Challenge Accepted

Mujeres.

Por todas las redes sociales estamos. Fotos blanco y negro inundan las plataformas más vistas. Mujeres de todas las razas, colores y situación económica comenzaron a tapizarnos con sus fotos maravillosas.

Millones de mujeres en todo el mundo subieron fotos con su respectivo #challengeaccepted, que quiere decir “acepto el reto”.

¡Ah, mujeres! Tan hermosamente complicadas que somos. Y yo puedo decirlo porque soy una mujer que a veces cae en su total feminismo de ser totalmente irracional, pero siempre sabemos lo que hacemos.

Funcionamos tan maravillosamente que ninguna computadora tiene nuestra memoria al detalle, desde a qué olía el ambiente en tal recuerdo hasta que ruido había en el fondo. Manejamos nuestro complejo cerebro a la perfección, pero es que estamos diseñadas para ser así.

¿Saben? Las personas que más me aman y quizá mis únicos enemigos son mujeres. Me llevo muy  bien con los hombres, desde mis mejores amigos hasta con los jefes y compañeros de trabajo que he tenido que tratar. Con ellos nunca he tenido problemas para sobrellevar las relaciones, cualesquiera que esta sea.

¡Ay, pero mis mujeres! Mis bullies de niña eran mujeres. Las que te hacían feas caras en las piñatas ó no se juntaban contigo porque venías de fuera. La que me rompió el techo de mi convertible hace mil años en Mexicali fue una mujer (y ahora es mi amiga). ¡Sí! Parece que me contradigo, pero no. Todas las mujeres que me leen saben de que estoy hablando.

Somos seres apasionados y maravillosos, no cabe duda.

Por eso cuando recibí la invitación de Cynthia Loera y de Elsa Rincón para participar en el reto #challengeaccepted, no dudé en hacerlo.

Este reto consiste en subir una foto blanco y negro a las redes sociales con leyendas como “Mujeres apoyando a mujeres”, como un juego de solidaridad, de hermandad.

La respuesta que ha tenido a nivel mundial ha sido impresionante. Millones en el # (hashtag), con fotos maravillosas y donde el hecho de no tener color hace que el alma de cada mirada de mujer brille aún más.

Comencé a etiquetar amigas y conocidas y unas lo hicieron (otras no). Me puse a leer en NY Times acerca del movimiento y cómo tal vez tenga un tono político porque a una miembra del Congreso de USA le faltaron al respeto. Tambien se debe a la violencia doméstica que se ha elevado en este tiempo de encierro. Sea cual sea la razón, fue un reto que todas estamos haciendo (porque esto va para largo).

Ví tambien en las redes sociales como comenzaron los ‘haters’ a publicar cosas que desacreditaban el movimiento. Ponían fotos de cebras, pandas, uniformes de rayas blanco y negro (presos), etc. con la leyenda #challengeaccepted.

Al principio me dió risa y luego me enojé. ¿Porqué siempre tiene que haber alguien que no apruebe un movimiento que no le hace daño a nadie?

Es por eso que decidí hacer el blog de esto y tambien hice un video con las mujeres que más me leen cada miércoles (quizá como para agradecerles un poco su tiempo y cariño).

Me “robé” fotos de todas aquellas que no habían participado aún en el reto y tambien de las que ya andaban circulando públicamente.

Comencé a editar las fotos, a subirlas y cuando les puse música para ir viendo como se veía, me dieron unas inmensas ganas de llorar. (No se que me pasa pero por todo lloro últimamente. Muy inútil de mi parte la verdad).

Y pensaba ¿porqué lloro?

Veía el video y lloraba cada vez mas. Lloraba y lloraba. Y capté lo que en realidad veía en cada foto. Veía a mujeres reales.

Mujeres, cada una de ellas (de ustedes) con una historia detrás de cada mirada.

Mujeres fuertes y determinadas. Honestas y fieles. Fuertes y dominantes. Sumisas y tiernas.

Cada vez que lo veía, veía una parte de mi en todas.

Madres, hermanas, tías, abuelas, primas, amigas, comadres..

Emprendedoras, empresarias, motivadoras, empáticas, asustadas, con miradas que sabemos que han derramado lágrimas.

Mujeres que este año han tenido que ser mas fuertes que nunca para no desequilibrar el bienestar emocional de la familia.

Mujeres que sonríen porque es más fácil hacerlo que explicar la angustia.

Mujeres que han sido víctimas y han sido héroes.

Mujeres que han brindado una mano al que lo necesita.

Valientes que han luchado contra enfermedades y realmente seres celestes las que han perdido a un hijo en esta vida.

Mujeres que yo se que si las necesito me van a ayudar.

Me ví en la que ha estado dudando de sus decisiones. En la que está a dieta porque pues no hay de otra.

Me ví en esas miradas jovencitas llenas de sueños e ilusiones por lo que falta de vida.

En las persistentes y defensoras de los derechos de todos.

En esas caritas de niña de todas, esas niñas que pensaron que la vida era de princesas y finales felices pero con el tiempo fueron viendo que había más dragones y hechizos.

Me ví en ti que me lees y que das la vida por que todo fluya a tu alrededor.

Me ví en ti que tienes miedo a lo desconocido, al futuro y muchas veces a la vida.

Me puse a escribir de ti y hacerte este video para agradecerte MUJER, el estar aquí, levantando mi ánimo cuando menos lo piensas.

Disfruten el video… lo hice con mucho amor y como agradecimiento por aguantarme, jeje.

 

 

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

116417801_1730490080448884_2680280294448939812_n