PAREIDOLIA

Eso tengo. Pareidolia. Me auto diagnostico con ese síndrome que tal vez muchos tenemos.

Veo formas de animales en las nubes, caras en objetos y lo hago muy seguido.

Hay una parte del piso de mi baño que tiene la forma de la cara de una de las hienas del Rey León.

No es la primera vez que lo menciono, pero me vuelvo a percatar de la situación debido a que sucede con mucha frecuencia.

Antes se pensaba que se trataba de un desorden psiquiátrico, pero realmente lo que pasa es que nuestra mente al captar una imagen que medio pudiera parecer algo conocido lo interpreta como lo que tiene grabado en su memoria.

No me preocupa mucho que me pase seguido, es más, ya me estoy acostumbrando.

Lo que me trae preocupada es que tengo las últimas 4 noches soñando caras. Solo caras sin cuerpo.

Rostros que no me dan miedo, sino todo lo contrario. Se me hacen caras conocidas, aunque estoy segura de que no las conozco ni las conocí en mi vida real.

Según la interpretación de los sueños, cuando uno ve caras al estar dormidos significa que uno hace análisis de su propio ser.

No le encuentro sentido a esto. Son muchas las caras que veo dormida. No me molestan ni me dan miedo, pero si me despierto con ganas de acordarme quienes eran.

Nunca sueño a nadie que conozca, sino rostros inventados quizá representando una revoltura de emociones que traigo.

Todo el día despierta veo caras.

Toda la noche dormida también.

Rostros con sonrisas, rostros enojados. Otros solo se me quedan viendo en silencio como queriendo decir algo.

Una sola vez, una sola cara me dijo algo. Era una mujer mayor, casi como la edad de mi mamá.

No recuerdo bien como era, pero tenía una voz temblorosa y sentía que la conocía muy bien.

Me dijo “No dejes que nadie te cambie”.

Le quería decir “Llegas tarde con tu consejo”

Me he dejado cambiar por tanta gente que ya no me acuerdo como es la Gina original.

Pero traigo ese consejo haciendo eco en mi mente.

NO DEJES QUE NADIE TE CAMBIE.

Todos los días busco ese rostro en mi caminar. Lo busco manejando, en las tiendas, en algún restaurant.

Quiero sabes que significa que me hayan dicho eso. Traigo esa inquietud.

¿Sería yo misma, pero ya mayor dándome un consejo?

¿Quién me quiere cambiar?

En fin, soy pareidólica y veo caras las 24 horas.

Lo único que les puedo decir es que aunque yo vea tantas caras, yo ya no voy a dejar que nadie más me vea la cara a mí.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 😊

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s