Ya merito

disney

No les voy a platicar de Disney y su magia, ni como 4 juegos se descompusieron conmigo arriba, ni como el desfile se atoró enfrente de mi. Tampoco les hablaré de princesas ni nada.

Les voy a platicar de lo siguiente.

Llegué con un miedo al hotel, despues de andar todo el día en Disneylandia, porque no me quería quitar los tenis. No es que me apesten ni mucho menos. Lo que pasa es que me acordé de lo que le pasó a mi abuela Gloria (materna) hace muchos muchos años cuando iba con nosotros a Disneylandia.

Hace mil años, (tal vez unos 30 años), mi abuela nos acompañó a Disney a los nietos y a las hijas.

Como era de esperarse, las filas, la caminada y estar parados hicieron que el cansancio incomparable llegara a nosotros.

Mi abuela era una señora que SIEMPRE usó faja con liguero de resorte para detener las pantimedias.

No me acuerdo de mi abuela sin medias.

Esa vez que fuimos a Disney, al llegar al hotel todos cansadísimos, recuerdo el grito de mi abuela cuando se quitó las medias.

Se las quitó con todos y un par de uñas de los pies.

La risa de todos al imaginarnos a mi abuela, tan sangrona, sin uñas por cansancio.

Desde entonces me da un miedo espantoso cansarme demás.

Ahorita asi estoy. En un cuarto de hotel aqui, llegando de Disney y con los calcetines puestos porque me da mucho miedo quitármelos con todo y uñas.

La verdad es que de nada sirve tener condición física. El cansancio de Disney es único.

Me hizo pensar que este lugar mágico tambien te enseña muchas cosas.

En sus canciones te invita a creer, amar, soñar, imaginar.

Nadie te dice nada de las enormes filas de los juegos.

disney-filas

Esa es mi reflexión el día de hoy.

Esas interminables filas de gente en cada juego de Disney.

En esos juegos que no tienes el llamado “Pase Rápido” o FASTPASS, te tienes que aventar la fila que en estas fechas oscilaban entre 1 y 1.5 horas de espera.

Muy chistoso porque llegábamos al juego y veíamos como se veía que la gente estaba cerca de la entrada.

Al formarnos nos dábamos cuenta que la fila era un laberinto escondido que daba vueltas y vueltas y vueltas.

Lo que tu veías como que YA MERITO llegas era en realidad una ilusión óptica.

Phhfffttt!!! Tanto esperar en las filas me hizo reflexionar que DISNEY te enseña a tener paciencia.

Uno hace la fila paciente, cantando, comiendo churros de $6dlls. y vas sonriendo.

Nada te molesta, te adaptas a hacer fila y tratas de pasar el tiempo de la mejor manera.

Nadie dice nada. Se forman y ya.

¿Porqué para la vida real no somos así de pacientes?

Si yo misma tuviera la actitud para mi vida diaria como la que adopto cuando estoy haciendo filas en Disney, creo que sería mucho mas feliz.

Tengo que intentarlo.

Tengo que formarme en mis planes, pacientemente hacer fila y aunque vea que YA MERITO llego, saber que tal vez haya un laberinto de desviación que haga mas larga la espera.

Pero al final, se llega al juego/atracción.

Esa sensación de llegar a sentarte al carrito del juego despues de una muy larga espera…esa sensación única, es la que estoy deseando sentir en muchos aspectos de mi vida.

Esa sensación de satisfacción, de logro y de “woohoo, ahora si viene lo padre”.

Ya merito.

Mientras tanto, a formarnos y esperar. Cantemos en el camino. A ponernos orejitas de Mickey Mouse. A ir poco a poco.

Ya merito llegaremos.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

Rita

Primero que nada, feliz 2016!

Hoy cumplo ya 5 años escribiendo este blog!

Que muchos! A ver cuanto mas aguanto! 😉

Bueno dejen les platico sobre RITA.

En pleno día 2 de enero, todavía con la desvelada de Fin de Año, mi hermana, su esposo, mis hijos y yo nos fuimos a Disneyland en Anaheim, California.

12476124_10154524006646632_1934364379_n

“Plan Pobre”, es decir, de ida y vuelta en una van con chofer. Sin hotel ni nada. (Aprovecho este espacio para agradecer a MAGIC’S TOURS y a Roberto Corrales por su excelente servicio. Mil Gracias).

El viaje fue un regalo que les hicimos a los niños de manera SORPRESA esta Navidad.

La razón prinicipal para regalarles esto fue que en verano nos llovió mucho y la verdad no disfrutamos de los desfiles ni de los juegos pirotécnicos del parque. (Nos quedamos con la espinita pues).

Les envolvimos unas sudaderas con el logo de  Mickey Mouse y los cinco niños las abrieron al mismo tiempo en Nochebuena.

La verdad estuvo muy padre y muy emocionante. Sobre todo, estuvo INESPERADO!

Nos fuimos a la 1am del Soriana por casa de mi mamá en Mexicali. Para las 5:00 am ya estabamos casi llegando a Anaheim. (son 3.5 horas de casa de mi mamá a la puerta de Disneylandia. ¿Cómo no voy pues?)

Disneylandia, como siempre, MAGICO.

Decorado de Navidad y con temas de la época hicieron del lugar mas especial!

Pudimos disfrutar TOMORROWLAND y todo STAR WARS. Increible como transformaron algunos juegos para que fueran de esta película. El fenómeno de esto ha traspasado fronteras y épocas. Una afición de todas las edades.

Les confieso que a mi Disney en su totalidad siempre me ha dado un poco de ‘nervito’.

Es decir, tanta OBSESION de la gente por este lugar.

Es un lugar muy caro. Carísimo! Para entrar son $100 dólares por persona. Ok. Tal vez los vale porque son ilimitados los juegos y los shows y los desfiles.

Pero comerte un churro a $5.75 dlls como que duele. Ademas que nada que ver con los churros mexicanos. Sin embargo, compramos muchos y nos los comimos.

Disney es poderoso.

Tiene un cierto magnetismo que hace que se te olvide el valor de la moneda y gastes. $80 dólares de nuggets y papitas fritas. $25dlls de galletas. Todos los precios infladísimos y sin embargo, los pagamos sin que nos duela. (Nos duele ya que llegamos y comparamos una semana de mandado con las 3 hamburguesas que nos comimos, jejeje!)

Disney es como una religión. Mickey Mouse es realmente un dios. El fanatismo por las princesas, los cuentos, todo!

Y yo creo en Disney. No es crítica sino que realmente me impresiona como el sueño de un señor llamado Walt pudo llegar tan lejos.

Es un imperio indestructible.

Las miles de personas que entran diariamente al parque es absurdo. Mares de gente de todo el mundo.

Se respiran  los olores de todas las culturas! Se oyen los acentos de todos los idiomas!

Las filas interminables y el gentío en los que hay momentos que desesperan!

Por eso me impresiona esta empresa. No entiendo que hizo para tener ese poder.

Así andaba todo el día. Impresionada con lo que uno siente al estar allí.

Porque quiero que sepan que desde que llego comienzo a contar las horas que nos quedan porque no me gusta irme de allí.

(Ahora se a quien sacó mi hija Luisa Fernanda que ya tiene planeado trabajar allí y atender un año de DISNEY COLLEGE, jajaja!)

Amo ese lugar y volvería otra vez mañana si pudiera.

En fin, pudimos disfrutar todo lo que la lluvia nos impidió en el verano y ahora si irnos muy contentos.

12475994_10153457589768337_152961557_n

Despues de los cohetes y del desfile fabuloso PAINT THE NIGHT, fui a comprar unas cositas a una de las tienditas de MAIN STREET en el parque.

Encontré lo que buscaba entre ellos una pulsera muy padre que quería mi hija.

Me formé para pagar y la señora de la caja (la empleada ó CAST MEMBER como les dicen en el parque) tenía un problema físico.

635850329644602625201343557_40056-Disneyland-Christmas

Primeramente ha de haber tenido unos 75 años mínimo.

Su cara estaba chuequita y sus manitas enroscadas.

Tecleaba la computadora de la caja registradora con los nódulos de sus dedos.

Mi suposición (ó supositorio como dice el Chavo del 8) es que la señora de la tienda tuvo una embolia cerebral. Eran muy obvios sus signos.

Me fijé en su nombre. Se llamaba RITA.

Tardaba mas que las demas cajeras. Sus movimientos eran lentos y su hablar apenas se le entendía.

La gente detras de mi se comenzaba  a desesperar y resongaban de ‘porqué dejaban trabajar a alguien así en el parque’.

Bueno, quiero que sepan que sentía que me prendían un cohete cuando oyía los quejidos.

Comencé a ver a mi alrededor y a recordar todo mi día en Disney y pude conectar que en Disney NO SE DESCRIMINA para dar empleo!

Son cientos de mayores de edad, mayores de 75 años trabajando! Y sonríen todo el día y ¿cómo no?!

Estan en un lugar donde uno es niño otra vez, ademas les pagan y para terminar en ningun otro sitio los emplean! Allí los tratan igual que a los jóvenes. 🙂

RITA, esta señora me hizo pensar tanto! Si, me tardé mucho mas en pagar y se que mi cuñado Sergio y mi hermana y sobrinos ya estaban cansados y tal vez se desesperaron un poco.

Si, me tardé porque RITA me atendió. Eran ya casi las 12am, media noche y RITA con una sonrisa hermosa. Sus canas blancas impecables. Sus manitas enroscadas llenas de pecas como las que me heredó mi abuela tomaban mi tarjeta de crédito y la deslizaba. (Yo por dentro solo decía ‘que pase, que pase, que pase’ jejeje!)

Hoy en día en ningun lugar emplearían a alguien como RITA. Primeramente por su edad, segundo por su condición física.

Bueno, suponiendo que haya trabajado allí desde el primer dia que abrió el parque y luego se haya enfermado, en cualquier otro lugar la hubieran despedido ó indemnizado por ya no poder trabajar. Una incapacidad de por vida.

Pero aqui no. DISNEY no la hizo sentir peor, al contrario. DISNEY al darle empleo le está diciendo “todavía puedes hacer mucho”. 🙂

Creo que ahora se porque DISNEY es mágico y tiene tanto poder y dinero.

A DISNEY se le regresa todas las sonrisas que provoca!

No es una religión que te hace sentir culpable si no das dinero. No es un gobierno castigador, ni un mandatario humillante.

DISNEY hace que todo el mundo se sienta bien.

No hay discriminación alguna y eso, hoy en día, especialmente en el ámbito laboral es muy muy muy escaso.

RITA vino a darme respuestas a preguntas que me hice todo el día.

Si todos los empresarios en este mundo le dieran oportunidad a los mayores de 70 años trabajar, no habría esta crisis de no saber que hacer con tanto adulto mayor desempleado y pobre.

Otro punto para DISNEY. Ahora creo mas en el..

 

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

La Sequía de California

Desde que llegamos a California nos dicen por todos lados que el estado está atravesando por una ‘sequía histórica’.

Y si se nota.

Si hay algo que me llama la atención de este estado tan bonito es la vegetación. Ese paisaje lleno de flores, frescura, vegetación y paraíso.

Este verano 2015 pude ver lo triste y seco de la ciudad.

images (4)

Los letreros de los highways recuerdan a todos de la tremenda sequía.

Es histórica.

El estado más bonito (opinión muy personal) está secandose y la verdad si me preocupé.

Los noticieros locales te llenan de información.

Y es alarmante.

images (3)

No hay agua.

Me impresiona que aún no pueden ‘potabilizar’ el agua del mar de manera industrial.

O tal vez ya lo van a hacer y nos estan asustando para poderla vender $$ bien machin.

Pero si, la ciudad de Los Angeles se veía triste, gris, empolvada.

El estadio de los Dodgers estaba rodeado de cerros secos, hasta se me hizo que peligraban para los incendios esos tan feos.

El zacate del parque estaba feo, sin ese verde parejito que lo hace tan bonito.

11756532_10153137989243337_168760241_n

En fin, si me preocupé bastante.

La gente debe estar ya rezando y pidiendo para que esto termine.

Estan cuidando el agua, tanto que ahora que fuimos a Disneylandia lo pude notar de volada.

Los bananos hermosos que rodean la periferia de los parques estaban tristes, secos y choros.

En fin, asi comenzamos la odisea de Disneyland 2015 para celebrar los 60 años,

Fue increible coincidir con el mero día de aniversario de dicho parque.

11753738_10153138027558337_1962407317_n

Tambien fue increíble encontrarme con la familia Cerna, de mis mejores amistades en El Paso, alli en pleno Downtown Disney. 🙂

11721764_10153138027538337_1443632171_n

Y así, el día siguiente comenzamos la odisea Disney.

11749364_10153138027428337_822314055_n

Llegamos todos UNIFORMADOS (No por NACOS, sino porque es una excelente medida de seguridad cuando llevas niños chiquitos! En caso de que se extravíe uno, cualquier empleado de Disney puede identificar a alguien del grupo).

Nos la pasamos padrísimo, poca gente para la fecha, nos subimos a todo (hasta el Hotel Tower of Terror con todo y Olivia de 4 años. Error total con el daño psicológico que le pudimos causar a mi Baby O).

Entrando la tarde, comenzó a llover. Al principio era un ‘chipi chipi’ pero despues se soltó mas fuerte. Nos compramos unos ponchos en las tiendas locales y todo siguió muy bien. El agua no frena nada en el parque!

11751078_10153138027483337_947340886_n

La lluvia paró y todo siguió normal, con un mejor clima porque ya no hacía tanto calor.

El día siguiente volvimos a Disneylandia.

11751471_10154119397886632_6388307754763486133_n

Otra vez, UNIFORMADOS por seguridad.

Hacía un calor con humedad espantoso. Se veía a la gente de mal humor, gritandole a los hijos. 😛

Pasado el medio dia ya, habiendo recorriendo FANTASYLAND, MICKEY’S TOONTOWN, NEW ORLEANS SQUARE y terminando de comer en FRONTIERLAND, nos fuimos a SPACE MOUNTAIN (por el ‘fastpass’ que lo unico que hace es estresarte por el tiempo).

Vimos el desfile de las 4pm y me deleité viendo las caras de mis sobrinos hermosos!

Nos fuimos a subir al MATTERHORN BOBSLEDS y al comenzar el juego, se suelta un chubasco increíble!

Eran mares de agua y nos mojaba en pleno juego a toda velocidad.

Lo rápido del juego, el agua fría del cielo y la adrenalina de agarrarte bien para no salirte hicieron de la experiencia algo único.

Al bajarnos del juego, estabamos ya totalmente empapados.

Mi hija, mi hermana y yo no captamos que traíamos camisas blancas (y ahora mojadas), asi que una disculpa pública a todos los que nos vieron.. .jejejeje!

La lluvia era intensa y los ponchos (impermeables) estaban hasta enfrente del Castillo de la Bella Durmiente (guardados en las carreolas).

Llegamos por fin y era una risa. Los cántaros de agua del cielo, mas que si estuviera en una regadera.

Mi mamá estaba totalmente empapada. Los niños igual.

“A irnos al área del JUNGLE CRUISE a los árboles”, dijo mi hermana.

Atravesamos el parque en el chubasco.

Llegó un momento que pensé “¿Ahora que hacemos?”

Pero la cara de mis hijos y sobrinos me hizo recapacitar y me puse a “bailar bajo la lluvia con ellos”.

“Es parte de la aventura. De mas grandes cuando traigan a sus propios hijos se van a acordar de este viaje porque ha sido muy especial”.

El Sergio MIguel se puso a brincar en los charcos y yo con el. 🙂

Sentir el agua fría me puso feliz.

Bañarme en la lluvia es de mis cosas favoritas, desde siempre!

Nos atrevimos a hacer la fila en el INDIANA JONES (sin fast pass).

50 minutos bajo el agua (los impermeables ya no eran suficientes).

Sentía los pies empapados y al caminar los tenis rechinaban de tanta agua.

Mis sobrinos e hijos andaban feliz!

Realmente parecía que andabamos en la jungla, rodeados de plantas y agua, humedad y lluvia.

Es increible como nada se paraliza en Disneylandia, a pesar del agua.

11057224_10154119401711632_9152663440976045134_n

El desfile eléctrico si se canceló y los cohetes tambien. (Eso nos da la idea de volver antes de diciembre, el paro pues!)

En la noche, antes de saber que los cohetes se iban a cancelar, estabamos sentadas mi hermana y yo con mi mamá en las bancas frente al castillo.

El agua era mucha, abundante y fria.

Ya no nos importaba. Mojadas estabamos.

Volteo a ver a mi hermana y lo único que puedo hacer es reirme.

Ver a mi mamá envuelta en plastico en una silla de ruedas (su espalda la molesta mucho) nos daba mucha risa a las dos.

El rimel corrido, los pelos estilando, el brasier traslucido por las camisas blancas.

ERAMOS UN ESPECTACULO.

Pero ha sido la ida a Disneylandia mas especial en toda mi vida.

En la sequia mas fuerte de la historia nos toca LLUVIA en Disneylandia.

jajajajajaja!!

Si extrañe un poco Rosarito, BC este año porque el Oceano Pacifico y yo estamos bien conectados.

Pero ¿saben que?

El vacacionar con mi mamá y hermana y toda la familia hacen de cualquier lugar, un lugar MAGICO.

Saludos desde Las Vegas, Nevada.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES. 🙂

Fantasyland sobre Ruedas

Antes de concluir nuestras vacaciones, nos pudimos dar una escapada a Los Angeles aprovechando que mi esposo tenía pendientes de negocios allá.

Una vez en aquella ciudad, fuimos a Disneyland.

Teníamos unos tres años sin ir, así que no se si la emoción era mas grande para mí o para mis hijos. 🙂

Un día antes de ir, mi hija Luisa Fernanda se torció el tobillo espantosamente.

Nunca dijo que le dolía ni nos enseñó el pie (Creo que por miedo a que le dijeramos “Hijole, no puedes ir así a Disney”).

Llegando el miércoles por la tarde a L.A. nos fuimos directo al RAINFOREST CAFE a cenar. Y fue donde capté la gravedad de la torcedura del tobillo de mi hija.

NO podía caminar!

Se descubre el pie y se me apachurra el corazón! Una hinchazón espantosa! 

IMAG4664

Cojeaba por todo el DOWNTOWN DISNEY. Definitivamente NO iba a poder caminar en el Parque el día siguiente.

“Te voy a rentar silla de ruedas, no hay otra manera de ir”, le dije mientras ella lloraba de dolor cuando le untaba la pomada MILAGROSA que nos dió mi mami.

Le puse su venda, unos tylenol y nos dormimos.

El día siguiente, desde muy tempranito nos levantamos para irnos al parque. Sólo iríamos a Disneyland y no a California Adventure.

Como pudo mi hija, caminó de donde nos dejó el camión del hotel hasta la entrada donde se rentan sillas de rueda. 

th (10)

$12 dólares por la silla. No se me hizo mal.

La eléctrica costaba $50dlls pero nunca lo consideré porque me imaginaba a mi hija atropellando bebés, viejitos y princesas. 😛

Pues alli vamos los 3. Mi esposo se fue a unas juntas de trabajo.

Al principio super bien, serenidad total. Poca gente todavía ya que el parque apenas abría.

Si conoces este parque sabes que desde que entras cambia tu humor. Es como MAGIA. No se si soy la única que siente esto pero la música, el ambiente, los jardines de colores, los empleados sonrientes… todo está feliz.

Caminando de repente Luisa Fda bajaba los pies.

“Levanta las pataaaas”, le decía riendome.. Casi nos ibamos de boca cada que lo hacía.

“Mete los codos”, le ordenaba porque la golpeaba en las vueltas con botes de basura y postes de la luz.

Nos tomamos un Starbucks dentro de MAIN STREET y una galleta en forma de Mickey. (si, solo yo compro Café Starbucks dentro de Disney, jejeje. :/

IMG-20140811-WA0003

Llegamos a tomarnos las fotos enfrente del Castillo.

Mientras ibamos y subía una pequeña inclinación del puente del castillo me di cuenta que sería un día bastante pesado para mi. Empujarla por todo el parque iba a ser un reto maratónico. Pero para eso soy su madre, ¿qué no?

Cruzamos hacia FANTASYLAND por debajo del castillo. PETER PAN FLIGHT era el juego que queríamos. Había una hora de fila.

“Puede tomar un SPECIAL PASS por traer silla de ruedas”, nos dice una empleada del lugar. “Vuelva entre 9:30am y 10:15am”.

Aprovechamos para irnos a otros juegos de allí cerquita. En ninguno hicimos fila! 

Teníamos acceso directo por la puerta de salida. 

“Mamá, lo mejor que nos ha pasado en la vida es que Luisa Fernanda se haya lastimado. Gracias hermana!”, le decía mi hijo el Coco a su hermana.

Justo allí me cayó el veinte cuando mi hijo dijo esas palabras.

Personalmente, nunca me he subido a una silla de ruedas, ni siquiera jugando. No se, es como un miedo ó un RESPETO a las personas que por alguna discapacidad tienen que estar en ellas.

En el fondo de mi corazón se que nadie estamos excentos de un día no poder caminar solos, así que siempre las evito.

Tambien conozco tanta, TANTISIMA gente que rentan estas sillas en todos los parques de diversiones justo para eso, evitarse unas filas largas.

Yo no pudiera hacerlo. 

Respeto a los que lo hacen, cada quien sabe lo que hace y deja de hacer.

No se si sea que tengo parientes que quiero mucho y tienen que luchar día a día con incapacidades físicas por lo cual no se me haría nadita bien ‘fingir’ estar enferma para lograr un objetivo tan vano y tan egoísta.

Es lo mismo que estacionarse en un lugar azul para DISCAPACITADOS.

Es la mismita cosa.

“No vuelvas a decir que el accidente de tu hermana es lo mejor que nos ha pasado. Si no tuvieramos esta silla podríamos movernos mas rápido, correr a los juegos sin líneas, ir y venir de norte a sur. Estamos solo acompañando a tu hermana a que su dolor sea menos”, le dije a mi hijo. TODO UN ROLLO de político le aventé.

Se me quedaba viendo mi hijo. Casi casi me decída “Relájate.. take a chill pill.. jejejeje”.

El día siguió maravillosamente.

No hacíamos fila en los juegos y en las que no había consideraciones por la silla de ruedas corrían rápido.

10544333_10152369427423337_9168710316930934641_n

Vimos los shows, los desfiles, comimos rico. 

A media tarde, despues de subirnos al juego de INDIANA JONES, mi cuerpo comenzó a quererme decir “ya bájale a tu esfuerzo físico”. 

Mi espalda me dolía muchísimo. Mis manos traían en las palmas unas marcas rojas casi moradas (de donde empujaba la silla). Comencé a sudar en frío de agotamiento.

El calor no ayudaba. 

“Nomas falte que me desmaye”, pensé, bajándole la velocidad a mi caminar. 

Fuimos por una agua fria y una nieve (personalmente me comí una banana congelada forrada en chocolate y cacahuates). 

Volví un poco a la vida.

Me puse a pensar en todas esos padres con hijos en sillas de rueda. La vida es complicada para toda la familia!

No solo es un esfuerzo físico sino que ademas es un esfuerzo moral de sonreirle a la vida!

Nos pudimos percatar de las miradas de “simpatía”, en especial de los niños que no pueden ocultar sus sentimientos.

Veían a mi hija con cara de “iiissssh, ¿qué tendrá?”

Mi agotamiento era mucho. 

Pero decidí no quejarme mas porque veía que mi hija se preocupaba mucho y quería bajarse a caminar.

¿Lecciones aprendidas esta semana?

  • Disney tiene muchos elevadores secretos por donde subir a los juegos en silla de ruedas
  • Admiro a todos los padres de familia que tienen hijos con alguna discapacidad. Estan en mis corazones y son mis heroes.
  • No se me hizo taaaaan caro Disneyland como en otros años.
  • Nunca me había fijado que Disneyland tiene lomas por todos lados. Gracias TOONTOWN por esa loma debajo del puente. Creo que con eso quemé todas las calorías del verano!
  • La gente inconscientemente y sin maldad ve de manera diferente a las personas en silla de ruedas, en especial los niños.
  • Nada debe opacar la felicidad que un dia te brinda. 
  • Disfruta tu salud, tus amistades, tus sonrisas 🙂 porque un día estan y a veces desaparecen.
  • Lloré con los cohetes de Disney, como siempre. 😦  Que chafa soy! jajajaja!
  • disneyland-fireworks-disneytouristblog-dot-com-disneyland-magical-fireworks-photo-001
  • Las vacaciones duran muy poco.

“A DREAM IS A WISH YOUR HEART MAKES”  -Cinderella

(Un sueño es un deseo que hace tu corazón).-Cenicienta

disney collage

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES! 🙂