45

Cuarenta y cinco.

Hace mucho que una edad no me traumaba tanto! La última vez que me sentí rara cumpliendo años fue cuando cumplí 37. No se porqué. El número se me hace muy inútil, es primo, no se divide con nada, no significa nada, no es número de calendario, etc.

Tambien leí que cuando cumples 45 y todavía no eres rico, pues que ya ni le intentes.. (yo creo que eso fue lo que mas me traumó).

A mi no me da miedo decir mi edad. Al contrario, me encanta decir los años que tengo! Son años cumplidos, logrados sana y salva.

A veces me preocupa ser tan sana. El stress si es mi enemigo número uno pero ojalá pronto lo pueda controlar.

45.

Phffftt!!! 3 veces quinceañera… la vida es corta si te pones a pensar.

45 antes eran un chorro, ¿qué no?

forifaif…

Esos cumplí el 30 de mayo (ayer martes).

No quería hacer el blog de esto porque luego a lo mejor les doy flojera si lo personalizo mucho, pero necesitaba desahogar mis pensamientos.

Les quiero compartir 45 pensamientos (ó miedos, traumas, dudas)… tal vez se identifiquen con uno.

  1. Me gusta rezar como cuando era niña. De decir el ‘angel de mi guarda’ y tambien el de “San Jorge bendito, amarra a tus animalitos para que no le piquen a nadie mas que los que son sarras conmigo”. (Es que me salió una araña hace poco en mi recámara y no se me hizo suficiente el Raid).
  2. Me acabo de dar cuenta que siempre que manejo por la carretera pienso mucho y lloro. Lloro por cosas que me pasan, por cosas que me acuerdo y porque me doy cuenta que todavía me faltan muchas horas de camino.
  3. Se me hace que mi cabello crece para adentro de mi cabeza (no para afuera ya) y sale por mi bigote y barba. Piochuda la mujer pues. 😦 Es la verdad. A veces parezco chiva.. Usaré mi máquina de láser en la cara (es que me da miedo quedarme ciega)
  4. Cada día tengo mas alergias raras. A la nuez, por ejemplo. Se me cerró la garganta con una galleta de nuez. Tomé agua. Me comí una nuez sola y otra vez se me cerró. Asi que creo que es alergia.
  5. Escondo dinero para cuando me haga falta. Se me olvida donde lo escondí.
  6. Sólo sé querer en un 100%. No entiendo eso de querer en migajas, ó por ciclos.
  7. Todas las noches me despinto los ojos antes de dormirme y me lavo los dientes. La cara a veces. Es que si me la lavo me despierto con el agua.
  8. Pinshis canas. Ok, me pinto el pelo desde los 25 por las canitas. Pero ahora se me hace que tengo la cabeza blanca.
  9. Me dan mucho asco los mocos. Mas que en cualquier otra época de mi vida.
  10. La foto de mi pasaporte mexicano es todo un espectáculo. Es de esas fotos que puedes tijerear todo el día y encontrarle un defecto nuevo cada vez.
  11. Tengo lunares nuevos en lugares nuevos. No manchas, ni verruguitas. Lunares redonditos cafe oscuro. Es muy raro.
  12. Hace mucho que no puedo leer un menú del restaurant sin lentes
  13. Cada vez son más los conocidos, menos los amigos y casi nada los que nunca te van a fallar. Cómo duele cuando te fallan los que mas quieres y en los que más confías!
  14. Guardo todo en ziplocks en mi bolsa. Monedas, mis lipsticks, mis documentos.
  15. Jugué BASTA con mi mamá, cuñado, hermanos, sobrinos y mi hermana. A todo le puse 100 para ganar, (aunque estuvieran repetidas las respuestas).
  16. Me estoy encogiendo.
  17. Me da mucha hambre si prendo una vela con olor a vainilla. Se me antoja una dona.
  18. Las personas que me hacen reír se convierten en parte de mi vida.
  19. Duermo con una almohada de perro, era muestra pero está super cómoda.
  20. Todavía no tengo muchas arrugas aunque me dicen que ya me tengo que poner Botox.
  21. Cuando voy al supermercado y traigo toallas sanitarias en el mandado, busco que el cajero no sea un hombre. (No lo supero, jajajajaja!)
  22. Tuve que aprender por fin a hacer nudos de corbata para ayudarle a mi hijo.
  23. Cada vez tolero menos estar en las tiendas ó centros comerciales. Me da claustrofobia.
  24. Si pudiera, fuera todos los días al cine.
  25. Me gusta el café colombiano dark roast.
  26. Me gusta tomarme una cerveza y postearla en Instagram porque se ve padre el mosaico de fotos de cheves.
  27. Hago fila en el Albertson’s donde se toman la presión arterial. Siempre somos los mismos. Dos viejitas y un viejito y yo. Eso si, la plática es padrísima. Tengo mil remedios de tés caseros para bajar el colesterol, ya se que posición dormir por si un día tengo reumas y me explicaron una mezcla de shampoo con chile piquin para que no quedarme calva. 🙂 Y luego cuando no va uno de los viejitos, nos preocupamos de verdad… jejeje!
  28. Nunca se cuando decir ‘enhorabuena’. No le entiendo a eso.
  29. Nunca aprendí a hablar de USTED. No se como. A mis maestros les decía, “Oiga, ¿te entrego la tarea?
  30. Cuando pongo signo de admiración en mi blog, sólo pongo el de al final de la frase. No el que está al reves al comienzo de la oración. Sé que es mi más grande falta de gramática en estos blogs. Espero que me perdonen.
  31. Estoy comenzando a creer que el VICKS Vaporub es mágico y cura todo.
  32. Ya no quiero que me subestimen. No se como hacerle para que me tomen en serio en muchas cosas.
  33. Si grito un secreto en un bosque donde no hay nadie, ¿corro el riesgo que el sonido viaje y alguien lo escuche? Si sí, pues ya valí porque acabo de gritar un gran secreto mío al aire. Discreción si les llega.
  34. Hace mucho que no me bailan. Me gustaría que alguien me sacara a bailar, como en los viejos tiempos.
  35. Mis hijos se las curan de mi y no porque soy chistosa, sino porque soy mamá y es la naturaleza.
  36. El espejo de mi baño es muy mentiroso. Me veo bien buena en el. Pero la puerta de vidrio de la Wal*Mart me dijo la verdad.
  37. Hace mucho que no me subo a un caballo. Es mi fobia y la tengo que superar. Es que siempre que me subo, arrancan conmigo. Neta, super gacho.
  38. Tengo 45 y si me dieras a escoger qué cenar, cenaría unos Takis con una cerveza.
  39. Si el agua que tengo que tomar al día es proporcional a mi peso actual, necesito comprar una pipa de Bonafont para mi casa.
  40. Siempre me trago el chicle. Se siente padre cuando pasa por el esófago.
  41. Necesito encontrar Motitas de uva para un regalo. No sé dónde comprarlas.
  42. Dicen mis doctores que estoy haciendo los cambios más fuertes de mi vida al mismo tiempo. Que me cuide de no estresarme. (Buen chiste!)
  43. Es más la gente que me quiere, a la que no.
  44. Me gusta escuchar música y ver las nubes.
  45. I am 45 and it is back to square 1. Literalmente voy a volver a empezar en todo. ¿Tengo miedo? Naah… Pánico.

 

18789119_10154813705008337_517105132_o
45 SELFIE!

Famosas de mi mismita edad… Selma Blair, Jennifer Garner, Gwyneth Paltrow, Alyssa Milano y Cameron Díaz… 🙂 todas de la cosecha 1972

45 collage.jpg

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES! 🙂

 

La Chinchilla

564_marlo121408.12

¿Alguna vez les han dejado encargado una mascota porque tus amigos/parientes van a salir de viaje?

A mi si.

Por primera vez en mi vida, me dejaron encargado a una mascota.

Me dejaron a Mickey, una chinchilla de mi comadre Maritza.

Maritza y su familia se fueron a Notre Dame a la graduación de su hija Andrea (Felicidades Andrea!).

No le quise decir a mi comadre que todo se me muere.

Hasta el pasto artificial se ve raro. Todo animal/planta ser vivo que no sea humano, se me muere.

Los peces de mis hijos siempre amanecían flotando.

Tuvimos un ‘hermit crab’ y se murió bien rápido.

Lo peor es que no nos dimos cuenta hasta que mi casa olía a “El Sauzal” de Ensenada B.C.(donde llegan los barcos atuneros y pesqueros).

Con todo el miedo de mi corazón acepté cuidar a Mickey 5 días.

Venía en su jaula, me dieron comida extra y mil indicaciones.

Los cacahuates solo los quiere si no están muy negros. Las almendras solo se las come si están aplastaditas.

Duerme durante el día. Es roedor de la noche.

“Llora a veces en la noche”, me dijo mi comadre.

Las caras de mis hijos de “que miedo” cuando se fueron y nos quedamos con la jaula y la Chinchilla adentro.

Que lindas son las chinchillas!

Su piel suavecita. (Con razón cuestan $20,000dlls los abrigos largos).

Me la pasaba observando la jaula.

Al segundo día decidí abrirle la jaula para que saliera un rato a estirar sus patas. En casa de mi comadre, Mickey anda siempre libre, por las escaleras, por toda la casa. Sabe cuando se quiere dormir y se mete solo a su jaula.

Mis hijos le hicieron una ‘cerca’ con cartón para que tuviera mas espacio donde correr y no perderse por toda mi casa.

Yo no quería que se nos fuera a toda la casa porque me daba miedo perderlo. (O peor aún, que se nos olvidara su presencia).

Hicimos su muralla de cartón y le abrimos la jaula. Estábamos super nerviosos. Teníamos el plan B si se nos escapaba.

Mickey se salía de su casita y se asomaba por la puerta de la jaula.

Movía los bigotes como olfateando si había peligro.

Se volvía a meter.

Luego se salía unas pulgadas y corriendo se regresaba a su jaula.

Se salía cada vez mas, y cada vez se regresaba.

Era como si la chinchilla medía los peligros paso a paso pero se tenía que asegurar que podía regresar.

No se salía mucho. Su zona de confort era la jaula aunque le poníamos todo para que pudiera salir a pasear.

Nos comenzamos a preocupar de que Mickey estaba deprimido.

A veces no salía para nada. Prefería estar acostado en su jaula, adentro de una caja donde dormía.

Qué curiosos son estos animalitos!

La verdad a mi me daban cosa porque para mi no son mas que ratones, un poco mas grandes!

Qué inteligentes son!

Sí se encariñan con sus dueños.

Se acostumbran a su entorno y cualquier cambio los asusta y deprime.

Eso si, nunca dejaba de comer, ni de tomar agua ni de dejar caquitas por todos lados!

Me dejaba acariciarle la cabecita pero nunca se dejó cargar por mi.

Me tenía miedo yo creo.

Pobrecito Mickey. Si extrañó mucho a su familia.

Lo tratamos lo mejor que pudimos y si no se nos murió pues ya fue ganancia!

El martes en la mañana vinieron por el y sentí feito. Ya no hay nada vivo en mi casa que no sea humano.

A veces uno es como esa chinchilla.

Tu entorno cambia de un de repente y todo te da miedo.

“No te falta nada”, te dicen todos.

“Tienes todo, ¿para qué te estresas?”, te dicen otros.

Pues si..

Somos esa Chinchilla.

Tenemos comida, casa y piel suave y hermosa (jaaaa! a veces).

Esa maldita costumbre de la chinchilla de no salirse de la zona de confort por miedo.

Así me siento a veces.

Mis hijos y yo estábamos allí para auxiliar a la chinchilla si se salía.

Le hacíamos cariñitos y hasta un caminito de almendaras le pusimos para que se animara a salir.

Los que observan por fuera a la persona (ó chinchilla) que tiene miedo pueden ver que no hay peligro si se sale. Allí están para protegerla.

Pero la chinchilla (ó persona) no confía.

Tal vez Mickey tiene recuerdos de que proviene de una granja clandestina del norte de Estados Unidos donde los reproducen masivamente para venderlos a las tiendas de abrigos y son maltratados.

Quizá a la chinchilla la lastimaron las personas en las que mas confió y tiene miedo salir de la jaula.

La chinchilla sabe que fuera de esa jaula está la libertad, la aventura, la felicidad y el amor.

Nadie puede convencer a la chinchilla de tener confianza otra vez.

Solita tiene que ir moviendo el bigote olfateando si hay algún peligro.

No la puedes forzar a que salga de la jaula. La puedes matar de stress.

¿Qué tienen que hacer los que cuidan de la chinchilla y la quieren?

Ser pacientes.

Ver como la chinchilla va agarrando fuerzas.

No decirle lo que tiene que hacer, ni hacerla sentir mas sarra de lo que se siente.

Darle confianza de que pase lo que pase alli están todos.

Las chinchillas son animales muy nobles y se encariñan muy rápido con las primeras personas que le muestran un poco de cariño.

Leyendo un poco sobre ellas, pueden atacar si se sienten amenazadas..

Atacan pero jamás te harán daño.

Si, así las chinchillas como alguna gente que conozco.

Se hacen las muy bravas pero al final no dañan a nadie.

No está en su naturaleza hacerlo.

Solo esperan que llegue gente que las quiera, cuide y nunca las abandone.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

 

 

 

 

Billar

6bf2e7e15e12362232a

Billar. ¿Deporte, pasatiempo ó metáfora?

El sábado pasado, en la primera comunión de Regina, había una mesa de billar en la fiesta.

Mi hijo el Coco me retó a jugar.

Soy super maleta pero si me retan, le entro.

Le mesa estaba exquisita. La madera y el trabajo carpintero me llamaron la atención.

La tela de feltro no era el verde bandera tradicional sino un cafécito claro, como café con leche. (Así le llamo al café casi beige, porque es igual que el café de mi taza cuando le echo leche de clavel).

Me gustó la mesa porque se me hizo original. Su color, su estructura. Dominaban tambien algunos tonos rojizos.

El Coco le ponía gis a su taco. “Esto es la clave”, me decía muy sabiondo.

“Tu quiebra las bolas mamá”, me decía mientras acomodaba el triángulo.

No se porqué me puse nerviosa.

Quizá me acordé una vez que estaba en Los Angeles, con mi hermana en casa de un jefe de mi papá. Su hijo y su novia nos invitaron a jugar billar a un barecito. Era por Melrose Place y nos dejaron entrar sin pedir ID (teníamos mucho menos de 21 años).

“¿Juegan billar?”, nos pregunta la gringuita.

NO me pregunten porqué pero se me ocurre abrir la boca y decir, “Soy campeona”.

Mi hermana me voltea a ver en cámara lenta. No sabe si atacarse de la risa ó preocuparse por mi gran mentira que ni al caso.

“Wow! Entonces ustedes las hermanitas contra nosotros”, nos dice el muchacho. “Pero nosotros no jugamos tan bien”.

Y que comienzan. Tiros perfectos, tiros de aturdimiento, tiros de stop. Por arriba, por abajo.

Yo me quería morir. No quería seguir.

Llegó mi turno y me tardé años. Parecía el Quico del Chavo del 8, cuando se está preparando para jugar y se pone hasta baba en las orejas.

Le pegué y fatal.

Mi hermana se quería meter debajo de la silla.

Lo bueno fue que no dijeron nada. Captaron que era una mentirosa y nos dieron una paliza.

Lección aprendida!

En fin, volviendo ya al juego con mi hijo el Coco este pasado fin de semana, centré la bola blanca para darle bien recio a las bolas y lograr que entraran a las bolsas.

Me acomodé y le dí según yo muy fuerte. La pelota blanca apenas y llegó y las bolas solo se desacomodaron.

Mi hijo me puso cara de “Bruh!”.

images

“Es que me da miedo mi fuerza y pegarle demasiado fuerte”, le dije.

“Simón”, me dijo el sope.

Jugamos 5 juegos. Siempre me tocaba ser las bolas sólidas.

En el último juego me faltaba sólo echar el número 8, la bola negra.

Al Coco le quedaban 6 bolas rayadas.

Fácil le iba a ganar.

Y me empecé a emocionar. Y fallaba cada vez.

El Coco metía una y yo fallaba otra.

Otra adentro de mi hijo y yo fallaba.

Me alcanzó y me ganó de la manera mas espantosa que se puedan imaginar. Me regresé a aquella vez en Los Angeles. 😛

Me puse triste la verdad. Me vi bien loser.

Mientras jugaba mi mente volaba y se comenzaba a inspirar para este blog.

Me identificaba con el billar. Mucho.

Llegué a la conclusión que metafóricamente, el billar era mi vida.

Las 15 bolas eran:

  1. La FE
  2. La familia
  3. Trabajo
  4. Salud
  5. Estabilidad económica
  6. Amistades
  7. Aceptación de la realidad
  8. INSEGURIDAD
  9. El pasado que duele
  10. El presente que se nos olvida vivir
  11. El futuro incierto
  12. Toma de decisiones
  13. Educación
  14. Quien está apoyándote
  15. Quien te deja morir

BOLA BLANCA: La determinación.

No se si esté muy simple mi relación con mi vida, pero así se me presentó en la mente.

Al estar acomodando la bolas en el triángulo para romperlas, me decía el Coco, “No importa el órden, pero que no esten todas las sólidas juntas. Que se vea mezclado todo. Y siempre el 8 negro enmedio de todas”.

Si no saben como se juega, cada jugador trata de echar las bolas en las bolsas de los lados de la mesa de billar.

Si echas primero una bola sólida de color, entonces sólo te concentras en echar las de color sólido y tu oponente las de color rayado y viceversa.

La última que debe caer en las bolsas es la NEGRA, ya que si cae pierdes todo automáticamente.

Si cae la bola blanca, el oponente la saca y la puede colocar a su favor.

Así que usen su imaginación…

En la vida, uno usa la determinación para lograr las cosas y ‘echarlas’ en la bolsa. A veces tu tino y determinación no son tan precisos y no puedes lograr que ‘caigan’ ó se cumpla todo.

A veces estar muy determinada es contraproducente y no caen porque rebotan.

A veces la falta de determinación ni siquiera hace que se mueva un centímetro cada bola.

A veces por estar concentrado en una bola, no ves otra y empujas la negra con el 8 hasta que cae antes que nada.

Esa bola 8 que para mi representa la INSEGURIDAD y que está siempre en medio de todas las demás es muy hábil y parece ponerse siempre cerca de las bolsas para hacerte perder.

Estoy jugando un buen billar. La riego a veces y meto la bola blanca pero mis oponentes en este caso son mis aliados. Y ellos sacan esa bola blanca y me ayudan a meter las demás.

Tengo contados los que están conmigo, pero son los que tienen que estar.

Seguiremos jugando este billar, bola por bola.

Cuando se logre todo en cierta etapa, se vuelven a acomodar todas las “bolas” y se comienza un nuevo juego.

Y sí, el juego pasado, ya sea perdido ó ganado ya no cuenta. Llega el momento en que ni te acuerdas como estuvieron las jugadas.

Tienes que concentrarte en tu actual juego de billar.

Pegar con la precisión requerida, usando estrategias. A veces sacrificas golpes para acercarte a tu misión.

Porque el juego mas importante es el que se juega en el presente. Y ya.

18450249_10154764135098337_1461220432_n (1)

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

 

Si me matan

La semana pasada vi un post de Jimena M. en Facebook donde vi que medio describe sus defectos (ó lo que ella considera que puede ser algo que le critiquen) y al principio puso el hashtag #simematan

18379623_10154750186958337_61957942_o

Yo lo leí y como no sabía nada de #simematan, le pregunté “¿Y quién ó porqué te van a matar?”

Fue cuando me mandó un link donde explican que pasa.

El #hashtag #simematan está siendo usado por cientos de mujeres indignadas por el asesinato de una mujer veinteañera muy cerca de la UNAM. Estrangulada con el cable de un teléfono afuerita de Ciudad Universitaria.

¿Y? ¿Cuál es la relación con este hashtag que se hizo viral?

Pues resulta que las autoridades, la PGJ  (Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal) dijo que era culpa de Lesvy Berlín (la joven asesinada). Lesvy tomaba y era fiestera. NO vivía en su casa sino con el novio. Ella tuvo la culpa, por irresponsable.

Ya se. Mis ojos también están volteados para arriba como queriéndome ver las cejas.

No sé mucho de leyes, ni de justicia ni sistemas penales ni criminales… pero creo que sí puedo opinar que conozco los derechos de una ciudadana.

Una mujer ciudadana tiene el derecho de sentirse libre y segura en su país. No por vestirse de una manera la van a violar.

No por disfrutar bebidas con alcohol ó drogarse va a ser propensa a que la maten.

No vivir con tus padres no te hace ser una persona de lo peor.

Malditos prejuicios que están echando todo a perder!

C_IOFtvWsAAyy6z

Cuando la PGJ dijo esto, que Lesvy era la responsable de su propia muerte, ‘para que andaba en la calle pues’, la indignación de muchas mujeres invadió Twitter con escritos sobre que dírian de ellas #simematan.

Me estuve buen rato de mi día leyendo cada una. Unas me daban risa y otras me daban tristeza.

Todas eran tan simples! Nos juzgamos las unas a las otras por hacer ó pensar diferente.

Aquí algunas de las que me encontré:

18361310_10154750187078337_1416220000_n

18425740_10154750187088337_1549018246_n

18387322_10154750187043337_1464625178_n

18406087_10154750187018337_697501201_o

Grace Navarro, amiga fotógrafa, blogguera y famosa tambien participó en su cuenta de Twitter:

18379012_10154750187048337_2095559716_o

Mi amiguita de la prepa Almita Beltrán, madre y profesionista tambien participó…

18426121_10154750186953337_1580563016_o.png

Elisa, amiga mía por primos, puso algo muy general pero que lo dijo todo:

18406047_10154750186933337_742195009_o

 

Cecilia Salazar, promotora de artistas en Baja California y amiga, tambien puso su #simematan y le pedí si lo podía publicar:

simematanceci

No entiendo a las autoridades ni sus justificaciones. PGJ, Procuraduría General de Justificar crímenes, mas bien.

Yo tambien quise participar en esto. (La copiona pues, no me lo iba a perder! Ja!)

Puse en mi Facebook el domingo el siguiente ‘status’:

18379495_10154750186938337_886867119_o

La pensé mucho. Me dí cuenta que el ‘qué dirán’ si me importa porque no sabía que tanto escribir sin traumarlos.

¿Voy al tubo?

Pues sí. So what? Diría la pocha. Eso van a decir si un día me asesinan saliendo del gym.

Me la vivo en las redes sociales. ¿Y?

Por dar mucha información de donde estaba cuando salía es por lo que me mataron.

Los selfies son exagerados. Si me matan van a decir que por andar poniendo fotos con miradas retadoras me asesinaron.

Phhfffttt!! Por favor, qué risa!

Quedé contenta con lo que puse. Sé que todos piensan eso, aún yo VIVA..

“Tu puro Facebook”… Ach..

Lo qué jamás imaginé fue la preocupación que le dí a todos mis contactos. Comenzaron los mensajes en privado, los whatsapps, las llamadas.

Al igual que yo, cuando leí el post de Jimena que me preocupó, todos los que me leyeron sin conocer el #simematan, pensaron que me estaba despidiendo, ó que estaba pensando mucho en la muerte.

Me dió un sentimiento (bonito) ver que se preocupan por mí! Ya que se los expliqué me dijeron que no ande asustando.

Como les dije a todos, “Preocúpense cuando me quede callada”. 🙂

El fin de este blog es comunicar que las mujeres no podemos sentirnos culpables si un día nos dañan.

A ver, por ejemplo…

Si tu tienes una conducta intachable, no andas de irresponsable, no tomas  y manejas al mismo tiempo, no haces cosas buenas que parecen malas ni viceversa, y un día no tienes leche.

Ya es tarde y no hay leche en el refrigerador.

Andas en pantaloncitos bien cortos y pegaditos porque estabas en tu casa agusto viendo la tele cuando uno de tus hijos quiso cereal y no hay leche.

Sales rápido a la tienda de la esquina. ¿Quién me va a ver? piensas.

Llegas y te estacionas no muy cerca de la tienda. Entras, vas por la leche y al salir sientes que alguien te sigue.

Tu corazón late muy de prisa porque ya sabes que te están siguiendo. No traes tu celular, lo dejaste en tu casa porque saliste muy apurada. Con trabajo traes tu cartera con efectivo.

El hombre te alcanza y ves que trae una pistola. Te golpea, te quita la cartera, te asalta sexualmente y al caer te pegas en la banqueta y mueres.

No tienes identificación, ni celular.

Pasan días en lo que te encuentran tus amigos ó familiares.

En los periódicos locales describen a una víctima, mujer, cuarentona. Asaltada sexualmente. Por lo que traía puesto, no era una mujer de hogar. Su ropa era muy ligerita, no para andar en la calle. Se sospecha de ex-novio, ex-marido.

Eso es lo que diría la PGJ. Eso es lo que diría la gente que vive en nuestra sociedad.

“Mataron a una mujer y la violaron en la tienda de la esquina”…

“Pero ella andaba casi en calzones, dice la policía. Ha de haber sido un ex-novio, ó algo así”….

#SIMEMATAN

Tenemos que mejorar esto. Tenemos que dejar de justificar al violador que lo provocó una minifalda.

Tenemos que dejar de justificar al asesino/asaltante que se la pusieron muy fácil porque la mujer estaba sola en la noche. Presa fácil. No se vale, la verdad.

Dejemos de juzgar… si estamos gordas, flacas, feas, bellas, naturales ó postizas, altas, chaparras, blancas, morenas, inteligentes, burras, movidas, mediocres, casadas, solteras, madres, sin hijos, viudas ó divorciadas, ateas ó religiosas, pro ó en contra, etc.

No se vale destrozarnos tanto. Muchas veces ni nos consta.

Debemos de cambiar el #simematan a puras cosas hermosas que tenga la gente qué decir de nuestras vidas.

Y si te matan a tí, ¿tú que crees que dirían?

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

Aprovecho para mandar saludos a todas las MADRES del mundo… Somos lo mejor, la verdad.  😉 Feliz Día de las Madres.

 

Por 13 razones (Thirteen Reasons Why)

Ha estado muy platicada esta serie de Netflix. 13 Reasons Why.

Hannah-13-Reasons-Why-1

Me ha seguido el tema del suicidio estos días. No se si sea porque ese tema siempre me ha dado mucho miedo. Miedo porque no lo puedo decifrar. No lo entiendo y sin embargo a veces siento que lo conozco demasiado bien.

Este blog no lo iba a escribir, pero a raíz de tantos comentarios en las redes sociales, creo que quiero tambien dar mi opinión al tema.

Les voy a dar mi opinión de una mamá normal, ni soy psicóloga ni psiquiatra. No soy terapeuta ni trabajadora social. Simple y sencillamente soy una mamá que si se quedó impresionada con la serie.

Todo empezó cuando mi hija Luisa Fernanda me dice: “Mami, estoy viendo una serie en Netflix super intensa. De hecho estoy chateando con la Ivanna y tambien la está viendo.

Ivanna es mi prima que vive en San Diego. Es un poco mas grande que mi hija.

No le puse mucha atención porque pensé que era una serie normal. (Si, usé la palabra normal).

“¿De verdad? Wow! Luego la vemos”, le dije, sin ni siquiera tomarme el tiempo de preguntarle más. (Después me arrepentí porque no me gustó la idea que la viera sin mi).

Pasaron unos días y yo ya me había olvidado de la serie. Vi que en el sofá de mi casa estaba el libro que Luisa Fernanda había comprado en el Barnes N Noble. Mi hija tiene esa costumbre de tratar de leer el libro antes de ver la historia hecha película.

18217389_10154729723573337_1903488520_n

Esa tarde Luisa F. nos dice a Nicolas mi hijo y a mi, “Mami, ¿y si vemos la serie? Sólo son 13 capítulos. Si vemos dos diarios en una semana la terminamos”.

Le dije que sí. (La verdad se me hizo muuuuy raro que mi hija insistiera tanto en verla en familia. Fue como un ‘foco rojo’ para mi).

Ver NETFLIX con mis dos hijos se ha convertido en una manera tan especial de convivir! Vemos series viejas de comedia, desde Full House y Fuller House, The Office, Friends, Glee, etc.

Disfruto mucho estar los tres tirados en el sofá viendo series. Sin celulares ni nada para estar los tres concentrados (tal y como eramos en los 80’s).

Comenzamos una tarde con el primer capítulo.

La historia, como todos saben, es de una niña de 17 años HANNAH BAKER (la misma edad de mi hija) que se suicida y deja una caja de zapatos con 13 grabaciones en cassette en los que narra sus razones por la que se quitó la vida.

Cada número es una persona diferente.

13 personas fueron las razones.

La historia comienza cuando esa caja llega a manos de Clay, el buen niño que todos queremos tener.

La historia está super bien hecha. Van hilando las escenas a la perfección ya que la serie se filma llevándote al pasado y al futuro varias veces dentro del mismo capítulo.

Nunca me fijé que la serie era TV-MA, es decir, para audiencia madura. (Esto si es grave. La audiencia principal son menores muy inmaduros y nadie se ha percatado de eso.)

Se me hizo una decisión inteligente verla con mis dos hijos. Una está en High School ya, misma edad y año escolar que la protagonista. Mi hijo en julio de este 2017 ya comienza como Freshman en High School. Ya no puedo tapar el sol con un dedo y se que mis hijos están viviendo ya su adolescencia y juventud en un ambiente fuerte.

Siguiendo la serie, las escenas de tema sexual son explícitas! Tal vez demasiado gráficas para una serie de jóvenes.

Las escenas de las drogas tambien. El alcoholismo ni se diga.

En cada una les decía, “Pues si. Esto es real y probablemente un día estén cerca de este ambiente”.

Hasta eso que mis hijos muy normales. No se asustaban mucho pero si me preguntaban algunas cosas. (Capaz que me estaban cotorreando, jaja!)

En mis tiempos, yo me hubiera metido debajo del sofá si estuviera viendo con mis papás las escenas de esta serie.

Despues de cada capítulo teníamos un momento de platicarlo. De deshebrar cada cosa que vimos que pasó.

A mi la serie me hacía enojar cada vez.

Yo veía a mi hija ponerse seria con el bullying de cada escena. Y me recordaba que no han sido fácil muchas cosas para ella.

El Coco mi hijo se enojaba junto conmigo. “Son unos estúpidos, mamá. Y más la Hannah”.

Luisa Fda. la defendía, “¿Cómo puedes juzgarla? Tu no sabes que pasaba por su mente. No estaba estúpida. Tal vez tenía una depresión muy fuerte. Si hay personas así, eh?”.

Me estresaba ver a mi hija tan empática con la protagonista.

En la escena que para mi opinión es una de las cosas más fuertes que he visto, donde Hannah se suicida, hizo que me soltara llorando.

Lloré de verdad, con sollozos. Y no podía dejar de hacerlo. Lloré como hace mucho no me hacía llorar algo en la TV. Qué ridícula me sentía! Me comenzó a dar un miedo cuando vi a los padres de Hannah abrazando a su hija muerta.

Mis hijos se me quedaban viendo con cara de “¿qué show con mi madre?”. Pobres! Han de haber pensado que me volví loca.

No me dijeron nada, pero si estaban abrazados de mi, cada uno de un lado en el sofá mientras veíamos la serie. Sé que los dos se impresionaron mucho y pudieron sentir lo que yo interpretaba de la serie como mamá.

Sufrí mucho. No se si mi proyecto de Kassy’s Hope me hizo sentir muy emocional.

El tema del suicidio es tan delicado.

Critican mucho que esta serie puede desatar un tipo de “imitaciones” para hacer mas glamoroso el quitarse la vida.

Ya ven con todo lo que anda pasando en las redes sociales.. con ese reto de la Ballena Azul que la verdad no quiero ni enterarme mas.

El tema del suicidio siempre ha existido. Me acuerdo a finales de los 80’s hubo una película llamada HEATHERS, donde el suicidio se convierte en algo viral en una prepa.

1229b6116520f282674d25829f79d80a

Esta serie, la de 13 REASONS WHY muestra que la juventud gringa es una juventud que le falta amor de padres, de los adultos. Les falta atención porque los padres siempre andan ocupados. Hay algo en la comunicación que existe entre los niños y los papás.

Entre discusions y opiniones, mis hijos y yo llegamos a la conclusión que Hannah estaba enferma de depresión y que desgraciadamente nadie lo pudo ver. Tal vez ella se hubiera suicidado por mil motivos… ó hubiera bastado 1 motivo.

Lo que no nos cuadraba era el secreto de los 13 involucrados. Me dió tristeza ver que la juventud prefiere callarse que ir con un adulto y pedir ayuda.

Si desde un principio hubieran ido con el chisme de que Hannah había dejado no una carta de suicidio, sino una serie de grabaciones, no se hubieran complicado tanto estos niños.

“Mami, les falta una mamá que grite y de chanclazos”, dijo el Coco, entre broma y broma.

“Si mami. Yo te hubiera dicho inmediatamente si me llegaran cassettes así, con grabaciones.”, me dijo Luisa Fda. (Esto me dió gusto).

Me puso muy triste la serie, me dió mucho miedo como la manejaron.

No me arrepiento de haberla visto con ellos. Mucho mejor verla con ellos a que ellos la hubieran visto solos y se hubieran quedado con dudas.

Tuve la oportunidad de platicar con ellos de todo. Desde sexo hasta drogas. Les di mi opinión neta, no de mamá sino tal vez como me hubiera gustado a mi, a esa edad, que me hablaran. Sin rodeos. Espero que les haya dado la confianza suficiente.

Mi miedo sigue. Vienen cambios fuertes en nuestras vidas y tengo que estar con ellos bien pegada para que sigamos juntos adelante.

Mi hija tiene razón, no podemos juzgar ni a la protagonista ni a su familia. El suicidio es consecuencia de un desequilibrio mental y emocional. El suicidio no es falta de atención. Es muchas veces involuntario. Tu cerebro está enfermo.

Y tiene mucha razón mi Coco… la juventud estadounidense necesita mas mamás latinas… que los correteen con la chancla, les griten y les den sus nalgadas!

Tal y como la mamá del tijuanense Mario Aguilar… jajajaja!!

“Cállate y contéstame”…

Les recomiendo que si van a ver la serie 13 REASONS WHY, la vean con mucha cautela y solo con los niños mayores de 14.

Que sus hijos no la vean solos. Chequen su NETFLIX allí se puede ver si la vieron ó no. Si ya la vieron sus hijos, platiquen con ellos. Estoy segura que se impresionaron mucho más de lo que creen.

Yo solo pido que no se olvide la juventud de Dios, de que todo se puede, todo problema pasa.

Todo tiene remedio, menos la muerte..

Les dejo el video de las mamás latinas…

 

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂