Amor Propio vs Egoísmo

No se si se han fijado, pero en los últimos años se han incrementado los ‘Coach Personales’, los libros de ayuda para el autoestima, los artículos de ‘cómo quererte a ti misma’, etc. Inclusive en El Paso hubo un Segundo Congreso para mujeres llamado “Mujer ERES HERMOSA”. (Gracias a Lolis por el libro que me compró. “Mujeres Echadas Pa’Delante!” de Adriana Urdiain. Les debo la reseña cuando termine de leerlo).

www.Whoa.in

La mayoría de estos están enfocados a la mujer. Me hizo pensar mucho.

¿Qué tan dañadas estamos las mujeres?

Han de pensar que estoy mal, que la mujer ya no es aquel ser sumiso que aguantaba todo.

Pero creo que la mujer sigue igual, con el peso adicional de tener que mantener un ‘status social virtual’ impecable.

Hablo de todas las edades.

Tal parece que en todos lados aparecen artículos, seminarios, retiros de ‘autoayuda’ para la mujer.

Me fuí a cenar con mi amiga Ana Barrio hace unos días.

Le hice esa pregunta.

“¿Dónde el ‘amor propio’ se convierte en ‘egoísmo’?”

Ana se quedó callada (Y eso que siempre tiene la respuesta acertada).

“Al amarte a ti misma te hace mejor persona y todos se benefician por eso”.

(Algo así fueron sus palabras, jajajaja.. Bueno, al menos eso fue lo que le entendí) 😉

Según KANT, el dice lo siguiente acerca de esto:

La moralidad nos exige no que renunciemos al amor propio (algo imposible e inclusive grotesco), sino que lo subordinemos a la ley moral, y hagamos de ésta nuestro incentivo último

Es decir, quererse a sí mismo nos hace mejores personas. Al querer lo mejor para uno mismo hace que hagamos lo correcto, lo que no nos daña, lo que no afecta a nuestras familias (por ser parte nuestra).

Es bien difícil no sentirse culpable de ‘amarse a sí mismo’ cuando te dicen que es egoismo.

Y pesan las palabras de crítica cuando haces algo bien por ti.

Es difícil a veces disfrutar un triunfo en el trabajo porque piensas que para lograrlo descuidaste un poco tu casa.

A veces comprarte algo material te estresa porque sabes que tal vez ese dinero te haga falta despues para algo de tus hijos.

Los halagos recibidos por un blog, foto, post no los quieres creer porque hablan de ti, presumes de ti, todo sobre ti.

😦

Hay una delgada línea entre el egoísmo y el amor propio.

Al menos YO lo pienso.

Me es muy difícil disfrutar un logro personal sin encontrarle el lado ‘egoísta’.

Eso me hace recordar al personaje de FRIENDS ‘Phoebe Buffet’ cuando odia a PBS y le alegan los demás amigos que cuando ‘hacen caridades’ la gente lo hace por egoismo, para sentirse bien.

Y ella se la pasa todo ese capítulo tratando de encontrar ‘una buena obra libre de egoísmo’.

selfish-deeds

Nunca encuentra una obra de caridad que no sea egoista!

Me acuerdo de ese episodio y lloro de la risa. Creo que me se de memoria todos los diálogos. 😛

Al final, todos somos EGOISTAS entonces.

Es egoísta:

  • El maestro que deja de tarea la lección en lugar de ponerse las pilas y enseñarla en clase.
  • El médico que programa las cesáreas para cobrar mas que el parto y lograr su presupesto.
  • El que pasa la vida en el trabajo en lugar de con la familia.
  • El que tiene vicios como el alcohol, drogas, sexo y el juego.
  • La mujer que trae bolsas de diseñador
  • Los que hacen ejercicio
  • Los que se han hecho cirugías plásticas
  • Los que se meten a la iglesia a ayudar porque allí va la gente acomodada
  • Los que se gastan lo que no tienen
  • Los que prometen en el gobierno y no cumplen
  • Los infieles
  • Los que persiguen un sueño
  • Los que sonríen
  • Los que buscan verle el lado amable a todo
  • Los que se defienden
  • Los que viven.
  • Todos
  • etc!

PFFHHHHHTTTT!!!

No podemos juzgar la lista anterior porque en mínimo una categoría cabemos.

Y sin embargo, cada una de las categorías puede ser JUSTIFICADA sin juzgar!

Todos somos egoístas en algun momento de la vida. No hay excepciones!

Los que me quieren de verdad y me conocen de siempre saben lo difícil que ha sido poder amarme a mi misma.

Saben de mis luchas de joven y aun hoy en día la manera en que me cuesta trabajo creer de mi.

Quererme a mi misma ha sido una de las tareas más difíciles en toda mi vida.

Sentirme merecedora tambien.

Y ahora, cuando por fin puedo sonreír un poco por mi, me entra la duda si el amor propio se ha vuelto un poco egoísta.

frase-el-egoismo-no-es-el-amor-propio-sino-una-pasion-desordenada-por-uno-mismo-aristoteles-142000

Sorry Kant y Aristóteles, yo si los veo muy unidos esos dos conceptos. Pero no por eso quiere decir que es algo malo.

Me gusta esto de comenzar a quererme A MI.

Me hace sentir segura, fuerte y con ganas de seguir.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

100 días

Me he fijado en Instagram que hay una nueva tendencia ó moda. “100 días de felicidad”, donde tomas una foto de algun momento de tu día por 100 días, y la subes a la red social con sus respectivos #hashtags. Y me encanta verlas! En especial la de Laura Tristan, que tienden a ser muy diferentes cada día, lo cual me hace pensar que naturalmente es una persona feliz. Laurita, muchas gracias!  Van dos días en los que salgo de protagonista en tus #100happydays.

Otros conocidos tambien han puesto sus fotos de ‘momentos de felicidad diaria’. Yo no lo he hecho porque yo creo que no podría escoger un solo momento al día para definirlo.

No es que presuma de mi felicidad, sino que últimamente son muchas las cosas que me ponen tan feliz!  Cosas simples como un cielo bonito, ver un bebé y hacerle caras, un chat interesante, sonrisas 🙂 enviadas ó recibidas, un éxito en el trabajo, ir al box, un mazapan, etc.. y todo esto puede suceder el mismo día!!!  En fin…

happy days

Así que casualmente he oido varias veces el término “100 días”

Y una de las cosas que vi fue un cuento plasmado en el muro de Facebook de Lolis Meza (thanks!). Me detuve a leerlo porque ella no es muy facebookera, así que supe que estaría bueno leerlo.

Un Príncipe soltero decidió casarse. Muchas doncellas trataron de conquistarlo pero ninguna pudo ganárselo porque era muy exigente.

Finalmente una bella joven le dijo: “Soy capaz de hacer lo que ninguna otra mujer haría. Durante 100 días, permaneceré frente al Palacio, sin comida, agua, techo ni cobijas. Si cumplo esta hazaña merezco ser la reina”. El Príncipe dijo  “me parece justo”.

images (1)

Después de 20 días el Príncipe se asomó para ver cómo le iba a su futura prometida y desde lejos mostró aprobación con una sonrisa: “Eres tan cumplidora como valiente”.

Pasaron otros 30 días y el soberano se sorprendió al ver que la doncella había bajado de peso, así que para animarla elevó una copa de vino que tenía en la mano y expresó su apoyo: “Muuuy bien, bravoooo!!”.

Al cabo de 90 días, el rey miró por la ventana y notó que la mujer estaba demacrada, esquelética y su cabello era un matojo de greñas alborotadas. Al verla tan decaída, alzó la mano derecha y levantó el pulgar animándola a continuar: “Excelente, sigue adelante, buena mujer”.

Todo el mundo en el pueblo estaba emocionado porque parecía que la damisela iba a cumplir su promesa y pronto tendrían reina.

Después de 99 días y 23 horas la mujer estaba sumamente pálida y era obvio que estaba muy enferma. De repente, sucedió algo inesperado.

Casi sin fuerzas se levantó y se fue del palacio. Nadie podía creer lo que sucedía.

Cuando llegó a la casa, su padre le preguntó angustiado: “¿Hija mía, por qué renunciaste si sólo faltaban unos minutos para convertirte en reina?”

A lo que respondió: “Soporté las peores calamidades, hubo ocasiones en las que sentía morirme de hambre y frío. Esperé 99 días a que el Príncipe se compadeciera y me liberara de esa tortura, sin embargo lo único que hizo fue alentarme a continuar con mi sufrimiento, demostrándome su desconsideración y egoísmo. Una persona así, no merece mi amor” …….

¿A poco no está super padre la historia? (Cualquier parecido a la realidad es coincidencia, jejejeje!)

No se si es muy viejo este cuento, pero yo lo acabo de descubrir y me ha hecho pensar tantas cosas!

¿Qué le costaba al príncipe darle una cobija aunque sea? A lo mejor la doncella hubiera dicho “pues bueno, mínimo se apiadó de mi un ratito”.

Muchas personas estan en una relación porque se refugian en esas pequeñas ‘esperanzas’ de decir “bueno, me va mal pero pudiera estar peor”.

Si te pones a analizarlo, pues que egoista hombre!

Pero quiero aclarar que tambien aplica para las mujeres. Hay “princesas” que tratan mal a sus ‘donceles’. Los hacen sentir que les ‘hacen un favor’ estando con ellos.

No solo se refiere al amor de una pareja, sino para diversas situaciones en nuestra vida! Un jefe, un trabajo denigrante, un amigo abusón, un maestro injusto, un bully.

¿Cuántas veces no escuchamos rituales de “bienvenida” entre la chamacada para pertenecer a un grupo? Las “novatadas” donde hacen pasar a los muchachos por cosas feas, ridículas y muchas veces en contra de su voluntad. Ha habido hasta muertes entre estudiantes de universidades. Aquí las víctimas son esas doncellas y donceles que quieren hacer TODO para pertenecer.

No se cómo ni cuándo se nos vendió la idea de que para lograr cosas buenas en tu vida, debes de ‘aguantarte’ y resignarte a muchas injusticias. Que uno debe “sacrificarse” por los demas, especialmente la pareja y los hijos.

Este cuento es tan tristemente real!

Y no sólo hablo de ser la víctima como la doncella, sino de como tambien podemos ser ese Príncipe egoista y merecedor. Ese ‘príncipe’ ó ‘princesa’ que se aprovecha de la nobleza de la gente a su alrededor para alimentar su egoísmo.

Tal vez sin darnos cuenta maltratamos a los que nos quieren por pensar que merecemos todo, puede ser una palabra mal dicha, el acostumbrarnos a no agradecer, el olvidarnos que no somos el centro del universo.

Tal vez hemos tratado mal a las personas que nos ayudan en la casa, hemos sido groseros con alguna persona de servicio, hemos exigido demás porque “estamos pagando”.

Al final de la historia, todo se centra en el egoísmo… ese estado del ser humano en el que “se llega a amar a uno mismo, con el olvido de todos los demás”.

NO me mal interpreten. Amarse uno mismo es escencial.. lo que no se vale es ‘maltratar’ a los demas porque uno se cree superior y merecedor.

Seamos mas como esa doncella que dijo “YA ESTUVO”…. y seamos un poco menos parecidos al ‘Príncipe”.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES! 🙂