Caminar…

Tengo ocho semanas que comencé a caminar. Así, nomás porque sí, comencé.

Soy FORREST GUMP ?   Noo.. jajaja!.. Pero igualito que el, así me levanté un día y dije: “voy a comenzar a caminar por las mañanas”.

El primer día, no sabía para donde arrancar. ¿Cuánto tiempo? ¿Distancia? ¿Velocidad?

Así que decidí irme por las cuadras detrás de mi casa. Y arranqué.

Al principio, como que me dolían poquito las piernas. Caminar en el cemento es un impacto a mis rodillas que la verdad no me esperaba. Pero eso no me detuvo.

Caminé solo media hora, viendo por donde sería el mejor camino, menos obstáculos, etc. Iba pajareando, ya medio cansada, cuando me pegué el susto de la vida con un perro que me ladraba y brincaba asomándose de una barda… Me reí porque si logró sacarme un buen susto! Pero dije “ni cuando se brinque la barda”…

Obviamente, como era de esperarse, el perro logró brincar la barda. Mi reacción?  C O R R E R!!!! Como hace mucho que no lo hacía! Con todas mis fuerzas, corriendo por mi vida!!

Corrí y corrí (ha de haber sido 4 segundos pero a mi se me hizo eterno!) y el perro seguía atrás de mi, ladrando. Podía oir que el dueño todo asustado le gritaba su nombre (ha de haber pensado el pobre que lo demandaría) pero el perro no se detenía!!!

Imaginense mi cara, o sea, el primer día que me decidí hacer algo de ejercicio y me toca correr por mi vida. Pues si, yo ya no podía mas y dije “ni modo, ya me tocaba”.

Me cubrí la cara con mis brazos y disminuí la velocidad y me hice ‘bolita’… El perro me alcanzó y me olfateó. Sólo queria jugar!

Esta caminata se ha convertido en mi hora de meditación. El clima está cambiando, cada vez es mas frio el aire que respiro. Ya no me canso tanto, estoy dominando la distancia y tal vez sea tiempo de incrementar la velocidad o el tiempo.

No se imaginan lo bueno que es para mi estos minutos. Siento que respiro, que estoy haciendo algo por mi cuerpo y mi salud.

Lo que mas risa me da es la manera en la que me decidí empezar a hacerlo.

Obviamente tiene mucho que ver que tengo tiempo para hacerlo, pero igual y pude no haber hecho nada.

Asi soy yo. De repente, de la nada, tomo las decisiones de comenzar ó terminar algo.

Porque les platico esto? Porque mi anecdota de la caminada se aplica a todo!

Hace poco lei un status de un amigo en Facebook que decia :

“Sí realmente te interesa encontrarás la manera, si no, solamente encontrarás una excusa.”

Es tan cierto esto. ¿Cuántas cosas quisieras hacer pero no las haces? Encuentras la manera de buscar esas excusas que te “liberan”y hacen que no te sientas tan mal por no tratar.

A veces uno tiene que ser como Forrest Gump y nomas hacerlo, sin excusas ni pretextos…

No estoy hablando solo de hacer ejercicio como en mi caso, sino en toda actividad de nuestra vida que urge de un cambio o de una terminacion definitiva.

En tu trabajo: pedir un aumento de sueldo, aplicar para una posicion alta, decidirte a renunciar… ¿Que realmente quieres y porque no lo haces?

¿Miedos? Siii!, ya ven que mi primer dia me correteo un perro! Pero nunca vamos a saber que mas hay en nuestro destino sino nos damos la oportunidad de que sucedan.

En tu relacion personal: defenderte si tu pareja es abusiva; ir a terapias en pareja; perdonarse; dejarse…. Que miedo deshacer una union sentimental, ¿verdad?  Las excusas son: Mejor me aguanto; no puedo sola; mis hijos no tienen la culpa; jure que seria para toda la vida; necesito a mi pareja, etc. Pero, ¿y si los dos son infelices?

Ir al medico: no me duele tanto; solo me siento mal a veces; no tengo dinero; es stress; nunca me enfermo… ¿Porque somos tan decidiosos a la hora de cuidar nuestra salud?

Tantas cosas que dejamos de hacer! Organizar nuestra vida, nuestros pensamientos… Alejar los malos habitos, los malos sentimientos, las malas vibras…

Las excusas:

  • Luego lo hago
  • Estoy muy cansada
  • No pasa nada
  • Me da miedo
  • Que flojera
  • No tengo tiempo
  • De nada sirve
  • No puedo
  • No debo
  • Me va a salir peor

Salgan, levántense, y háganlo!

¿Va a estar difícil? Lo mas probable.

¿Vale la pena? Siempre vale la pena tratar.

Créanme, cuando menos piensas, la vida te da unas sorpresas que te sacuden. No perdamos el tiempo, disfrutémoslo… Es tan veloz.

Nos vemos el proximo MIERCOLES.