Gratis

Gratis..

Una palabra muy simple y que todos sabemos que significa.

Hay un dicho muy común “En esta vida, nada es GRATIS”.

Creo que mi blog de esta semana se debe a todos los acontecimientos pasados en Hidalgo, México, con esa explosión de combustible que hizo perder la vida a tantos mexicanos e hirió a un pueblo entero.

Las imágenes estuvieron demás, no estuvo nada padre ver cuerpos calcinados en fotos circulando por las redes sociales. (Suficiente con ver sábanas blancas sobre cadáveres irreconocibles y achicharrados en el piso).

Esas personas que estaban allí y sufrieron en esa explosión saben que no era ‘GRATIS’ tomar esa gasolina. Creo que fue lo contrario. Fue demasiado costoso.

Somos un pueblo que le encanta lo ‘gratis’, lo ventajoso, lo ‘chueco’…

¿Me lo van a negar?

Creo que el 99.9% de los que me leen han tenido la oportunidad de tomar algo de manera gratuita, sin pagar, sin dar nada a cambio.

 

Ahora bien, si no fue gratis al 100%, costó mucho menos.

corruption

Ejemplos simples:

Lo pirata en música, películas. Todos tenemos un conocido que sabe que página de internet usar para ver películas gratis, aún las que están apenas saliendo a los cines. Ni se diga de la música. Todo GRATIS (pero no es así en realidad). La verdad es que las películas no son de buena calidad, tal vez nos topemos con virus cibernéticos que destruyan nuestras computadoras, etc .

Las tarjetas de DIRECTV, ROKU, etc. Claroooo. Esto ha sido típico. Todos tenemos al conocido que ‘programa’ tarjetas de estos aparatos para ver televisión a una fracción mínima de lo que nos costaría haciéndolo de manera legal. Nos gusta lo GRATIS ó BARATO hasta que estamos viendo una pelea importante de box y se ‘congela’ la imágen.

Los “diablitos” de luz que le roba energía eléctrica al edificio más firme (que no dilata el gobierno en revisar a fondo)

Robarte la clave WIFI (hasta las mejores familias) de tus vecinos.

Ir a los tacos, comerte 6 y sólo pagar 4.

No se que es lo que pasa pero nos ‘encanta’ tomar ventaja de las cosas para sentirnos superiores.

cut in line

Meternos a la brava en una fila, no decir nada si nos cobran de menos, encontrarte una cartera y no regresarla, irte comiendo las uvas en el supermercado y al llegar a la caja pagar menos, quitarle los dulces al mas pequeño en una piñata, cortar el pedazo mas grande del pastel para ti sin importar si va a alcanzar para los demás, no pagar impuestos con facturas falsas, no ir a trabajar y que tu compa “cheque” la tarjeta por ti de tiempo extra, ir al buffet de un restaurant cuando casi acaba el desayuno y te toca tambien la comida, mentir en la edad de tus hijos para pagar menos en boletos, no declarar la fayuca y jugartela, fingir estar en silla de ruedas en un parque de diversiones para no hacer fila, no pagar lo que pediste prestado, no recomendar a tus conocidos para que les vaya mejor, copiar en los exámenes en la escuela, abusar del necesitado ó débil, robarte a todo un pueblo, etc.

Si, un gran ETC. Pero todo lo anterior lo ha hecho alguien en alguna ocasión de sus vidas, por más santo que sean hoy en día, todos hemos tomado ventaja, hemos ‘robado’ ó ganado algo ‘de a gratis’, sin importar las consecuencias.

Lo más triste es el ejemplo que les damos a las futuras generaciones.

11klassca01.span.ready-jumbo

 

 

Pero al final, nada es GRATIS. En todas las anteriores si te ‘pescan’ en la movida pierdes mucho. Te cuesta el doble, el triple y a veces la vida.

En esta vida nada es GRATIS.

El status económico cuesta esfuerzo y trabajo. Tal vez haya costado ser buen estudiante y sacrificar vagancias por no perder la visión.

La belleza cuesta. No tenerla sino mantenerla. Cuesta la buena alimentación, la disciplina, las vitaminas, las cremas, masajes y faciales. A veces ya en extremo cuesta cirugías y esfuerzos en gimnasios.

La salud cuesta, tanto comer sano y orgánico así como recuperarla con buenos médicos y tratamientos.

El amor cuesta mucho. Es saberse sacrificar por el otro sin que importe. Es esfuerzo en estar pendiente que no se apague la flama,  y es ese esfuerzo tan grande de perdonar.

La amistad cuesta mantenerse. Es defender a los amigos cuando no están presentes, es recordarlos y contactarlos. Estos días no hay pretextos ya que estamos conectados todos los días.

El éxito cuesta. Tienes que esquivar las envidias, las críticas, lo negativo. Pregúntenle a Yalitza todo lo que ha tenido que ignorar para saborear su triunfo en Hollywood con Roma.

Todo cuesta, nada es GRATIS.

Eso se sabe, se enseña, se aprende.

Entonces, ¿porqué seguimos siendo así?

¿Porqué nos da tanto miedo que nos corrijan?

Porque sabemos que ser honestos nos costará.

A veces preferimos vivir así, rodeados de corrupción.

Hacernos de la vista gorda porque es más fácil ó beneficia a unos cuantos.

Sí, es más fácil ser corrupto, robar, abusar.

Pocos los que son honestos y buenos, pues cuesta mucho.

No es GRATIS.

good or bad

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

¿Así cómo?

Era viernes en la tarde  y teníamos como media hora atorados en el tráfico por la Pacific Hwy de San Diego. Ibamos rumbo a Liberty Station, la antigua estación de marinos convertida ahora en un lugar lleno de tiendas y restaurant-bars. Ese día era la ceremonia del encendido del árbol de Navidad para dar inicio a los festejos navideños.

MG_9477-1024x683

La fila no avanzaba para el semáforo donde teníamos que dar vuelta. Pero todo iba bien, en órden y con todos los carros pacientes.

Ya habíamos agotado (mis hijos y yo) todas las canciones navideñas y como que ya queríamos llegar.

En eso, vemos como un carro se viene por un lado y avanza y avanza hasta que se me encima para quererse meter.

Le pitaban los carros y yo no podía creer el atrevimiento.

Me dió un poco de sentimiento cuando vi que eran placas de Baja California.

Bajé la ventana y le dije, “Ay, no está padre. Tenemos todos casi la hora y no es justo que se meta”.

La señora me grita “Aquí empieza la línea mija”.

Y se me metió agresivamente. No pude evitarlo. Era chocarle ó dejarla pasar.

Mis hijos y yo todos GRINCH, y traumados.

Volteo y le digo a la señora, “Por eso no nos quiere el Trump”.

No supe que más hacer. Los 3 nomás veíamos el carro enfrente de nosotros y casi llorábamos de coraje. Y más porque nos tomaban fotos y se reían. (así con flash y todo).

Dí gracias a Dios que en el carro no iba mi prima Vanessa, mi tío Martín, mi hermana y algunos amigos porque ellos si se hubieran bajado del carro a sacarla de alguna manera.

Nosotros nomás cedimos, Ya que.

La noche después de eso fue maravillosa. Por primera vez sentimos el viento más invernal aunque no se compara con los fríos de Chihuahua.

¿Porqué les platico esto?

Porque no sé como presentar el tema que me tiene tan preocupada hoy en día.

Este tema es acerca de algunas publicaciones en redes sociales acabando con el nuevo gobierno mexicano a escasos 3 días de estar en función.

Me preocupan algunas personas de mis contactos que no hacen más que alegrarse cuando algo malo sucede para luego decir “es culpa del nuevo gobierno”.

“Se los dije”

“A llorar chairos”

etc.

Epale… aquí estamos todos en el mismo barco.

Ya no son los chairos y los fifis. Somos todos mexicanos.

Leí por allí que cuando le echas a AMLO y quieres que fracase, es como si quisieras que le diera un infarto al piloto del avión donde vas tú y tu familia.

Ya no tiene sentido pelearse ni denigrar a los que apoyamos a AMLO. Aqui todos somos mexicanos en el mismo avión con el mismo piloto.

Puedo soportar los memes, los chistes, las burlas a ciertas cosas. Está bien. Hasta risa me dan como buena mexicana.

Pero hay un contacto que tengo en Facebook que de plano se está pasando de lanza.

No es mi amigo, es un conocido de Mexicali y se dedica a publicar puras cosas negativas del nuevo gobierno y de la gente que votó por el.

No lo he borrado porque quiero tenerlo en la mira, viendo hasta dónde llega su nivel de odio hacia su mismo México, sólo porque no ganó su partido.

Donde se me ocurrió escribir este blog fue cuando se puso ‘contento’ y aplaudió por que van quien sabe que tantas muertes en el gobierno de AMLO.

Es decir, cada vez que a México le ocurra una tragedia, esta persona se va a alegrar porque va a poder decir un “se los dije tontos” (porque no baja de tontos a todos los que votaron por AMLO).

Me pone triste porque a esta persona yo la consideraba profesional y educado, respetable y hasta inteligente.

Pero sus publicaciones me han dejado muy impactada con su nivel de sarcasmo y sus ganas de que todo este gobierno sea una tragedia, así tenga que llevarse entre las patas a toda su familia por tal de poder decirnos a todos “se los dije”.

¿Así cómo?

Tenemos que ser diferentes a esa señora que se me metió en la fila. Me imagino que con eso ella se sintió muy ‘chila’ pensando que se burló de todos los que obedientes hicimos la fila.

“Así somos los mexicanos, valemadristas”, decimos con mucho orgullo.

Pues no. No debemos de sentirnos orgullosos de eso. Para nada.

Porque si a esta señora le hubiera tocado un gringo y no yo en la fila, la hubiera sacado ó insultado y luego la señora hubiera dicho que fue por culpa del racismo de ese país.

Así como esta señora, los mexicanos queremos hacernos del primer mundo haciendo cosas como:

  • gastando lo que no tenemos,
  • tomando lo ajeno,
  • no pagando predial,
  • cruzando fayuca sin pagar en las aduanas,
  • no pagando al SAT,
  • cobrando demás
  • insultar al que difiere de tus opiniones
  • copiando en el exámen
  • echando la culpa a otros
  • no consumiendo al pequeño comercio (ó a tus amigos que venden cosas)
  • denigrando a las clases sociales
  • cubriendo tranzas
  • buscando como aprovecharse del más débil
  • envidiando al que trabaja y prospera
  • insultando al prójimo
  • sacando provecho de la situación
  • usar influencias
  • maltratando a tus empleados (domésticos ó de tu trabajo)
  • no pagar multas
  • no seguir reglamentos
  • no ceder el paso
  • hacer huelgas ocasionando paros laborales que afectan a terceros
  • manifestaciones ridículas porque no todos creen lo mismo
  • criticar lo que no eres ó no te gusta
  • humillar a los demás
  • no ayudar de buena voluntad
  • no particiar en los deberes civiles
  • ir enojados a trabajar
  • no respetar
  • quedarte con el cambio porque no tienes ‘feria’
  • manejar en verdadero estado de ebriedad
  • dejar que tu perro haga sus necesidades en la casa del vecino
  • tapar las cocheras con tu carro
  • esperar que el gobierno te solucione la vida
  • lamentar tu situación en lugar de actuar
  • llorar porque eres pobre y lo único que pasa es que no puedes comprarte lujos
  • negarle ayuda a alguien
  • pasar el chisme de lo que no sabes si es verdad
  • opinar sin conocer
  • alarmar a la gente sin conocimiento de causa
  • etc

Todos somos culpables de algo mencionado anteriormente.

¿Así cómo podemos avanzar entonces?

1513019797_151962_1513020360_sumario_normal

Seamos mejores mexicanos (ó personas), empezando por nuestra casa… Y ya.

Vamos dando al nuevo gobierno mexicano el ‘beneficio de la duda’ que dicen por ahi que es lo que nos mantiene vivos 😉  #soychaira

Un abrazo muy especial a la familia de Blanca Corella Villaseñor, hermosa guerrera llena de luz que se nos fué de este mundo hace unos días. Al igual que todos, la despido con mucho cariño y la voy a extrañar porque era una chaira como yo y me gustaba verla participar activamente en la ciudad de México.. Buen viaje Blanquis.. nos vemos al ratito.  ❤

 

GRACIAS POR LEERME. NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂