Me lo Merezco

Si tú que me lees eres como yo, entonces para ti es muy difícil darte un gusto personal sin sentirte culpable de hacerlo.

No se si es ya mi manera de ser, si es la crianza o el ejemplo en el que uno crece, pero ¿Por qué da a veces remordimiento darse un gusto?

Es muy raro lo que se siente. Es decir, no molesta ‘ser sacrificada’, sino al contrario. Es bonito sentir que uno puede hacer algo por los demás.

Desde niña yo veía y admiraba a los demás en sus tomas de decisiones agresivas y con firmeza. No titubeaban al atreverse a hacer algo.

No es que uno haya sido una ‘dejada’ a la que todos pisoteaban, pero si esa costumbre de querer evitar el conflicto a toda costa intervenía en que yo expresara muchas veces lo que pensaba.

A veces me quedaba callada para no comenzar un pleito porque estaba segura de que mi opinión era muy diferente a lo que se discutía.

Nunca fui la rebelde que renegaba el permiso que me otorgaban mis papás. Lo que me decían que hiciera lo hice.

Lo mismo fue en mi trabajo, escuela, relaciones. Era una manera muy fácil de evitar el conflicto en mi vida si solo cedía a lo que querían los demás.

Lo que nunca vi venir fue que esta persona (YO mera) que toleraba mucho tenía límites. Y cuando llego al límite, llego al límite.

He ido cambiando porque me han reclamado que ‘aguanto mucho’ y eso es malo porque entonces no les digo que estoy molesta.

Entonces ser paciente (demás) es malo también.

A raíz de eso, estoy poniendo mis planes como prioridad por primera vez en mis cincuenta años.

Por primera vez digo “me lo merezco” y realmente siento que sí.

Deberías de intentarlo.

Cuando tengas que tomar una decisión que sientas ‘egoísta’ nomas di “me lo merezco” y vas a ver que super fácil lo vas a poder hacer.

Abres esa botella de vino en lunes y dices “me lo merezco”

Esos zapatos que no están en especial, pero “me los merezco”

No ir a trabajar un día porque “me lo merezco”

No frenar ese beso porque “me lo merezco”

Comprar ese boleto de avión porque “me lo merezco”

Tu, ¿qué te mereces?

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂