Gratis

Gratis..

Una palabra muy simple y que todos sabemos que significa.

Hay un dicho muy común “En esta vida, nada es GRATIS”.

Creo que mi blog de esta semana se debe a todos los acontecimientos pasados en Hidalgo, México, con esa explosión de combustible que hizo perder la vida a tantos mexicanos e hirió a un pueblo entero.

Las imágenes estuvieron demás, no estuvo nada padre ver cuerpos calcinados en fotos circulando por las redes sociales. (Suficiente con ver sábanas blancas sobre cadáveres irreconocibles y achicharrados en el piso).

Esas personas que estaban allí y sufrieron en esa explosión saben que no era ‘GRATIS’ tomar esa gasolina. Creo que fue lo contrario. Fue demasiado costoso.

Somos un pueblo que le encanta lo ‘gratis’, lo ventajoso, lo ‘chueco’…

¿Me lo van a negar?

Creo que el 99.9% de los que me leen han tenido la oportunidad de tomar algo de manera gratuita, sin pagar, sin dar nada a cambio.

 

Ahora bien, si no fue gratis al 100%, costó mucho menos.

corruption

Ejemplos simples:

Lo pirata en música, películas. Todos tenemos un conocido que sabe que página de internet usar para ver películas gratis, aún las que están apenas saliendo a los cines. Ni se diga de la música. Todo GRATIS (pero no es así en realidad). La verdad es que las películas no son de buena calidad, tal vez nos topemos con virus cibernéticos que destruyan nuestras computadoras, etc .

Las tarjetas de DIRECTV, ROKU, etc. Claroooo. Esto ha sido típico. Todos tenemos al conocido que ‘programa’ tarjetas de estos aparatos para ver televisión a una fracción mínima de lo que nos costaría haciéndolo de manera legal. Nos gusta lo GRATIS ó BARATO hasta que estamos viendo una pelea importante de box y se ‘congela’ la imágen.

Los “diablitos” de luz que le roba energía eléctrica al edificio más firme (que no dilata el gobierno en revisar a fondo)

Robarte la clave WIFI (hasta las mejores familias) de tus vecinos.

Ir a los tacos, comerte 6 y sólo pagar 4.

No se que es lo que pasa pero nos ‘encanta’ tomar ventaja de las cosas para sentirnos superiores.

cut in line

Meternos a la brava en una fila, no decir nada si nos cobran de menos, encontrarte una cartera y no regresarla, irte comiendo las uvas en el supermercado y al llegar a la caja pagar menos, quitarle los dulces al mas pequeño en una piñata, cortar el pedazo mas grande del pastel para ti sin importar si va a alcanzar para los demás, no pagar impuestos con facturas falsas, no ir a trabajar y que tu compa “cheque” la tarjeta por ti de tiempo extra, ir al buffet de un restaurant cuando casi acaba el desayuno y te toca tambien la comida, mentir en la edad de tus hijos para pagar menos en boletos, no declarar la fayuca y jugartela, fingir estar en silla de ruedas en un parque de diversiones para no hacer fila, no pagar lo que pediste prestado, no recomendar a tus conocidos para que les vaya mejor, copiar en los exámenes en la escuela, abusar del necesitado ó débil, robarte a todo un pueblo, etc.

Si, un gran ETC. Pero todo lo anterior lo ha hecho alguien en alguna ocasión de sus vidas, por más santo que sean hoy en día, todos hemos tomado ventaja, hemos ‘robado’ ó ganado algo ‘de a gratis’, sin importar las consecuencias.

Lo más triste es el ejemplo que les damos a las futuras generaciones.

11klassca01.span.ready-jumbo

 

 

Pero al final, nada es GRATIS. En todas las anteriores si te ‘pescan’ en la movida pierdes mucho. Te cuesta el doble, el triple y a veces la vida.

En esta vida nada es GRATIS.

El status económico cuesta esfuerzo y trabajo. Tal vez haya costado ser buen estudiante y sacrificar vagancias por no perder la visión.

La belleza cuesta. No tenerla sino mantenerla. Cuesta la buena alimentación, la disciplina, las vitaminas, las cremas, masajes y faciales. A veces ya en extremo cuesta cirugías y esfuerzos en gimnasios.

La salud cuesta, tanto comer sano y orgánico así como recuperarla con buenos médicos y tratamientos.

El amor cuesta mucho. Es saberse sacrificar por el otro sin que importe. Es esfuerzo en estar pendiente que no se apague la flama,  y es ese esfuerzo tan grande de perdonar.

La amistad cuesta mantenerse. Es defender a los amigos cuando no están presentes, es recordarlos y contactarlos. Estos días no hay pretextos ya que estamos conectados todos los días.

El éxito cuesta. Tienes que esquivar las envidias, las críticas, lo negativo. Pregúntenle a Yalitza todo lo que ha tenido que ignorar para saborear su triunfo en Hollywood con Roma.

Todo cuesta, nada es GRATIS.

Eso se sabe, se enseña, se aprende.

Entonces, ¿porqué seguimos siendo así?

¿Porqué nos da tanto miedo que nos corrijan?

Porque sabemos que ser honestos nos costará.

A veces preferimos vivir así, rodeados de corrupción.

Hacernos de la vista gorda porque es más fácil ó beneficia a unos cuantos.

Sí, es más fácil ser corrupto, robar, abusar.

Pocos los que son honestos y buenos, pues cuesta mucho.

No es GRATIS.

good or bad

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

One thought on “Gratis

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s