El Vaso con Agua

Les quiero platicar el día de hoy acerca de un vaso con agua. No es la típica de si lo ven medio lleno ó medio vacío. Les platico mejor sobre una fábula de una psicóloga dando clases en una universidad. Va el cuento:

Una psicóloga daba vueltas por la sala mientras impartía una charla sobre cómo manejar el estrés. Cuando levantó un vaso con agua todos pensaron que iba a preguntar si el vaso estaba medio lleno o medio vacío, sin embargo, ella preguntó con una sonrisa: “¿Cuánto pesa este vaso con agua?”.

Las respuestas variaron entre 100 gramos y 500 gramos. Ella contestó: “El peso absoluto no tiene realmente ninguna importancia, depende simplemente de cuánto tiempo sostengo el vaso. Si lo sostengo durante un minuto no hay ningún problema. Si lo sostengo durante una hora me va a doler un poco un brazo. Si lo sostengo durante un día entero, entonces mi brazo se quedará entumecido y paralizado. En cada uno de esos casos, el peso del vaso no varía, pero cuanto más tiempo lo sostengamos, más pesado lo sentiremos”.

Ella continúa: “El estrés y la preocupación son como este vaso de agua. Si pensamos en lo que nos preocupa un rato, no pasa nada, si pensamos en eso un poco más, comenzará a hacernos daño. Si pensamos en eso todos los días, nos sentiremos paralizados, incapaces de hacer nada. Es importante tener en cuenta que caer en eso es lo que te estresa, así que, tan pronto como puedas, suelta toda esa carga. No continúes esa espiral de pensamientos ni te los lleves a casa o a la cama. ¡Recuerda soltar el vaso de agua!”.

No se sabe quien escribió esta fábula. No se sabe si tiene mucho tiempo ó si es reciente, pero a mi me pareció muy atinada.

¿Cuántas cosas no sanamos por estarle dando vueltas al problema, sin soltarlo? Como dice el cuento, no importa si el problema es pequeño. Lo que cansa y enferma es el tiempo que mantenemos cargándolo.

El estrés es inevitable. Todo nos estresa estos días. No pasa nada cargarlo un rato, pero tenemos que saber cuando soltarlo.

El estrés del trabajo se debe de quedar allí en el trabajo. Debemos soltarlo y no llevarlo a nuestro tiempo en familia, a nuestro tiempo con nosotros mismos.

Los problemas del pasado deben soltarse. Ya fueron, ya pasaron. ¿Para qué lastimarnos cargándolos?

El estrés debe soltarse ante de que nos termine acabando. Soy muy buena aconsejando pero ¿cómo le hago para hacerme caso? Se aceptan sugerencias. 🙂

Cambiando el tema, este martes fue 2/22/22 y en lugar de que todo saliera mágicamente bien, tuve que cargar varios vasitos con agua. Unos pesaditos que solté luego luego. Otros que no pude dejar ir hasta que mis brazos se entumecieron. Y luego otros vasos que se que voy a tener que retomar en estos días, para darles solución.

Es muy curioso lo que les platico hoy. Aprendimos entonces que el estrés puede que no sea tan pesado pero si lo sostenemos por mucho tiempo se convierte en una carga que nos puede matar.

Suelta el vaso. O mejor tómate esa agua y sírvete una cervecita, ó un vinito. Eso si lo cargamos con gusto.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

2 thoughts on “El Vaso con Agua

  1. Automáticamente te ayuda lidiar con el stress el hecho de que seas consciente de el y cómo soltarlo. Gracias por enseñarnos a cómo hacerlo!

  2. Yo me voy a tomar una a tu salud y te mando un abrazo muy fuerte. Sean los vasos que sean, tu puedes con ellos. No estás sola, tienes al Rey de Reyes contigo, agárrate fuerte!!!🙏🏻🙏🏻

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s