Home » Uncategorized » Texas Giant, la montaña rusa…

Texas Giant, la montaña rusa…

Era mediados de Junio del año pasado (2012). Fuimos a la ciudad de Dallas, TX a una reunión de negocios (nuestro cliente principal está allá).

La verdad el del negocio es mi esposo. Mis hijos y yo nos colamos al viaje para pasearnos por la hermosa ciudad de los Cowboys.

Obviamente, no era temporada de NFL (futbol americano), así que decidí llevar a los niños al parque de atracciones SIX FLAGS en Arlington, TX .

Hacía calor desde temprano. Fuimos de los primeros en entrar.

Y si, tristemente TODOS estos parques son copias casi idénticas. (Ultimamente me choca la uniformidad de las cosas, pero eso será otro tema).

Nos dieron el mapa del parque y pues ibamos decididos a subirnos a todo! SIX FLAGS es famoso por sus escalofriantes ‘roller coasters’.

A mi en lo personal me FASCINAN. Desde chiquita, en cuanto pasaba la altura requerida, mis papás me subían a toda montaña rusa que se me atravesaba.

Mi hermana igual. Mis padres amaban subirse a todos esos juegos y por consecuencia crecimos como que era algo normal y divertido.

Lo mismo quiero hacer con mis hijos, pero mi esposo difiere totalmente en esta tradición. No le gustan y pues se le respeta.

Asi que ese día en Dallas, decidí que nos subiríamos a todo y que ellos mismos vencieran el temor heredado.

Vi el mapa y la foto de este ‘roller coaster’ se veía normal. Tranquilón. Era el TEXAS GIANT ROLLER COASTER.

texas giant

Yo no lo conocía pero les dije a mis hijos, “a este primero porque es igual a uno de Magic Mountain en California. No está de miedo, les va a gustar”.

No había casi nada de fila y yo iba super confiada de que era un roller coaster relajado.

Ibamos los 3.

Nerviosos de subirnos al Texas Giant

Nerviosos de subirnos al Texas Giant

Luisa Fernanda me volteaba a ver nerviosona. El Coco disimuladamente veía pasar el tren a toda velocidad por los rieles de madera.

“No pasa nada mi niña, este es suavecito, por eso nos vamos a subir primero”.

Al momento en que llega nuestro turno, mis dos hijos van juntos en el carrito de enfrente. Yo iba atras sola. (La verdad no quise que se sentara un señor que quería irse conmigo, jajajajaja.. Sorry, soy muy sangrona).

Al momento de sentarme, queda uno como que con las pompis ‘flotando’ y solo te amarra un triste cinto por enfrente. No hay barra para poner tus dos manos. Tienes que sujetarte de una bola tipo ‘montura’ ó Toro mecánico.

Hasta allí iba tranquila… Pensaba, “si los gringos no te amarran mucho es porque el juego está tranquilo”.

Inicia el carrito y sale a velocidad normal, recio pero nada exagerando.

Y comienza a ‘subir’ el riel empinado a 90º.

Mi corazón deja de latir en ese momento!!

Este juego no es el que yo decía! No es el mismo de Magic Mountain!!

“No se suelteeeeeeeeeeeeeeeeeeen!!!”

Es lo único que alcanzo a gritarles a mis hijos que van solitos enfrente de mi. Mis manos no los alcanzaban. No me importaba soltarme pero quería asegurarme que los podría sujetar con mis dedos, minimo de sus camisas.

Nunca en mi vida me había dado TANTO miedo un juego.

texas giant1

La caída era a mil por hora y no dejaba de girar, elevarse, voltearse.

En cada bajada y vuelta, tenía que hacer presión con mis pies para no salirme del carrito.

¿Porqué no dejé subirse al señor extraño conmigo? Mínimo me hubiera agarrado de el al momento de morir”..  Es lo único que podía pensar.

Quería llorar. Los gritos de mis hijos ya no se escuchaban. Solo veía como se sujetaban el uno al otro y pegaban sus cabecitas en el carrito..

Si hubiera ido sola con mi hermana ó amigos, pues otro sería mi temor. Hubiera sido adrenalina por peligrar. Pero aquí mis hijos estaban indefensos.

Si este juego hubiera tenido cinturones que te sujetaran del pecho y espalda no me hubiera dado para nada temor. Pero ibamos sueltos, horriblemente sueltos y cualquier descuido ó brinco mal dado nos podíamos salir.

Me pasaba por la mente “¿estaré ya vieja para estos juegos?”.

Duró mucho la vuelta. Muchísimo.

Al bajarnos, los 3 callados. Abracé a uno de cada lado y nos fuimos a sentar a una banca.

“¿Y es el mas tranquilo mamá?”, me dijo por fin el Coco mi hijo que no puede durar mucho sin hablar.

“No es nada igual al de Magic Mountain. El Colossus de allá son puras subidas y bajadas. Creo que es el peor que me he subido en toda mi vida”, les dije casi llorando por haberlos subido.

Nos compramos una Coca-Cola tamaño gigante para subirnos toda el azúcar que se nos bajó del susto.

Seguimos en el parque todo el día. Todos los demas juegos nos parecieron aburridos e insípidos (despues del tremendo Texas Giant). Disfrutamos mucho pero nunca he podido olvidar esa sensación de miedo e impotencia de auxiliar a mis chiquitos (tenían 9 y 12 años).

Días despues, mis hijos googlearon el TEXAS GIANT y efectivamente es el 3ero mas escalofriante y peligroso de Estados Unidos.

Se han de preguntar, ¿Porqué escribe el blog la Gina de esto un año despues de ese viaje?

Este viernes Julio 18, 2013, una señora muere en este roller coaster, TEXAS GIANT.

Se rumoraba que de un infarto.

La realidad es que el cinto diminuto que sujeta tu cintura en esta montaña rusa se rompió!! Y apenas tiene 1 año y medio que se remodeló!

El único cordón que te sujeta al carrito se rompió y nada mas la detuvo. La señora, en esa bajada que JAMAS VOY A OLVIDAR, salió volando metros de distancia, muriendo al instante.

texas giant2texas giant3

Platican los noticieros americanos que al llegar el carrito de vuelta al area donde suben y bajan a la gente, un niño y una niña solo gritaban como locos, “mi mami se cayó! mi mami se cayó! Se salió del juego!!” (se me pone la piel de gallina) 😦

Yo no me equivoco con los presentimientos. Al momento de yo ir en ese juego hace un año vi la peligrosidad. Sentí la fuerza de la gravedad y vi como ‘de milagro’ no nos salimos. Yo de verdad si pensé que en otro giro ó caída profunda, mis pies no lograrían detenerme.

A ese miedo le agregaba ver a mis hijos enfrente, mas asustados que yo!

Yo nunca le tuve miedo a estos juegos. Y siempre se oyían historias de accidentes ó muertes.

Pero hoy me siento diferente. Les tengo un nuevo respeto.

No me da miedo la velocidad, ni las vueltas, ni las alturas. Me encanta esa adrenalina, pero….

Me da miedo que al fin de cuentas, son juegos hechos por humanos. Las cosas fallan.

A la otra que me suba a una montaña rusa, me voy a asegurar de que estoy bien sujetada. Que si me da miedo salirme voy a tener de donde detenerme.

En el siguiente video, los que van allí son Big Al y una amiga. Van en el Texas Giant. Vean que no tienen donde poner las manos y brincan del asiento en las bajadas.

=======================================================

=======================================================

A todos mis amigos que andan de vacaciones con sus hijos y familias, no está demás ver bien como te sujetan al juego. A mi me encantan estos juegos, pero cuando siento que peligro de verdad ó peligran mis hijos, la montaña rusa pasa a ser de mis cosas favoritas a mis mas grandes fobias…

Les mando un saludo desde DENVER, Colorado!! Me traje a mi hija Luisa Fernanda y a sus primitas Kelley Ricks, Priscilla Andreu y Nuria Andreu a ver a ONE DIRECTION!! 🙂

Luego les platico la historia de como les fue!!

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES!!! 🙂

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s