempre encuentro paz: El Océano Pacífico.

Me estacioné justo enfrente en Pacific Beach.  Llegué temprano, todavía no estaba el sol expuesto.. era una neblina en la costa muy rica, fresca y corría el aire apenas y moviendo mi cabello.

Me doblé los pantalones y me quité mis sandalias para bajar a la arena fría.

Caminé un poco, meditando, rezando… dando gracias por bendiciones en el trabajo y pidiendo fuerza y paciencia para otros pendientes. Tenía ganas de llorar.

Agradecida con la vida de poder estar allí, absorbí toda la vibra positiva que pudiera brindarme el mar esa mañana.

Se veían a lo lejos algunos ‘surfeadores’ (No sé si así se dice en español sin ser ‘pocha’).

Me senté en la arena para contemplar el mar gris y frío de la mañana.

En eso llegan dos muchachos y se ponen enseguida de mi. Avientan unas mochilas, toallas y comienzan a limpiar sus tablas de surfear.

Me saludaron muy sonrientes con un “good morning” con voz de jóvenes.

Les contesté con otro “gud mornin” con mi voz…

Los observé.

68259100_499488790785969_4388376052934639616_n

Me encanta ver a los jóvenes subirse a sus tablas y dominar esas olas del Pacífico.

Veo como se aseguran que la cuerda que amarra la tabla esté bien puesta para luego amarrarla a los tobillos.

Me gusta ver como se meten al agua congelada sin decir nada.

(No como nosotros que gritamos “¡inagtuuu, qué fríaaaa!”, “¡Neeel, no se hace!”, “¡no mamssss!”, “¡Pinkyyyy frío!”)

68280515_366664634007930_6316744316467281920_n

Entran a esa inmensidad de agua sin saber qué les espera.

Se meten a esa profundidad seguros y con valentía, aunque lo hacen tan seguido que no se sienten valientes. Se divierten.

68637818_867845390246749_2382870949859950592_n

Pacientes esperan esa ola perfecta para tomarla, dominarla, vencerla.

68831054_2336407239777659_4931723187206488064_n

Esa precisión de saber cómo balancear la tabla.

La fuerza de las piernas para poder pararse sin sujetarse de nada.

Ese balance perfecto de mover con los pies la tabla hacia la dirección que quieres ir.

La importancia de ‘saber caer’ cuando se acaba la ola.

Las ganas de volver a conquistar la ola que sigue.

No entiendo porqué se me vienen a la mente ‘enseñanzas’ con las cosas simples que veo en el día a día, pero estos ‘surfos’ me dieron otra lección de vida.

Pude enteder lo siguiente:

La vida está representada por el mar, por lo tanto la vida es lo máximo.

La tabla de surfear representa todo lo que nos da seguridad como Dios, la familia, los amigos cercanos, tu pareja. Es importante recalcar que deben estar siempre amarrados a uno, aunque sea del tobillo, para no perdernos en la vida.

Los surfos que ví no le ‘sacatearon’ al agua fría. Entraron sin miedo, sin titubear, sin quejarse, decididos y seguros. ¿No les dió frío? Muy probablemente sí pero no iban a perder el tiempo quejándose. Cuando no hay de otra, le entras sin excusas ni pretextos. No le temen a la vida.

Una vez dentro, flotaban sin desesperarse. Estudiaban el agua y sus movimientos. Aplaudían si otro surfo lograba montar la ola de manera perfecta. Esto me hizo sentir que en la vida uno necesita porras de los que te rodean pero es muy importante tambien uno ser porrista del prójimo.

Vi la precisión que tuvieron de decidir cual ola montar. Aquí se combinaba la experiencia con el instincto y sexto sentido. Ni la pensaban, sólo la sentían.

El tiempo que tienen entre la decisión de la ola y poder pararse en la tabla con buen balance es menos de un segundo. Igual que en la vida, hay oportunidades “de oro” que se deben de tomar en el momento, sin titubear ni dudar porque se nos va la “ola”.

Al ir parados, balanceados en esa tabla, nuestros pies deben ser el timón de hacia donde queremos ir. La fuerza y seguridad que tenemos que tener al ir logrando el objetivo sólo se logra con precisión, dirección y sin rendirse.

En el mar como en la vida, algunas veces nos toparemos olas pequeñas. Otras veces podremos irnos en unas olas gigantes y perfectas.

Hay que saber “bajarse de la ola”, cayendo ó solo aventándose al agua. Y salir sonriendo porque lo que haya durado fue divertido, fue experiencia y fue enseñanza.

Es importantísimo que la tabla siempre esté bien atada al tobillo. Es la que nos mantiene a flote. Sin la tabla (Dios, familia, fe, amistades) ni siquiera podemos surfear. La necesitamos.

Los surfos me enseñaron que no pasa nada si algo se termina ó no se da porque siempre hay otra oportunidad de mejorar.

No eran perfectos, no dieron el espectáculo pero a ellos no les importaba. Ellos vivieron sus olas, vivieron su día en el Océano Pacífico y me inspiraron para escribirles hoy.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

La Bolsa Volteada

Si alguna vez han manejado por las carreteras de Estados Unidos, sobre todo en California, saben que muchas entradas y salidas de los ‘freeways’ son curvas, casi una circumferencia.

Esta semana venía por el 163 South y me salí para agarrar el 8 East. La salida comienza muy tranquila pero luego es una vuelta medio ‘bombérica’.

Venía un poco recio porque siempre me acelero con la música de U2 (que naca, ya se).

Al subirla, sentí que volaba pero lo único que pasó fue que mi bolsa (que llevaba en el asiento del pasajero) se volteó. Abierta.

Van a decir que soy una simple que va a escribir de esta tontería pero no tienen idea lo feo que sentí ver la bolsa abierta voltearse y oír como todo se salía. Celular, monedas, maquillaje, tarjetas de presentación, chicles, llaves, todo.

Whatsinmypurse-1024x682

De verdad no me podía concentrar manejando en el freeway tan lleno a esas horas (era hora de la comida y como que todo mundo sale por un taco).

No podía pararme porque ya estaba agarrando el 805 South hacia mi casa y ni al caso con el tráfico estacionarme en la orilla.

Entonces allí voy manejando por los próximos 20 minutos con un nudo en el estómago viendo el desmadre de cosas que traía en mi asiento y piso de mi carro.

El celular quedó lejos (que aunque no lo uso manejando, es como un mal de las nuevas generaciones el saber donde está), unos pennies rodaban, mi lipstick se veía debajo de unas llaves. Todo estaba tirado y me comenzó a preocupar esta fobia que tengo que no sabía lo grave que era.

Venía respirando profundo para no perder la concentración de manejar y tranquilizarme.

Me culpaba de no haber cerrado la bolsa.

Me culpaba de no haberle puesto el brazo como lo hacían nuestros padres antes, (cuando no había cinturones de seguridad ó no nos los ponían)

Me culpaba de un descuido tonto que no trajo consecuencias y sabía que todo lo que pudiera traer estaba seguro, en mi carro.

¡Qué tontería! ¿Verdad?

Para no traumarme, me puse a comparar mi sentimiento con cosas que me pasan en la vida real.

“Dejar la bolsa abierta”…. ¿Porqué me dolía?

Lo único que se me vino a la mente es un meme que siempre veo en las redes sociales.

b6ab9e6e529ad6e424851086c163d4f6

Cierra la boca, no platiques tus planes, ni tus amores y ni tu situación económica.

Allí asocié mi trauma con la bolsa abierta.. ABIERTA.

He abierto tanto mi vida y corazón  que me han robado mucho. Me he topado con gente que son como esa entrada bombérica al freeway que me han tumbado y derrumbado.

Me han robado ideas en mi carrera que me han dolido. Platiqué planes por tonta y me madrugaron con proyectos.

Me han robado la capacidad de confiar en las personas porque me han traicionado mis mejores amigos.

Por estar abierta mi vida me han robado sonrisas y no me las han devuelto.

Por no cerrar mis pensamientos me he metido en problemas.

Por dejar abierto mi corazón, han entrado y han hecho daño, siempre, desde que era muy chica.

th (1)

Por tener abiertos mis perfiles sociales, me han criticado mucho. Si la cheve, si las clases de inglés ridículas, si todo subo (y si eres “nice” no debes subir nada), si las frases candentes,  si este blog. 😦

Por abrir mis pensamientos, me han robado la paz.

Por ser tan abierta, todos piensan que me conocen.

Por eso al voltearme pierdo cosas, se me salen cosas que debí guardar para mí.

Cuando llegué a mi casa, me estacioné y me quité el cinturón.

Despacio me puse a ver todo lo que se me había caído. Todo fui recuperando, celular, lipsticks, tarjetas de presentación, monedas.

Y en eso vi algo que me hizo sonreír.

La bolsa tiene por dentro otro compartimento con zipper. Estaba cerrado con todo lo de más valor dentro. Las cosas que no puedo perder. Esas si están en otra parte, cerradas y nunca se abren mas que cuando de verdad las necesito.

Así mero.

🙂

Tengo en mi vida tambien las cosas de valor que guardo sólo para mí.

Las que me inspiran a despertarme cada mañana y me dan la seguridad de que todo saldrá bien.

Las que me definen y me dictan que cara presentarle al mundo cada día.

Pero de todos modos me molesta que se me voltee la bolsa abierta. 😉

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

 

La Mesa y sus Invitados

Cuando uno invita a cenar a su casa, hace todo lo posible por dejar una mesa bien servida.

La combinación de colores, el pensar donde acomodar a cada invitado, el centro de mesa, las velas, la vajilla y la cristalería para los vinos y tragos limpia y brillante.

Manteles largos (ó no), con vajilla de Raynaud Duchesse ó de la Wal*mart, acomodas todo para recibir en tu casa a tus seres queridos ó conocidos, planeando que su velada sea linda.

Planeas el menú, los vinos, aperitivos, entremeses y postres. Buscas en tu selección musical qué tocar mientras están tus invitados comiendo y conviviendo.

a47b205d899c2c1f1565e21a5bb303a3

Llegan tus invitados y sonríes mientras te dicen lo bonito que está la mesa y lo rico de las botanitas.

Tu los atiendes y te gusta tenerlos en casa.

Se sientan todos y conviven.

Y en eso llega, tarde, pero llega tu invitado JUDAS.

Sabes que es Judas porque lo conoces de toda la vida. Todos lo saludan y dudas si en realidad saben quién es. Todos piensan que es tu amigo.

Es muy curiosa la vibra que sientes al estar sirviendo a tus invitados. Nadie nota esa vibra negativa más que tú y sabes que no puedes bajar la guardia.

Convives con Judas, lo sabes llevar aunque dudes de tu inteligencia con lo que dice y hace que tambien quieras levantarlo de la mesa en cualquier momento.

Pero no lo haces.

Logras que todos se la pasen bien en tu cena, en tu mesa, sin sospechar que estaba Judas en la mesa con todos.

Sé que al leer esto se te vino a la mente alguien cercano a ti. Un familiar, un conocido, un compañero de trabajo, un compadre, un amigo.

Has cenado seguido con tu Judas y lo haces bien, “sin que te robe la paz”.

La pregunta de todos cuando se enteran es “¿Porqué invitas a Judas a tu mesa?”

La respuesta a esa pregunta es muy diversa.

Hay diferentes razones por la que uno invita a su mesa a su Judas.

Es un “compromiso social”, es un “mejor llevo la fiesta en paz”, es un “prefiero tenerlo cerca que lejos”, “nunca lo veo”, “puedo con el”.

Muchas veces tu Judas es alguien cercano lo que hace que la traición duela más.

¿Traición?

Pues sí, Judas representa la traición más vil donde un “mejor amigo”, “hermano” entrega a su Mesías para ser encarcelado, juzgado y crucificado.

Pfftttt… Si eso le pasó a Jesús, ¿qué podemos hacer nosotros los mortales?

Nada. Aprender a convivir con Judas sin que nos robe la paz.

Con esa frase anterior fue con lo que me inspiré a escribir el día de hoy. Mi amiga Kora y mi amigo Gigio publicaron en sus redes sociales lo siguiente:

67369368_10156133151521493_5078129014485286912_n

Y, al igual que a ti, se me vinieron tantos nombres a la cabeza.

Esta vida está llena de personas (personas cercanas a ti) que te pueden traicionar (no de la manera que Judas lo hizo a Jesús), pero si de otras maneras.

Un JUDAS es:

Un amigo que no te defiende cuando hablan a tus espaldas….

Un compañero de trabajo que toma crédito por algo que tú hiciste…

La comadre que te critica “por tu bien”

La señora que te roba la ayuda doméstica por unos pesos más

La mala amiga que te da un mal consejo

Todo el que te dice que “no vas a poder”

El que te deja sin energía de una manera inexplicable

El que se alegra con tus derrotas y no te dice nada por tus triunfos

etc

Judas ha existido toda la vida, unos peores que otros.

La importancia es aprender a llevarlos, a no alterarlos y sobre todo que no sepan que sabes de sus intenciones traicioneras.

Tenemos que seguir conviviendo a veces con ellos, por el día a día, siempre y cuando no nos afecten psicológicamente y no nos quiten la paz.

La mesa se sirve a todos, Judas incluído.

Eso sí, no dejes que te bese.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

El Popote

Me encontraba en un Supermercado haciendo fila en la carnicería cuando pude darme cuenta que dos señores mexicanos ya grandes estaban alegando de algo que habían leído.

“Te estoy diciendo compadre, leí que los popotes sólo tienen un agujero y no dos”, decía uno mientras el compadre nomás movía la cabeza como diciendo NO.

“Compadre, no esté diciendo pend%$#@@s”, le alegaba.

Para eso yo ya había acercado mi carrito de mandado para oir mejor. (Ya se pueden dar cuenta que tipo de viejita voy a ser).

Alegaban y se enojaban y casi creo que por poco perdían su amistad.

“Mmmmta compadre. ¿Te imaginas cuántas cosas más pensamos que sabemos y estamos mal?”, le dijo ya más convencido el amigo de lo que le platicaba el compadre.

El popote tiene un solo hoyo largo y profundo. Pues sí. Matemáticamente tiene lógica pero la verdad uno se deja llevar por lo que nuestros ojos perciben. Sentimos que son dos hoyos. Uno por donde entra y otro por donde sale (sin albúr).

Pues ya lo saben. Hasta la revista de FORBES lo confirma en su artículo. El popote tiene un hoyo y no dos.

Me quedé pensando en lo que dijo el compadre.

¿Qué otras cosas creemos y estamos equivocados?

Me puse a pensar y luego a investigar sobre algunos mitos que através de la historia, por costumbre ó porque la sociedad así lo impuso se hicieron verdaderos aunque no se comprobó nunca lo contrario.

Encontré estas creencias y costumbres que son mentira (ó no se pueden comprobar):

  1. La Muralla China no se puede ver desde el espacio aunque por cientos de años se ha dicho que si.
  2. El calor del cuerpo se escapa por la cabeza
  3. Sólo tenemos 5 sentidos. (dicen que MINIMO tenemos 5, son muchos más)
  4. Si tocamos unos pajaritos recien nacidos en el nido, la mamá los abandona
  5. Si te tragas los chicles se te quedan para siempre en los intestinos
  6. El cabello y las uñas te siguen creciendo despues de que mueres
  7. El aventar una moneda de arriba del Empire State Building puede matar a alguien
  8. Los murciélagos son ciegos
  9. Nadar despues de comer te puede matar
  10. En ningún lugar de la Biblia dice que los Reyes Magos nomás eran 3 (que me digan mis amigos religiosos y teólogos)
  11. El alcohol mata neuronas
  12. Si despiertas a un sonámbulo, lo puedes matar
  13. La leche causa flemas y mocos
  14. La cafeína te deshidrata
  15. Los toros solo ven el color rojo
  16. Los sapos causan mezquinos
  17. En la Biblia se dice que Adan y Eva comieron de la fruta prohibida, pero jamas dice que era una manzana
  18. Las muertes de los famosos vienen de 3 en 3.
  19. Al dormir te tragas 8 arañas en un año.
  20. La luna llena afecta nuestro comportamiento
  21. Los rayos nunca caen en el mismo lugar dos veces
  22. Los antibióticos matan el virus
  23. El azúcar causa hiperactividad
  24. Usar mucho el celular causa tumores cerebrales
  25. La masturbación causa ceguera. jajaja.

Ya, creo que con estos 25 mitos tenemos para alegar ó investigar si son ó no ciertos.

Todas estas creencias las encuentran en el internet junto con otro montón más.

Qué curiosos somos los seres humanos. Pasamos toda la vida creyendo algo porque “eso dice la gente” y nunca nos tomamos el tiempo de cuestionarlo ó de verlo desde otra perspectiva.

Es mucho más fácil creer algo porque todos los demás lo creen.

  • Walt Disney está congelado
  • A Richard Gere le tuvieron que extraer un roedor de una parte muy íntima de su cuerpo.
  • Estados Unidos fueron los primeros en la luna
  • Cristobal Colón nunca tuvo a La Niña, la Pinta y la Santa María
  • Van Gogh se cortó su propia oreja
  • Thanksgiving
  • Juan Gabriel sigue vivo

Creencias que si se cuentan y cuentan y cuentan se convierten en verdad.

Yo tambien puedo decirles algunas cosas que he descubierto que NO son reales:

  • Los errores que cometen los hijos son culpa de los padres
  • Una mujer divorciada es una mala mujer
  • Es fácil perdonar una traición
  • El tarot
  • El futuro
  • Lo que ves en el espejo
  • Instagram y Facebook
  • Los cuerpos de las Kardashians

El mundo va a ser dominado por todo aquel que todavía sepa distinguir lo real con lo que no es.

Los mejores seres humanos van a ser los que no juzguen ni critiquen a los demás, simple y sencillamente porque son diferentes.

El mundo pertenece a aquel que entiende que un popote tiene solo un hoyo profundo pero tiene empatía con el que ve dos.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

 

Dos Años

Hace dos años ya.

DOS AÑOS.

Todavía recuerdo lo que sentía cuando empacaba una vida entera en unas cuantas cajas que había comprado en LOWES.

Me acuerdo andar como aturdida, como esa sensación que da cuando se te tapan los oídos en las alturas. Escuchaba todo pero no entendía nada.

Con el dolor de perder a mis mejores amigos que no supieron estar conmigo cuando más los necesité y ese sentimiento tan feo de despedirme de la familia que en un total de 18 años fui adoptando y amando. Esos amigos que fueron más que amistad y se conviertieron en verdaderos lazos.

Ese momento de libertad tan llena de peso y miedo.

Empaqué mis mejores recuerdos y dejé en Texas todo lo que me hizo llorar un día. Sin rencor, sin malos pensamientos y decidida llegué a San Diego.

san diego at night

La ciudad que desde que era muy chiquita pensaba “un día viviré aquí”.

San Diego.

Hace dos años me decían muchos “no te va a alcanzar”, “tan caro que es”, “mejor vete a otra ciudad”, como si me fueran a mantener opinaban como tratando de convencerme que no debía estar en San Diego.

Hace dos años llegué, exactamente el 17 de julio del 2017.

Llena de miedo, de incertidumbre, con la cabeza llena de sentimientos encontrados de tanta gente que me decía que me equivocaba y opinaba sin que les hubiera yo pedido consejos.

Hace dos años me dieron la llave de mi departamento que había rentado por internet, a ciegas, sin ver como era y con la tranquilidad que donde fuera que estuviera estaríamos bien.

Desempacaba pocas cosas en mi nueva casa que hasta la fecha se siente como un resort en el cual estoy de vacaciones a pesar de que pago la luz, renta, cable, agua todos los meses.

En estos dos años he desempacado poco a poco a la Gina Dewar que ha quedado atrapada en los escombros del tiempo, la presión del autoestima y la exigencia propia de ser mejor cada día.

Creció en este tiempo mi obsesión por la mujer maravilla, no porque me sienta la Wonder Woman, pero me recuerda que cada quien es su propio héroe.

En estos dos años me siento cada día más libre, más ligera (aunque la cheve artesanal y tanta comida rica me hagan pesada, jeje) y por primera vez puedo decir que no tengo miedo.

No tengo miedo.

No tengo plan, ni nada es seguro pero ya no tengo miedo.

En estos dos años he aprendido el valor del dinero y como hacerlo rendir.

Cliente frecuente de las “thrift shops” y doñita de cupones manejo y domino los supermecados.

Experta en saber donde hay “happy hour” de comidas y bebidas en todos los barrios de San Diego me han permitido vivir al máximo la experiencia en esta ciudad que es cara por ser turística.

No tengo plan y aún sigo cayendo en ese clavado que me aventé.

Pero ya no me da miedo.

Mis hijos comienzan a volar y van lejos. Van llenos de oportunidades y sueños por cumplir, apoyados por tantas cosas que la ciudad y el estado (California) les ofrece.

Yo tengo desarrollando en estos dos años muchos proyectos. Y ¿saben qué? Los estoy cumpliendo poco a poco. Ahi la llevo.

Antes me detenía el miedo.

En estos dos años he llorado, reído, disfrutado, descubierto, convivido, aprendido, me he desesperado, me he deprimido, he caído y me he levantado.

No sé cuánto dure en esta ciudad. No se qué hay para mí en mi futuro. Quizá muera aquí, quizá en un tiempo me vaya a otro lugar a buscar nuevas aventuras. Estoy en manos de Dios y Su plan.

Pero ya no me da miedo.

Hace dos años muchas cosas que creía imposibles me han pasado y he logrado.

Aprendí en el camino que visualizar lo que uno quiere es la clave de lograrlo.

Dos años ya.

“Como has cambiado”, me dijeron… y hasta la fecha creo que ha sido el mejor cumplido que he recibido.

GRACIAS POR SEGUIR LEYENDOME CADA SEMANA..

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

50458280_10156262066573337_3705578039300587520_n

 

Palíndromo

 

Palíndromo, una de mis palabras favoritas, viene del griego “palin dromein” significa “volver hacia atrás”.

En la lengua española (bueno, en todos los idiomas), un palíndromo es una palabra ó frase que dice lo mismo si lo lees al derecho ó al revés.

Entiendo que las palabras sean palíndromos por casualidad, pero ¿quién tendría el ingenio de pensar en frases enteras que dicen lo mismo al derecho que al revés?

Les daré ejemplos de palabras y frases (que la verdad las tomé de #Wikipedia):

PALABRAS PALIDROMAS

  1. Reconocer
  2. Allá
  3. Ama
  4. Ana
  5. Erre
  6. Nadan
  7. Oro
  8. Rotomotor
  9. Sobreverbos
  10. Sometemos
  11. Malayalam
  12. Seres
  13. Somos
  14. Sus
  15. Rayar

FRASES PALíNDROMAS

  1. Alí tomo tila.
  2. Ana la galana.
  3. Anita lava la tina.
  4. Anula la luz azul a la luna.
  5. Ella te dará detalle
  6. La ruta nos aportó otro paso natural.
  7. A ti no, bonita
  8. Yo dono rosas, oro no doy.
  9. Sometamos o matemos.
  10. Oír a Darío.
  11. Dábale arroz a la zorra el abad.
  12. Eva usaba rímel y miraba suave.
  13. Isaac no ronca así.
  14. Le avisará Sara si va él.
  15. Yo hago yoga hoy.
Y aún más complicado, poemas enteros como:

Adivina ya te opina, ya ni miles origina, ya ni cetro me domina, ya ni monarcas, a repaso ni mulato carreta, acaso nicotina, ya ni cita vecino, anima cocina, pedazo gallina, cedazo terso nos retoza de canilla goza, de pánico camina, ónice vaticina, ya ni tocino saca, a terracota luminosa pera, sacra nómina y ánimo de mortecina, ya ni giros elimina, ya ni poeta, ya ni vida

.
Increíble, ¿a poco no?
(Me gustan las letras y cómo se puede jugar con ellas. Letras que si acomodamos de cierta manera dan un mensaje claro, descubren un secreto, seducen a un lector ó simplemente componen poesía)
Me siento maestra de Español.
Me gusta este tema para combinarlo un poco con lo que he leído como tendencia en las redes sociales.
.
La Sirenita nueva.. que ha dejado de ser blanca para ser protagonizada por una hermosa morena.
Esto ha servido para demostrar quién es racista y quién no. Miles de gente, latinos y de todos lados, morenos y blancos, son los más traumados con la noticia. Ha sido una noticia devastadora para la mayoría, ya adultos, de que la Little Mermaid será protagonizada por Halle Bailey.
Halle Bailey
La Nueva Sirenita
¡Por favor!
Vamos a defender un poco esta decisión de Disney.
*
a) Creo que es de los problemas más nulos que tiene el mundo ahorita. NO ES PROBLEMA, pero pues ahora todo lo que hace uno es un trauma mundial.
*
b) Los inconformes dicen que al rato van a hacer la película de COCO con un nórdico ó ELSA de Frozen con una latina. No se confundan, la sirenita es un personaje de la mitología. No existe. Pueden ser como sea y no hay nada físico con qué compararla. La historia no cambia si la raza de la sirena sí. En cambio COCO pues tiene que tener los rasgos mexicanos tan peculiares y ELSA de FROZEN deben tener el aspecto anglosajón y nórdico de los países europeos norteños (donde en esa época no había mexicanos).
*
c) La historia de la Sirenita de Hans Christian Anderesen es mega triste. Si ya la leyeron me van a dar la razón. El sufrimiento de Ariel, el dolor de perder su voz, el miedo a un padre autoritario y nada de canciones alegres interpretadas por langostas con guitarra. La Sirenita ya desde 1989 no era la original, pero nadie dijo nada. (Necesitan leer antes de criticar)
*
d) La nueva película de Disney no es una caricatura, es con actores y actrices reales. ¿Pueden imaginar que siente la niña Halle Bailey al leer todo lo negativo que dicen de esto? De verdad, pónganse un poco en su lugar. Ella con su voz maravillosa (de las más hermosas de hoy en día) y su físico tan impecable logra ganarse el protagónico. ¡Qué padre! ¿Verdad? Y en eso todas las redes sociales al borde de la locura con el rechazo… ¿Lo peor del caso? Fueron los adultos los que renegaban.. Yo se que los niños de hoy en día ni cuenta se darían y les iba a encantar de cualquier color.
*
e) En el 2020 millones de niñas morenas verán reflejadas sus caras en una princesa marítima. Verán que hermosas son, se harán fuertes y su autoestima se va a elevar. 
*
*
*
Para mí, la Sirenita es un palíndromo. La veas al derecho, al revés, la veas en caricatura con la animación pelirroja ó con personajes reales con una sirena morena, al final DICEN LO MISMO, la historia de una fantasía en la que una sirena (del color que sea) sacrifica todo por amor, aún en contra de su familia y venciendo toda adversidad. Lo más importante que debemos recordar es que la voz no tiene color.
*
*
*
Como opinión final, quiero pedirle a DISNEY que se ponga las pilas y comience a producir historias originales. Ya estuvo bueno de tanto refrito que lo único que hace es que el público pueda comparar y reclamar lo que no les gusta. Busquen autores originales, usen esa  imaginación mágica de Disney para lograr darnos historias nuevas, frescas y positivas. Ya no queremos películas PALINDROMAS donde es “la misma gata pero revolcada”. 
*
*
NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂