Lo Sensato y lo Sensible

Me dedico, entre otras mil cosas, a vender casas en California. Es una carrera muy bonita pero a veces es muy difícil. Y siempre que comienzo a dedicarme un poco más a otras cosas, esta carrera me jala de nuevo y no me deja abandonarla. Es como una mafia, jejeje.

Dentro de la carrera, nos exigen para seguir vigentes, que tomemos cursos para seguir actualizados con lo que hay en el mercado, con las leyes, con la ética, y hasta cursos sobre como vender mejor.

Uno de esos cursos nos volvían a recordar la importancia de preparse uno bien a la hora de ir a ver a clientes que quieren vender su casa.

Para no hacerles el cuento muy largo, llegamos a la parte donde nos dan varios pasos que debemos seguir para que una propiedad se venda al mejor precio posible en poco tiempo. (Aunque ahorita no es muy difícil vender, al contrario, todo se vende ahorita como sea).

Uno de los “consejos” que nos daban era hablar con el cliente y explicarles que para vender su casa es necesario eliminar todo lo personal que hay en ella para que el cliente vea la casa y no el gusto de la decoración de los vendedores.

Sí, suena lógico y cientos de veces lo hemos hecho: “Señores, quiten sus fotos de los muebles; guarden esos diplomas; no tengan tanto adorno puesto sobre las mesas, quita todos los imanes del refrigerador, etc”.

Sin intencionalmente serlo, uno como agente que quiere vender la casa puede ser un poco sensato y de cierto modo práctico.

Como agente que ha tenido clientes que van a ver casas para comprar, sé que es un distractor fuerte ver las cosas personales de los vendedores. “Ay, que padre refri de vinos.. se ve que los disfruta”.

Son comentarios inocentes pero que ahora se me vienen a la mente que tenemos los agentes que ser sensatos, pero mucho más sensibles.

¿Cómo le dices de manera bonita y empática a tu cliente que debe de arreglar mejor su casa para venderla? Es una crítica personal, a su gusto y capacidad de ordenar un hogar. De acuerdo, no es con la intención de lastimar pero ahora me pongo a pensar si alguna vez he causado que alguien se “agüite” por decir algo como “Mejor guardamos esa colección de muñecas de trapo para que se vea más espacio”.

Todo esto me puso a pensar mucho, y no solo de bienes raíces sino que al final de la historia, para poder vendernos bien, tenemos que esconder, quitar, cambiar ó reacomodar lo que somos realmente.

Hay un truco que funciona a la perfección para poder ser empáticos y sensibles con la otra persona. Simplemente ponte en su lugar.

A mis clientes que venden siempre les digo: “Imagina que estás comprando esta casa. ¿Qué no te gusta de ella?” Y así dejo a ellos tomar la decisión de que deben cambiar.

Igualmente a los compradores les digo “Imagina que esta es tu casa y la visita gente extraña. ¿Cómo te gustaría que la trataran?” Y se portan bien.

Lo mismo para cuando estes dando una opinión y justificación de tus actos. Para poder ser sensatos y sensibles piensa “¿Qué sentiría yo si la cosa fuera al reves?”

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

One thought on “Lo Sensato y lo Sensible

  1. El ponerse en el lugar del otro casi siempre ayuda a preservar La Paz. Vale la pena intentarlo, por lo menos incrementará nuestra tolerancia y consideración. (Que a veces nos evade) Saludos 😘😘

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s