Tráfico

San Diego.

¡Cómo lo disfruto!

Pero me la vivo manejando últimamente.

Todo el día estoy manejando. Dejando hijos, a la oficina, con clientes, etc.

Miles de carros  y yo atorados en el 805 Freeway, en el I-8, en el I-5, en la mañana y en la tarde.

Para mucha gente esto es muy estresante.

Yo soy una de esa ‘mucha gente’.

Es una desesperación no poder avanzar en las horas pico del tráfico.

Las 10 millas que recorrías en 6 minutos, ahora te toma 39 minutos.

SR-163-closure

¡ugh!

Tengo semanas quejándome de esto hasta que me dijeron “ya lo has dicho como mil veces” y como que capté que estoy haciendo un problema donde no lo hay.

Decidí entonces hacer de mi manejada algo positivo.

Voy observando cada vehículo a mi alrededor.

Hago mis historias de cada uno.

El señor que fuma desde temprano, cigarro a las 7am y logro escuchar su música Indie a todo volúmen.

philippe-goulet-437546-unsplash.jpg

Las camionetas de los jardineros que viven en el sur de San Diego y trabajan en el Norte. 4 ó 5 hombres en una camioneta con una caja vacía (pero que regresará llena de ramas y hierbas de los jardines de La Jolla)

La señora que no despega sus manos del volante y que tiene una mirada fija hacia el camino. No parpadea, nada la hace voltear ni cambiarse de carril. Me imagino que tiene algún problema en casa y, al igual que yo, se refugia en el camino para pensar como hacer las cosas.

andraz-lazic-683695-unsplash

La que va en el teléfono, texteando mientras maneja. Se distrae y no avanza. Avanza y casi no frena a tiempo por voltear a ver su celular. Es lo peor ir atrás de una porque te va asustando con sus frenones de repente.

Los que van por el carpool lane, el carril para vehículos con más de dos personas, y avanzan muy rápido. Con ganas de llevar un maniquí de co-piloto para poder usar ese carril. Se creen mucho porque avanzan mientras uno sigue atorado.

El carro loco que se cambia drásticamente de carril y que me hace cantar así:

“♪I try to discover, a little something to… ‘eeeste p$%dejo‘, make me sweeter…. Oh, baby refrain, from breaking my heaaarrrttt♫” 😛

Los que chocan, SIEMPRE. Dios me cuide de un choque porque la verdad no quiero chocar.

Los miles de LYFT y UBER con sus pasajeros muy seriecitos.

Y luego mis favoritos…. Los de las motos. Antes los odiaba porque me sacaban cada susto, pero ahora me encantan porque me entretienen. Los busco por el retrovisor y me hago un lado para que pasen por mi carril y luego hacen un gesto como el signo de la “paz”, en señal de agradecimiento porque les hice campito. A veces es lo que más me emociona del día, el ver a esos hombres misteriosos en cascos en sus motos a toda velocidad y que por un segundo coincidimos en este mundo, en esas calles y me dieron las gracias… Jajajaja, ¡con qué poco me conformo! ¿verdad? Los veo irse velozmente y nunca mas los volveré a ver. (me estoy convirtiendo en una viejita ‘pervert‘)

shajan-jacob-102970-unsplash.jpg

Carros de todo tipo, con placas de todos lados, con prisas y con historias individuales.

A veces no tengo ganas de ver a la gente y me concentro en mi música. Pongo unas canciones que siempre me hacen llorar y lloro (aunque ya me dí cuenta que es algo muy peligroso porque no veo bien con las lágrimas)… ¿Porqué lloro? Porque sí, porque no… Porque me acuerdo. Porque me duele. Porque quisiera volver a ver a alguien. Porque no encuentro la solución a cada problema que tengo. Porque llorar me relaja.

41637667_271519603687767_8254798744864686080_n (1)

Muchas veces voy hablando sola en el carro. Como si trajera a alguien conmigo y practico qué le diría. O si algo me hizo enojar lo hablo en voz alta, yo sola. No soy la única que lo hace. Veo en el tráfico mucha otra gente hablando sola tambien..

He aprendido a estar más alerta que nunca en este tráfico tan pesado. He aprendido a relajarme y a disfrutar ese tiempo.

Estar en el tráfico a esas horas es muchas veces INEVITABLE. Es decir, no hay de otra. Así que tengo dos opciones: ó me amarga ó me divierte.

Así debemos de manejar cada situación frustrante que se nos presente…

Nos puede amargar la existencia ó le buscamos el lado amable para sobrellevarla.

Así que, a tomar la vida por el lado amable. Elimina lo que te quita la paz, ya sean situaciones ó personas.

Y llena ese hueco que dejen con cosas que solo te harán sonreír. Verás como cualquier pendiente se hace menos pesado y todo es mejor.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂