1, 2,3 por mi !!!

“1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 11, 12, 13, 14… allá voy!”

Mi sobrino SergioMiguel de 3 añitos contaba tapándose los ojos mientras todo el montón de primitos se escondían por todos lados. Me entretuve observándolos como jugaban y se divertían! Se veían las cabecitas que se asomaban desde los arbustos, detrás de jarrones gigantes, a ladito de las bardas, entre los jardines paradisiacos de aquí en LA PALOMA de Rosarito.

No faltaron las risitas de nervios porque el ‘buscador’se acercaba a donde estaban. Y luego el flujo de adrenalina cuando eran descubiertos y tenían que arrancar a gritar el “1, 2, 3 por mi y todos mis amigos”! Es de los juegos mas padres que existen sin la necesidad de un PLAYSTATION, Wii ó XBOX. Eso si he disfrutado! Ver que mis hijos se olvidan de la tecnología.

1, 2, 3 por mi y por toda mi familia !

Nuestra rutina estos días ha sido básicamente levantarnos, después de desayunar nos vamos a la playa TODO el día (unas 4 horas) y después a la alberca. Regresamos a la casa, nos bañamos y nos vamos a dar la vuelta por Rosarito. Muy padre la verdad. Pero me he fijado que estando en la playa ó en la alberca, me la vivo contando. 1, 2, 3, 4… etc.

Inconscientemente, me pongo a contar. Se han de preguntar que si que cuento. Verdad? Cuento niños! No lo hacía desde que era maestra en Pre-Kinder. Contaba siempre para que no me faltara ninguno.

Pues así me la llevo ahora que estamos de vacaciones rodeados de tanta agua. Y no soy la única! Me he dado cuenta que mis amigas están contando mientras estamos en la playa.

“Me falta una niña!”, grita de repente la Bonnie.

“Acá está!” contesta la Roxy.

Todas las mamás estamos sentadas en el chisme, pero sin quitar la vista del mar y de los niños. Es como hacer un inventario cada 10 minutos.

Una de las tardes nos fuimos a saludar a mi prima Vero que rentó casa un poco mas retirado de donde estamos. Llegamos y había tanta gente ! Niños por todos lados ! Disfrutamos la tarde viendo el mar y saludando a la familia aguuusto. Se llegaba la hora de irnos y otra vez, a contar niños, corretearlos para subirlos al carro. De repente oigo que mi hermana pregunta “Y la Olivia?” (Olivia es mi sobrina de 1 año y medio).

NO estaba!

Mi corazón de verdad lo sentía en los oídos. La cara de mi cuñado Sergio me angustiaba. La voz de mi mamá gritando el nombre de Olivia me hacía temblar.

La verdad pensaba que mi mamá se nos volvería a infartar del susto. Mi primer instinto fue correr al mar a buscarla!

Se pueden imaginar que pensaba? Llegué a la arena. Estaba un poco aluzada por unas lámparas de bajo kilowatt. Se oyían las gigantescas olas pero no se veían porque ya estaba muy obscuro. Estaba tan fría la noche! O tal vez eran mis nervios de punta. Me encontré al guardia de las casas y le pregunté por mi sobrina. “No señorita, no ha bajado nadie por aquí”.

Me tranquilicé y regresé a donde estaban todos buscándola.

“Mamá, la alberca!”. Fue mi segunda reacción. Obviamente estaban los guardias en la alberca y la niña tampoco estaba allí. Tal vez había exagerado en buscarla en el mar ó alberca. Pero creo que fue como descartar lo peor.

“Aquí está!”, anunciaba mi hermana. Venía la Baby O muy campante con una bolsita de galletitas de queso de la casa de enseguida. Tenemos la teoría que se fue siguiendo a una niña y no nos dimos cuenta. Mi mama no traía buena cara. Había sido mucho el susto!

En silencio íbamos de regreso, todos suspirando alegría y alivio. Creo que solo fueron unos minutitos. Pero que LAAAARGOS se me hicieron! Despues de ese incidente, cuento mas que nunca. En la alberca cuento cabecitas todo el rato! En el mar ni se diga.

 El martes estuvimos todo el día en la playa porque el día estuvo precioso. Nos platicaron de una tragedia que ocurrió el sábado pasado aquí mismo en las Playas de Rosarito.

Un muchacho de 16 años surfeando en “boogie board”se ahogó. Toda su familia estaba en la playa conviviendo. El con sus amigos y los papás sentados en la orilla viéndolos. Tal vez hasta CONTANDOLOS a todos! Pero en uno de los recuentos, faltaba uno. El ‘boogie board’ llegó solo a la playa. No había rastros del joven de 16 años. Parecía como si el mar se lo hubiera tragado. El cuerpo nunca apareció.

Cuentan que la madre del joven se tiraba en la arena suplicando que el mar se lo devolviera. Solo con imaginar la escena me dan ganas de soltarme llorando. Se imaginan? Quizá en el fondo suplicaba que el joven llegara caminado por la arena sano y salvo. La policía y la familia acampó toda la noche frente al mar esperando el cuerpo. El cuerpo nunca llegó.

 Al menos hasta este martes, no se sabía nada.

 Me hizo reflexionar tanto esto. No hay edad suficiente para la fuerza del mar. No por saber nadar estas a salvo!

 Tal vez por eso admiro tanto el Océano Pacífico. Por hermoso, misterioso, poderoso y peligroso.

 A todos los que andamos de vacaciones, CUENTEN mucho. A cada rato. Tengan la edad que tengan sus hijos. CUENTENLOS y asegúrense que están bien. Es la única manera de disfrutar las vacaciones al máximo.

Un abrazo desde ROSARITO, B.C. MEXICO.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

5 thoughts on “1, 2,3 por mi !!!

  1. Hola Gina, como siempre leyendo tu blog… fijate que en Ensenada la semana antepasada le pregunte al equipo de rescate de bomberos porque hacian que la gente se recorriera a cada rato, ni siquiera estaba hondo, solo que se movieran y me dijeron que habia unos como circulos que era agua de distintas corrientes que jalaban a la gente y se la llevaban a lo profundo, la explicacion fue muy larga, pero era algo asi… me pregunto si eso fue lo que le paso al muchacho que comentas, que triste!!!!
    Y si, efectivamente, como tu, me la pase contando por 2 semanas en Ensenada… Un abrazo!!!

  2. Como siempre me gusto tu blog Gina, ayer no pude leerlo, pero hoy lo busque para ver de que se iba tratar… Buenos tips y que suave que se estan diviertiendo mucho.. saluditos a Mitch y a tu mama… tambien

  3. ami familia y ami nos paso pero en Ensenada B.C
    mi tio y sus 3 hijas,estaban muy adentro dl mar,mi tia,mi nina,ni nana estaban sentadas en la arena platicando, mi hija y yo estabamos en la orilla en una de esas 2 de las hijas de mi tio se salieron,yo saque ami hija y me meti al mar hasta donde estaba mi tio,las olas estan muy fuertes,una de las olas tunbo ami tio y solto ami prima de 4 años el agua la tapo,se le solto de la mano ami tio pero alcanzo a agarrarla de la blusa x un segundo pensamos qe el mar se la llevaria.Salimos luego,luego aunqe mi prima estaba bien tambien quedo asustada,el mar esta bien peligroso tengan cuidado

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s