Perfidia

Tengo toda la semana oyendo canciones de aquellas que tocaban en las fiestas en casa de mis abuelos. No se si es porque ya no tengo 20 años ó qué sea, pero las letras de esos poemas hechos canción me tienen maravillada.

¿Cómo es posible que ya no inspiremos (las mujeres) que nos compongan esos poemas?

La manera que los compositores de antes describían la boca de una mujer. Tomaban unos adjetivos calificativos y los combinaban con su fantasía de tan solo poder llegar a rozar esa boca con la suya. El sentimiento tan puro y al mismo tiempo tan erótico donde expresaban no sólo amor sino ese deseo de hacerlo.

Para los compositores de antes, a veces una mirada de lejos era suficiente para cautivar.

Hasta para terminar la relación se encontraban las palabras precisas que dolían más que cualquier grosería.

Por mi parte
Te devuelvo tu promesa de adorarme
Ni siquiera sientas pena por dejarme
Que ese pacto no es con Dios” (Javier Solís)

¿A poco no duele más eso que un simple “vete a la fregada, whatever” ?

¿Qué pasó?

Muchas veces me pregunto lo mismo. ¿Acaso nuestra liberación nos hizo perder la inspiración a los artistas?

¿Ser libres nos ha hecho dejar de ser musas?

Yo creo que sí. El estar uno como mujer en estos días con una aceptación más de lo que es nuestra sexualidad y saber que podemos expresar nuestra sensualidad nos quita ese misterio de la mujer de antes. Mis Frases Candentes me han espantado amistades (aunque les diga que solo son letras acomodadas de manera erótica, jejeje).

Las canciones de hoy en día son vulgares y lo peor de todo, son reguetón. No me asustan los videos ni las letras. Todas las generaciones tienen artistas que rompen los esquemas de lo tradicional y lo conservador y la juventud enloquece mientras los padres y los abuelos se aterran.

Yo, como generación X, fuí parte del avance que se tuvo en la música y sobre todo vimos nacer los videos donde las canciones tomaban forma desde el punto de vista de un productor: Las canciones se hacían películas cortas.

Los grupos de rock (del diablo, decían las abuelas), Madonna y su rebeldía contra la Iglesia, y el ir rompiendo tabúes de temas en la música era lo que vivíamos.

A mi mamá tal vez le tocó toda la invasión británica de música, con la cual las niñas enloquecían con los Beatles y se cantaba abiertamente sobre andar drogados.

Toda la juventud busca su manera de protestar, de hacerse ver y de hacerse escuchar. Eso ha sido en todos los tiempos.

Yo estoy a favor de que la mujer avance en todos los sentidos. Como les he platicado antes, yo he sentido la amenaza de ser mujer y se me hace muy injusta.

Me gusta el avance que hemos tenido, obviamente hay quienes se van al otro extremo y es cuando estos movimientos feministas pierden su enfoque positivo. Pero en sí, hemos podido demostrar en todos los medios, círculos y circunstancias que somos capaces de hacer todo lo que nos proponemos.

Este blog no es de la liberación femenina, sino lo que se ha perdido en cuanto a romanticismo. Le puse PERFIDIA porque les confieso que es una palabra que me gusta. No se, se me hace rara y chistosa aunque signifique TRAICION.

PERFIDIA no es mas que hacerte amigo del ‘enemigo’ y traicionarlo despues. Es traición. (Yo de verdad pensaba que Perfidia era una diosa griega vengativa. No se porque pensaba eso).

Perfidia tambien es una canción que siempre me ha gustado porque me acuerdo que le gustaba a mi abuela y a sus hermanos. Cuando la oigo, me lleva a Nogales, Sonora a un restaurant llamado La Caverna, donde comíamos todos los domingos despues de ir a Misa.

La Caverna es (o era) un restaurant adentro de un cerro. Era una CUEVA de piedra y a mi me emocionaba mucho ir allí.

Pedía de comer, siempre, un coctél de camarón, un Shirley Temple (7-up con grenedina y una cereza) y de postre el flan. Mi hermana se comía todas las galletas saladas con ketchup. Todos los domingos, como manda nos reuníamos allí y saludábamos a todo mundo.

Había siempre música en vivo y Perfidia no podía faltar. Me gustaba oir las voces del trío con guitarras (o mariachis) entonando esta maravilla de Alberto Dominguez e interpretada por miles de artistas, últimamente por Andrea Bocelli, el cual me encanta.

Esta canción es muy linda, de desamor en el cual un hombre le canta a una mujer por haberse ido. Se siente traicionado y dejado.

Jamás la había escuchado así. Antes sólo la cantaba sin sentir sus letras. Y ahora que ya soy mayorcita, las letras con la melodía me hacen suspirar.

Estoy segura que no soy la única a la que le ha pasado eso. Yo se que muchos de ustedes, de mi generación, están entendiendo las letras de esos poemas de antes.

Los invito a ponerse a escuchar boleros románticos (no nada mas los que Luis Miguel hizo famosos en los noventas) para que llenemos de nuevo nuestras almas de romance y letras bonitas. Se van a sorprender que es puro erotismo elegantemente expresado. Y eso, derrite a cualquiera.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

3 thoughts on “Perfidia

  1. Cómo sentí nostalgia con “La Caverna”me acuerdo en Nogales 🥲 con mis abuelos, y luego me puse a escuchar a Andrea Bocelli y peor me solté chillando! Gracias por tu compañía a través de tu blog amiga 😘😘

  2. Estoy 100% de acuerdo contigo. Muy interesante el restaurante, verdaderamente grutesco. Keo Capestany

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s