El Clavado del Pelícano

El título de este blog parece de un buen libro, ¿A poco no?

Se me ocurrió un día de la semana pasada en la que me encontraba sentadita en la playa. Nadie fue conmigo. Estabamos sólo el Océano Pacífico y yo.

Iba en ropa normal, o sea, no con traje de baño, con mi sudadera amarrada en mi cintura por si me daba frío. Eran cerca de las 7pm y el cielo estaba de todos colores por el atardecer.

Tenía un nudo en la garganta. Inexplicablemente tenía unas ganas de llorar. Que ridícula, ya se! 

pelicanmeditation

No se si era lo nublado del día o que se acercaba el fin de las vacaciones.

Tal vez tuve un momento a solas conmigo misma y eso me hizo ‘tocar fondo’ un segundo.

Como cada año, para mi estar frente al mar me hace reflexionar y ver las maravillas de Dios de cerca. Creo que el Océano es una de sus mas grandes creaciones.

Reflexioné acerca de todo lo que me pasó el año pasado. Chistosamente mi “NEW YEAR” comienza en Julio. Así siento siempre.

Tuve un momento de “auto-juzgar” mis debilidades pero tambien pude percatarme que cada vez me importa menos ‘quedar bien’ con los demas.

Estoy cansada.

Si antes me llamaban “egoísta” ó “egocentrista”, ahora que estoy mas ‘relajada’ a ver como me etiquetan. 

Hace unos meses estaba platicando con una amiga. Le hablaba de los logros de mi familia, amigos, compañeros de trabajo, etc. y en eso me preguntó “¿Y la Gina dónde quedó?”.

No dije nada. Pero esa pregunta la traigo circulando en mi cabeza y la ‘neta’ no tengo respuesta.

Todo esto se me venía a la mente mientras veía el mar. A lo lejos se divisaban los delfines que nadaban de Norte a Sur. 3 de ellos jugueteando con las olas mientras los seguían en el cielo un par de gaviotas.

El sonido del mar me arrullaba y el viento ya mas frío pegaba en mi cara y susurraba en mis oídos.

En eso, de la nada, me llama la atención un pelícano. 

pelicano1

Tenía rato pasando y pasando frente a mi pero no lo pelaba. Estaba muy engranada con mi ‘meditación anual’.

Lo observaba. Estaba muy grande! Color café, no el típico blanco con pico naranja.

Volaba muy bajo, como si quisiera que las olas tocaran su panza.

De izquierda a derecha. De derecha a izquierda.

No entendía lo que hacía.

En eso, se va volando hacia arriba. Alto alto alto volaba el pelícano, que parecía batallar para elevarse. 

Se para de repente en pleno aire, gira y se clava a una velocidad increible al mar.

pelicano

Clavado perfecto, de 10 si fueran las Olimpiadas.

Sacó poca agua.

pelican4

Tardaba en salir y me preguntaba si no sería un ‘suicidio’. 😛

En eso sale, con el pico lleno de lo que imagino eran pescados. Se queda flotando como si fuera pato en el mar. 

Relajado el pelícano, masticando su caza y meciéndose con el movimiento de las olas.

Me entretuve viéndolo.

Se le veía una paz y un gesto de satisfacción al pájaro.

No cabe duda que la naturaleza es perfecta y las lecciones de vida provienen de ella.

Me identifiqué con este pelícano por muchas razones.

Ahorita estoy como ese pelícano, volando de lado a lado.

Traigo mil planes en mi cabeza, tengo mil responsabilidades y compromisos. Familiares, de amistades, de trabajo. 

A veces me entra el nervio de que el tiempo no me alcance.

Estoy volando de lado a lado, pero a diferencia del pelícano, yo me aviento clavados a cada rato. 

Me aviento sin estar segura de que efectivamente está ‘la caza’ donde me clavo.

Y cuando me clavo y se ‘mojan mis plumas’, tengo que esperar a que se sequen para poder volver a volar.

Tengo mucho que aprender de este pelícano.

El se aventó en el momento preciso, sin desesperarse. 

Estuvo ‘cazando’ el momento hasta que lo encontró.

El no se aventó a lo menso (como lo hago yo en muchas ocasiones).

Este animalito de la naturaleza tiene el don de la paciencia.

Y eso me hace dudar si la PACIENCIA se adquiere ó es un INSTINTO NATURAL.

Quiero aprender a clavarme como el pelícano cuando tengo situaciones difíciles que resolver.

Quiero aventarme y atinarle para poder flotar cómodamente y disfrutar el éxito de mi decisión, proyecto, solución.

Siempre he sido muy CLAVADA en todo. En la escuela, en mi familia, en el trabajo, en el pensar todo. Es muy cansado.

Creo que es hora de escoger el CLAVADO preciso y atinarle a la primera, para evitar el agotamiento.

SALUDOS DESDE CALIFORNIA! 🙂

Les comparto este video de YOUTUBE, en donde mas o menos pueden ver lo que vi en ROSARITO.. el CLAVADO de un PELICANO. 🙂 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s