¿Dónde Es?

Con todas las noticias de la niña asesinada en Nuevo León y el recordatorio de que vivimos en un mundo donde las mujeres peligramos, traigo en mi mente una pregunta que ronda y ronda en ella. ¿Dónde se convierte un niño en una persona mala?

He leído un sinfín de noticias, teorías, relatos de cómo sucedieron los hechos. No quiero politizarlo ni decir quién es el culpable. Olvida un poco el querer culpar a los gobiernos y a la inseguridad del país. No me gusta opinar de lo que no conozco pero tambien confieso que me puso a pensar mi responsabilidad como madre de un hijo hombre ya.

Mi hijo Coco no me va a dejar mentir que desde que vi lo que le pasó a esta niña Debanhi Escobar no he dejado de darle lata con consejos como:

“Siempre acompaña a una niña a su carro”;

“Nunca le des miedo a una mujer”;

“Respeta siempre lo que ella diga”;

“Si ves que a una niña se le pasan las copas y se emborracha, pide ayuda y cuídala”, etc.

Desde que yo tengo uso de razón, da miedo ser niña.

Nos dicen tanto que nos pueden dañar, que no nos vayamos solas, que cuidado con andar en lo oscuro, que no confiemos ni en nuestros mejores amigos y que siempre estemos alertas porque nos quieren hacer algo.

Ahora como mujer de casi 50, mi miedo se ha modificado un poco. Me da miedo mi hija Luisa Fernanda y su manera de viajar tan a gusto pensando que nunca nada le puede pasar. Pero mi miedo importante es saber si hice un buen trabajo en criar a un buen hombre para este mundo con mi hijo Coco.

¿Dónde están las madres de los violadores y asesinos? No todos son huérfanos ni abandonados. No todos son drogadictos ni enfermos mentales. A veces, ó muchas veces, el agresor está tan cerca que bajamos la guardia.

¿Dónde se hace un hijo un hombre malo que lastima a mujeres? Quisiera poder entender el momento justo en el que un niño se “malea” y se convierte en un peligro.

Me duelen los asesinatos de mujeres. Me duele ver las caras de esas madres que a pesar del dolor que traen, las castiga la ley por destruir edificios. A mi si me matan a una de mis mujeres y nadie me dice nada de su asesinato, quemo la ciudad entera.

Pienso en los agresores. ¿Dónde fallamos como sociedad para permitir que un niño crezca a ser un monstruo? Me duele mi sociedad, mi mundo.

Me duele tener que ver publicaciones en las redes sociales de que si alguna niña necesita algo estamos para ellas. Me duele tener que poner en mi perfil alguna foto mía en blanco y negro para recordarle a todos que no me deben de lastimar porque soy mujer.

Ahora entiendo las caras de pánico de los padres cuando en una fiesta de revelación de género de un bebé ven ese humo rosa en lugar de azul. Esos padres saben que nunca van a volver a estar tranquilos en un mundo donde su niña peligra mucho más que cualquier cosa.

Este mundo debería pintarse siempre de rosa y no con esos listones negros por doquier.

¿Porqué no nos cuidan? 😦

¿Dónde es precisamente cuando perdemos eso?

Aún así, si tuviera que volver a nacer, yo volvería a ser niña, porque no hay nada más lindo que serlo.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

2 thoughts on “¿Dónde Es?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s