La Cerca

Como ya se me está haciendo costumbre (no muy buena por cierto), se me llega el Martes y no he escrito el blog de la semana.

Esta semana pasó lo mismo. Entre que andan aqui mi hermana y mi mamá y mis sobrinos, no he tenido tiempo de sentarme a escribir.

Es mas, es tanto lo que quiero escribir que no sabía por donde comenzar.

Estando sentada en mi computadora viendo el FACEBOOK, me encontré con un video que puso mi tio Rodolfo Muñoz. Me llamó tanto la atención! Era un video de unos perros que se quieren matar.

Estan peleando separados por una reja (que se puede claramente ver que está abierta). Les pongo el video aqui para que lo vean tambien.

🙂

Me da risa la rabia que se tienen, el coraje con el que se quisieran destrozar.

Tienen tanto enojo e ira que eso mismo no los deja ver mas allá. No pueden ver que haciendose un ladito se pueden atacar sin que nada los detenga.

Los ciega el miedo tambien. NO ven mas que lo que tienen enfrente.

¿Cuantas veces no nos pasa eso?

Estamos en una situación donde solo vemos las barreras que nos impiden atacar algo que nos está molestando.

El enojo y el miedo nos ciegan y limitan a ver solo lo que hay enfrente y no todo el conjunto.

A veces las personas que mas quieres te imponen tus límites.

Pero la mayoria de las veces somos nosotros mismos los que nos limitamos a no querer ver mas allá.

Tal vez uno de los perritos si vió que la cerca estaba abierta pero no actuó.

Igual y fueron los dos perritos los que vieron que  moviendose unos centímetros se podrían atacar y terminar con lo que les daba tanta rabia. 😛

Que difícil es tomar la decisión de quitar la vista a la cerca y ver que no existe tal barrera.

Que si nos hacemos unos pasitos para atras veremos que la barrera se hace menor y desaparece.

Y muchas de las veces no queremos fijarnos bien porque de alguna manera esa ‘cerca’ nos hace valientes. Nos sentimos protegidos del enemigo y el enemigo se siente protegido de nuestro ataque.

Es muy difícil darte cuenta que la cerca está abierta porque significa un cambio.

La Cerca no es mas que una buena excusa de no seguir adelante con lo que ya sabes que tienes que hacer.

A veces cuando ves la cerca abierta por fin, tienes que tomar decisiones drásticas para eliminar de una vez por todas un problema.

La cerca tal vez es lo único que une a una persona a un trabajo, a una relación e incluso a una amistad de muchos años.

Todos tenemos situaciones como la de estos perritos en nuestra vida.

Si piensas un poco, podrás identificar en que área de tu vida te estas peleando con el ‘otro perro’ echandole todas las ganas y fuerzas para acabarlo pero sabiendo que no lo harás porque te detiene la cerca.

Es una manera muy simple de tener una seguridad.

A veces necesitamos esa cerca enfrente de nosotros mientras nos preparamos a voltear un poquito hacia un lado y saber que en cualquier momento nos podemos pasar para el otro lado y atacar el problema de una vez por todas.

Pero mientras tanto, no pasa nada ver la cerca como obstáculo. Solo estamos comprando tiempo en lo que estamos listos.

¿Verdad que si?

Les mando un abrazo desde El Paso. ❤

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

One thought on “La Cerca

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s