¡Abre los Ojos!

284253_10150267691317103_3988131_n

 

Quizá se siente como estar en un sueño. Tal vez esté muy agusto y tranquila. No creo que sea todo oscuro ó tenga miedo. Quiero pensar que está muy feliz.

Tal vez camina por un pasto en un cielo muy azul y va viendo flores de colores. Su risa a carcajada mientras se tapa la cara al reírse de cualquier tontería y con su voz ronca dice, “hazme el faaaavor”.

Y aunque está muy agusto y llena de paz, quiero llegar hasta el Hospital CIMA de Hermosillo y entrar sin permiso hasta donde esté y decirle:

“¡Abre los ojos!”

¡Ay, Bethina! si tú vieras como nos traes a todos. Ahora si te metiste e hiciste esta ‘pen..jada’, como nos dicen tus hermanos.

Tengo sin poder dormir desde el jueves en la noche que recibí un recado de mi amigo Juan Medrano donde me preguntaba por la salud de mi prima. No supe qué pasaba y comencé a buscar respuestas con todos los primos hasta que supimos la mañana del viernes que mi prima había sufrido un aneurisma, un derrame cerebral y por lo tanto está en un coma inducido.

Un aneurisma es un derrame cerebral y es muy común en mujeres mayores de 40. A veces no hay síntomas hasta que truena una arteria en el cerebro. Las mujeres estamos tan acostumbradas a los achaques que no ponemos atención a nuestro cuerpo. Siempre nos duele algo. SIEMPRE. Esas angustias que nos dan los hijos ó la pareja. Ese cansancio que se nos olvida por amor a la familia. A veces uno trabaja y es ama de casa y logra todo porque ama a los suyos. Y vamos quedando al final de las prioridades. Se nos olvida que nosotros también necesitamos de alguien que nos cuide. No porque no nos cuiden, pero como mujeres y mamás, nos da mucho trabajo pedir ayuda ó decir que necesitamos algo. Es nuestra esencia. Desconozco la causa médica de mi prima. Sólo sé que le pasó y nos la tiene en pausa.

Las redes sociales son una magia para la comunicación masiva y me siento muy cerca a mis primos con todo esto. No hemos dejado de rezar y darnos ánimos para ver como sigues y hacer sentir a tus hermanos que no están solos. Aquí estamos. Augusto y sobrinos, AQUI ESTAMOS.

Despierta Bethina.

No puedo ni imaginar la escena en la que te sentiste mal. No me se bien la historia pero me dijo mi mamá que mi tìa le platicó que estabas con amigas en un shower. Y te dolía la cabeza, como nos duele a todas a veces. Sin darle mucha importancia al dolor, me imagino que te arreglaste guapísima (como somos todas las de Sonora, muy arregladas!) y te fuiste a relajar con tus amigas, tus befas, tus hermanas y cómplices de vida.

No puedo pensar las caras y gritos de impotencia al verte caer tras el dolor de tu cabeza. No se si te desmayaste, ó que pasó.

Sólo sé que tus amigas te llevaron como pudieron al hospital a que te atendieran. Creo que toda la familia va a estar siempre agradecidas con ellas porque estaban allí contigo, cuidándote.

Abre los ojos, Bethina.

La voz comenzó a correrse por todos los medios. Las cadenas y grupos de oración comenzaron a llenarse de todos, implorando a Dios que te cuide y te sane pronto.

Prima, siempre he querido ser como tu, ¿sabes? Desde que yo me acuerdo, desde muy chiquita que nos quedábamos en tu casa cada que íbamos a Hermosillo, eras mi ídola.

Me acuerdo que dormíamos en tu cuarto con la Fernanda tu hermana y mi hermana Michele. A veces te hacías pipí y me echabas la culpa y no te delataba porque no quería que mi tía Bety te regañara.

Todavía recuerdo como el Manuel y el José Roberto nos asustaban con cuentos de miedo y el Jorge Enrique quería dormir con nosotras pero no queríamos porque usaba una cobijita que apestaba mucho y lo corríamos! (Los adoro a mis primos Baldenegro Dewar)

Recuerdo que jugábamos a la SANTA MISA y tú eras el Padre Bethino, jajajaja!! “Consagrabas” un Pan Bimbo blanco y una Pepsi en una copa de mi tío. (Todos en escuela de monjas muy religiosos). Nos leías la biblia y comulgábamos según tu criterio. A veces nos decías pecadoras y nos dabas penitencia. Eras un padre muy exigente con la religión! 🙂

Despierta Bethina…

Todavía nos falta subirnos otra vez en ese burro de Suaqui Grande, aunque tu quieres que diga que estamos en Abu Dhabi para la sociedad pues! Nos prometimos volver a subirnos tu, la Maria Luisa y yo. Pobre burro, que culpa tiene. Pero nos lo prometimos y lo tenemos que cumplir.

4237_96872453336_7193090_n

La vida nos llevó por caminos muy diferentes. Cada quien se casó y se ocupó de hijos y sus vidas.

Las redes sociales nos han vuelto a reunir y desde hace más de diez años hemos estado en constante comunicación. Y muy curioso porque es como si el tiempo no hubiera pasado.

Abre los ojos, Bethina.

No sabes como me siento orgullosa de ser tu prima, de que por nuestra sangre corran esos “genes” fuertes que nos hacen únicos. Leo cada rato lo que todo el mundo te escribe y me da emoción de ver la manera que todos te quieren, rezan por ti y sobre todo, te esperamos.

394621_10151043921822103_324172885_n

Siempre me encantaba la idea que tu amor fue el Augusto desde que tengo uso de razón. Nunca supe de nadie más que él en tu corazón. Y vas a decir que ‘que cursi’, pero tu y el Augusto me hicieron ver que en la vida real si hay parejas que son el uno para el otro. Es que si encuentras a esa persona que te llena el alma, ¿qué más necesitas?

Despierta Bethina.

Tu alma misionera me hicieron seguir tus pasos unos años después con los Legionarios de Cristo en El Paso, Texas. Ir y llevar esperanza donde no conocen que hay un Dios que nos cuida. Llevar un poco de consuelo al más necesitado y dar un poco de amor a tantas almas necesitadas de alimento espiritual. ¡Ay Bethina, es que eres una mega consentida de Dios porque eres puro amor! ¿Cómo no quererte?

Resiste Bethina.

Toma tu tiempo, prima hermosa. Permite que los médicos hagan lo que tienen que hacer. Ellos son guiados por DIOS, y estamos dispuestos a aceptar Su voluntad.

Abre los ojos, Bethina.

Abrelos.

Los dos al mismo tiempo, ó uno a la vez.

Abrelos Bethina.

Aquí estamos todo un mundo de gente que te necesita.

Tu esposo y tus hijos te esperan.

Tu mami y hermanos.

Tus primos, sobrinos.

Un mundo de amigos y befas.

Aquí estamos… para ayudarte a una recuperación total.

Abre los ojos, Bethina.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

4 thoughts on “¡Abre los Ojos!

  1. Que hermoso le escribes a mi befa.. Gracias Gina… Por compartir… Aqui estamos todos en oración por ella.. Mi Befa

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s