La Señora del Mandado

¿Se acuerdan de aquella escena de HOME ALONE (Mi Pobre Angelito) donde a Kevin se le rompen las bolsas del mandado y se le cae todo en la calle?

75703b96fa391a4d795e697908156aa3.761x1000x1

Pues no, a mi no me pasó eso el lunes, pero a una señora en el Albertsons si.

Yo había ido por lo indispensable para sobrevivir que faltaba (leche, huevo, mantequilla, café y poppy seed dressing).

En la salida iba rumbo a mi carro el cual tardé en ubicar porque me bajé tan apurada y distraída que no me acordaba donde me había estacionado.

Iba llegando y veo como a una señora ya mayor se le reventaron las bolsas y se le cae todo el mandado a la calle, tal cual la escena de la película que les digo.

Llevaba de todo la señora y me acordé de aquel blog que escribí hace mucho “Dime qué compras y te diré quien eres”. 🙂

Metí mis bolsas a mi carro y me puse a ayudarle a la señora.

Llevaba como mil latas de elote amarillo.

Me puse a levantarlas. Habían rodado debajo de varios carros. Me metí debajo de uno porque no alcanzaba con mi mano.

La señora era mayor y con un acento latino pero no supe identificarlo. Quiero pensar que era entre puertorriqueño ó cubano. Hagan de cuenta que era CELIA CRUZ. 🙂

Morena y vestida con unos colores increíbles. Sus uñas largas y pintadas de fuschia. Me llamó la atención el cabello rizado y color dorado naranja cobrizo ocre. (Se me hace! Fue el primer tono que se me vino a la mente).

715197d497a3d08141dea45de5951761

“Niña, gracias, gracias!”, me decía una y otra vez.

Y yo seguía levantando mandado de la señora. Llevaba mucho jengíbre y mucho cloro.

“No abra las sodas hasta que se asienten porque le van a explotar”, le decía en lo que terminaba de guardar todo en su cajuela.

“Niña, venga para acá”, me decía en lo que guardaba su bastón en su Camry azúl.

Me paré frente a ella mientras se me quedaba vivendo a los ojos.

Me dió miedito porque eran un negro profundo y no le alcanzaba a distinguir la pupila de lo oscuro que eran.

“Usté sonríe pero etá trite”, me decía sin dejarme de ver.

No se como adivinó que había tenido un lunes muy pesado, físicamente, mentalmente  y anímicamente.

“Nah, estoy bien”, le dije.

“Niña, le daré tré consejo por haberme ayudado”, me decía.

Yo ya intrigada (ya me conocen), me quedé a escucharla atentamente.

  • “El primer consejo es: Si alguien le pregunta ¿cómo estas? Usté reponda con la veldá. De nada sirve decir “estoy bien” si no lo está. Se vale decir MAL, ESTOY MAL”.

Me asustó que me dijera esto porque así soy yo. Me daba nervito la señora pero al mismo tiempo me daba confianza. En el fondo de mi conciencia escuchaba lo que siempre nos decían en casa y en la escuela “No hables con extraños”. Jejeje. Pero no me gusta contestar con “NO ESTOY BIEN” porque la gente se paniquea y entonces me veo obligada a explicarles el porqué de mi mal. Y ya se hace un circo y teatro.

  • “El segundo consejo es: “Que nadie te borre la sonrisa, que nadie te corte tus alas, que nadie opaque tu brillo, que nadie te quite los sueños, MAS NUNCA”.

Jejeje, me dió risita el segundo consejo y me dijo “Te puedo leer. Eres transparente”.

Qué fácil es dar consejos cuando uno no es la afectada. Eso me queda super claro! Yo soy siempre la que aconseja a todo mundo y debo aprender que a veces no puedo opinar si no paso por eso!

¿Cómo te defiendes del que te quita la sonrisa, opaca tui brillo, corta tus alas y quita los sueños? No es una sola persona, son miles de personas todos los días en todos lados! Es difícil saber quien lo hará. A veces es la persona que menos te lo esperas. 😦

  • “El tercer consejo es el mas importante. Dí SI a todo. Si no se puede a todo, di SI a mas cosas. Decir SI es no limitarte, es creer en ti, es sorprender el destino cuando te lanza adversidades”.

n50ce65fbae7ac

Jajajaja! Me dió risa el tercer consejo. Siempre digo que SI a muchas cosas sin pensarlo. Lo que no se decir es NO! cuando debo. A lo mejor lo que debo hacer es decir SI a decir NO. Es decir, a decirle SI a la negación cuando no quiero hacer algo. Qué difícil! La gente se acostumbra a que diga que siempre puedo. Así que trataré de decirle que SI al NO.

Los que me conocen saben que soy como el Chavo del Ocho, que dice con la cabeza que SI, pero al mismo tiempo con la voz dice NO.  Y viceversa.   😛

Me despedí de la señora, me dió mil bendiciones y tocaba mi ‘aura’ pura (segun ella).

No se porque me encuentro toda la vida gente así.

A veces pienso que por fijona en todo. No se me va nada. “Tienes vista panorámica”, me decían.

Y si. Mis hijos se trauman porque TENGO OJOS DETRAS DE LA CABEZA. Dicen que todo les descubro.

No se que sea. Pero el ser metiche, fijona y ver detalles me ha traído de las mejores experiencias en la vida.

Era un lúnes cualquiera, había tenido bastantes pendientes y detalles negativos.

El estar distraída me hizo tardarme un rato en encontrar mi carro.

El tiempo preciso para “coincidir” con esta señora que no se de donde venía, ni que iba a hacer con tanto elote, Jengíbre, cloro y perejil… (alguna poción.. jajajjaa!).

Mi día mejoró y pudo contar como día bonito.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

4 thoughts on “La Señora del Mandado

  1. There are no accidents. That sounded like a divine intervention, con acento “cubanouu”. Muy buen Post!!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s