Me saca el tapón…

Veníamos rumbo a Mexicali por la carretera I-8 west mi familia y yo. Estaba aburrida del camino. Me choca ver la carretera sin fin que ya me se de memoria porque tengo mas de 10 años yendo y viniendo por ella.

Sé exactamente donde quedan todos los baños limpios, los restaurants ricos, las gasolineras baratas, las llanteras, las paradas de emergencia.

Todo el camino estaba muy nublado. Temía que lloviera pues veníamos en el pick-up y las maletas venian atras sin taparse. Que flojera que se mojara todo.

El día estaba precioso, triste y melancólico. Sin embargo, no podía de la emoción y felicidad. En unas horas vería a mi familia que extraño tanto día con día. Ultimamente, los extraño mas que nunca. No se si sea porque estoy mas vieja, o mas cansada ó simplemente nunca se me ha quitado lo chipilona.

“Necesito hacer pipí”, le digo a Jose Luis, que venía callado manejando.

Sin pensarlo, llegamos a la siguiente bajada que era un lugar cerca de Dragoon, AZ. Aqui se exhibe “THE THING”. Me creerán que tengo mas de 10 años pasando por esta carretera y nunca he pagado ese $1 con el que te dan el acceso a ver “LA COSA”. Los que nunca hemos ido tenemos pensado que tal vez sea una víbora de cascabel gigante, algún animal de 2 cabezas, la cabra con 5 patas (y cualquier cosa que hemos visto en las atracciones de ferias mexicanas, jejeje).

En realidad, dicen que este lugar es propiedad de un texano y que THE THING es un museo donde hay algunas antiguedades y exhibiciones tipo de cera. La atracción principal es una momia (falsa, hecha de papel maché) y la tienen en un vidrio.

Me meti a GOOGLE y hay hasta videos del recorrido. Super chafa! Una duda menos en mi vida. 🙂

Bueno, el caso es que venía saliendo del baño y me habían encargado mis hijos y esposo algo que tomar. Iba caminando por la tiendita cuando veo a un niño de unos 8 años, abrazado a la maquinita de juegos THE CLAW, esa maquinita que le metes un dólar y mueves un gancho para agarrar un mono de peluche.

Tenía la cara desesperada, casi al punto de llorar. Obviamente me llamó la atención y le dije (en inglés): “Pues ¿qué te pasa?”

El niño me volteó a ver y me muestra un dólar semi-arrugado y me dice “Tengo mucho rato aqui tratando de jugar y la máquina no me acepta mi dólar. Me lo regresa y me lo regresa y me lo regresa y me lo regresa”.

Pobre chamaco!! Era YO en versión ‘niño desesperado’. Me ha pasado muchas veces como al cochito de CHICKEN LITTLE, que necesita urgentemente el refresco de la máquina (vending machine) y el dólar no es aceptado jamas.

De verdad sentí lo mismo que el niño y le dije “A ver, dame el dólar. Yo te ayudo”. Planché con mis manos el billete y lo introduje tal cual el dibujito para que no fuera rechazado. Entró de volada y ya cuando pensaba que lo había logrado, pácatelas! se regresa!

Intenté varias veces y el niño ya estaba casi llorando. “It’s impossible”, me dice, ya con las manitas metidas en su pantalón.

“Claro que no! Toma”. Le entregué un dólar nuevecito que traía en mi cartera. Finalmente el niño tuvo exito. Pudo jugar a la maquinita. No ganó, ya que es casi imposible mover ese gancho y pescar el juguete. Pero la sonrisa del niño cuando por fin pudo meter el dolar fue realmente increible!

Ya en el carro, me inspiré para escribirles como hay pequeñas cosas en la vida que de verdad TE SACAN EL TAPON! Te sacan de tus casillas, te desesperan, te ‘aguitan’, te hacen enojar y sin embargo son tonterías!

Por ejemplo:

  • Cuando pides comida en el McDonald’s por el carro y llegas a tu casa y NO te dieron ni ketchup, ni servilletas, ni popotes, ni lo mas importante cuando pides Chicken McNuggets: la salsa de barbecue. Grrr!
  • Cuando no encuentras donde comienza la cinta adhesiva. ¿Les ha pasado? Buscas y buscas donde comienza la cinta en el rollo y no la encuentras! Qué desesperación!
  • El semáforo que dura un segundo para dar vuelta. Ese semáforo que “parpadea” la flecha verde y si la viste, alcanzaste a pasar, pero si te distrajiste por regañar a tus hijos, cambiarle al radio ó estornudar, valiste. 😦
  • Los calcetines que se pierden en la secadora. Se evaporan, desaparecen, se los lleva un ratón.. ¿Qué pasa con ellos? Mi amiga Alexandra Uro una vez escribió todo un blog acerca de esto, jajajaja!!
  • Cuando compras todas las cosas padres para darles a tus hijos en las loncheras cosas bien ricas como: mozzarelas individuales, granolitas, juguitos, yoghurts.. y que llegue la señora que te ayuda y SE COMA TODO. Este tema es digno de un blog separado porque tengo muchas cosas que decir. Si, son el MAL NECESARIO.
  • Que las mujeres sueñen con Christian Grey. (tambien merece un blog)
  • Que te suene el celular y no lo encuentras en tu bolsa. Suena y suena y no lo encuentras! Por fin deja de sonar. Tendrás que ver quien era, volverle a marcar y explicarle el porque no contestaste.
  • Mi pelo chamuscado todavía desde Mayo. Nomas no quiere agarrar la onda. Ya me estoy tomando unas vitaminas para el cabello, pero creo que traigo pelos donde antes no tenia.. :S
  • Cuando te dicen “olvídalo”, haciendote sentir una mensa que no lo podrá comprender.
  • La gente que se quiere aprovechar de ti porque eres buena gente..
  • Entre otras cosas…..

Pero hubo algo que me sacó el tapón en el juego de beis de mis sobrinos: EL UMPIRE.

Hay personas que no pueden manejar tener por un espacio de 2 horas la responsabilidad de ser la ley, la última palabra.

No critico su manera de ser umpire, ya que es buena.

Critico su personalidad grosera y merecedora. Corrió de una manera fea y corriente a uno de los papás que estaban en las gradas. Creo que le gritó BURRO. (En Camargo Chihuahua en el beisbol, le gritan al UMPIRE “Umpire, salúdame a la burra que te parió!”) Y nadie se queja. (Yo me ataco de la risa de las ocurrencias de la gente).

Lo que si no le puedo perdonar a esta persona, es que nomas tenía oportunidad, le daba ‘nalgaditas’ a la única niña del equipo.

No se si ya estoy muy agringada, ó es porque trabajé en una escuela con chiquitos y me entrenaron para saber lo que podía y no hacer con los niños, ó que soy mamá de una niña… PERO, no creo prudente ni decente tocar a los niños. Ni por ser deportistas ni nada. El UMPIRE no tiene nada que hacer dandole nalgaditas a una niña de 6 años.

Me desahogo por este medio, sin hacer escándalo. Los padres de la niña saben lo que hacen. Pero creanme, si fuera mi hija la que es “nalgueada” por un UMPIRE, otra cosa estuviera escribiendo.

Alertas padres de familia!! Nadie debe llevarse asi con sus niños. Ni el COACH, ni el MAESTRO BUENA ONDA, ni LA MAESTRA LINDA, ni el PADRE DE LA MISA, etc…

Solo eso….  eso SI ME SACO EL TAPON.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

2 thoughts on “Me saca el tapón…

  1. Ya te extrañaba, no me había dado el tiempo, para apapacharme con tu blog.
    Era cómo estar a dieta, deseando comer aquello tan delicioso y por decisión propia, no hacerlo. Pero todo se lo atribuyó al tiempo.
    Felicidades como siempre.
    Luma.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s