Borrador

Nunca he entendido la necesidad de hacer un “borrador” de algún escrito ó trabajo. Los llamados “drafts” para los que tienen configurados sus equipos de cómputo en inglés.

Yo antes los hacía mucho. Era como un ensayo de la producción final. Hace un tiempo, cuando mandaba estos blogs a un periódico en Guatemala, mandé por error un “borrador”.

El escrito tenía buen tema. Era llamado “Un Mundo Raro” y lo publiqué hace varios años (una opinión acerca de los guatemaltecos y centroamericanos que tienen que venir hasta Tijuana para buscar cruzar a California).

Cuando escribía el artículo, estaba yo viviendo en El Paso, TX y mientras tenía abierto el WordPress y trabajaba en el, me habló un cliente de bienes raíces. No tenía en donde apuntar lo que quería comprar, así que usé mi pantalla abierta para escribir “Una casa cerca de UTEP, 3 recamaras, 2 baños. De contado, sin financiamiento al menos que se pase de su presupuesto. Que quepa la suegra en caso de visitar. Cochera para dos carros y si tiene patio mejor. “

Cerré el archivo y decidí comenzar mi artículo otro día. Así pasó el tiempo, por fin volví a escribir “Un Mundo Raro” en otro folder y lo grabé. Lo publiqué esa semana.

Me puse a enseñar casas a los clientes y abrí el archivo (que no publiqué) para acordarme qué querían exactamente.

Se llega el día en que el periódico de Guatemala me pide el artículo en formato WORD y no el enlance de internet y por andar apurada, abro mi gmail, agrego el artículo y lo mando.

Así es, mandé el artículo con mis notas privadas de real estate. El editor del periódico me contactó y lo único que hizo fue reírse y pedirme el artículo correcto.

No fue nada grave pero desde ese día decidí que los borradores no sirven (ó pueden ser peligrosos).

Creo que un borrador es duplicar trabajo y perder tiempo. ¿Para qué escribir algo mal para luego corregirlo?

Es mejor escribirlo bien a la primera (sin contar la revisión minuciosa a la gramática y a la ortografía) y así, por si te equivocas, no mandas algo totalmente mal.

Nuestro cerebro es tan increíble que, en mi experiencia, el hacer borradores nos programa a equivocarnos. Para eso son.

Curiosamente le decimos borrador a la goma que elimina errores escritos con lápiz. La goma de borrar, el borrador, el “eraser” en inglés.

Significados contradictorios de la palabra BORRADOR. Uno es para quitar errores inmediatamente. El otro es para que tenga errores y despues los arreglemos.

En las Universidades se les pide a los alumnos que entreguen su borrador del trabajo final. Y lo entiendo porque entonces se usa para enseñar el qué y qué no hace un buen trabajo según un profesor.

Pero nosotros, que cada vez nos alcanza menos el tiempo (porque es la queja de todos para todo) tenemos que ya tener más dominado todo, hacer las cosas bien a la primera (lo que define la calidad) y dejar de hacer borradores para luego corregirlos y volverlos a escribir, con el riesgo de que aún así no quede bien, ó peor aún, que sean leídos y deje mucho a desear nuestro profesionalismo y talento de escribir.

La vida de una goma de borrar depende de la cantidad de errores que cometemos… La necesidad de hacer un borrador antes de entregar un trabajo final depende de nosotros y la calidad que le pongamos a la primera.

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂

One thought on “Borrador

  1. Totalmente de acuerdo contigo!!! Me encantó tu reflexión. En la vida no se puede borrar, sólo puedes aprender o hacer berrinches. Gracias!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s