Tocando Fondo con Paciencia

Siempre dicen que uno debe tocar fondo para de allí impulsarse hacia arriba.

Lo normal debe ser tocar fondo y luego salir aflote.

Aviéntate un clavado a lo profundo aunque te de miedo llegar al fondo, porque si te quedas en medio no tienes de donde impulsarte para salirte.

Phhffftttt…

Platicaba con mi hermana y le digo, “No estoy tocando fondo, estoy acostada, buceando boca abajo en lo más profundo”.

1

 

Jajajaajajaja.. Así nos sentimos muchos todos los días.

Lo más delicado de todo es que estoy aprendiendo a durar mucho debajo del agua sin respirar. Se me hace normal la ansiedad de que las cosas no salgan como las he planeado.

Es decir, no han fracasado sino que se han ‘tardado’ un poco más de lo que pensaba.

Mis amigos me dicen que lo único que no tengo es lo que más me hace falta ahorita: PACIENCIA.

paciencia_1

Así que a respirar y esperar con toda la paciencia a que todas las monedas en el aire caigan.

Se me ha olvidado ser paciente.

Los años pasados era de puro esperar y aguantar.

Ahora no se si sea la edad pero me choca que las cosas no salgan rápido como las planeo.

PACIENCIA.

La Biblia dice que la Paciencia es una virtud. (Pues entonces creo que tengo otras virtudes porque esta nomás no).

Yo se que muchos se sienten igual que yo.

¿Porqué ya no somos tan pacientes como antes?

Porque todo lo tenemos en el momento.

En segundos podemos ver el menú del restaurant al que vamos a comer, la calle que está cerrada por accidente según el Gps y toda la serie de Friends en Netflix sin comerciales.

Mis hijos no pueden creer que duramos 10 años viendo la serie FRIENDS, jueves a jueves esperando el nuevo capítulo.

Yo pienso que por eso la serie de Luis Miguel ha causado tanta sensación! Nos tienen semana a semana con el Jesús en la boca aunque todos conozcamos ya la vida del Sol.

La serie de Luis Miguel nos ha enseñado a ser pacientes. También Game of Thrones y Club de Cuervos, que tardan un año en regresar con temporada nueva.

Pero fuera de eso, todo en esta vida está ya diseñado para que no esperemos más.

No se si hay una respuesta psicológica a que entre más vieja más desesperada me pongo. Lo veo en el freeway cuando va un viejo pachorrudo enfrente de mi y tengo que bajar mi velocidad de 80 millas por hora a 70.

A todos lados quiero llegar rápido. La lavadora de mi casa siento que tarda doscientos años en lavar y la secadora otros quinientos en secar.

En la mañana al prender el café siento que tarda siglos en colarse, como gotero.

El wi-fi de mi casa ni se diga. (Y eso que no tengo vecinos que me roban la señal, eh!)

Las filas de la única gasolinera en Eastlake Chula Vista cerca de mi casa. Inversionistas, pongan otra gasolinera, gracias.

Cuando no te contestan el texto y ya lo vieron. 😦

Hemos tenido también que ser pacientes en toda esta contienda electoral, teniendo que ir descubriendo el verdadero “yo” de muchas personas.

Me sorprendí mucho ver el nivel de ‘clasificación social’ en la que vivimos. Votes por quien votes, para todos ha habido una crítica ofensiva.

Si votas por Meade eres un menso que quiere más de lo mismo. (ni al caso)

Si votas por Anaya, eres un borrego seguidor del voto ‘útil’. (ni al caso)

Si votas por AMLO entonces tienes suficiente mugre en las rodillas y codos para usarla en la tarjeta de votación en lugar del marcador que te den. (ni al caso, qué gacho, jejeje)

Si votas por el Bronco estás perdido en el abismo de la rebeldía contra la sociedad tradicional. (ni al caso)

Epale, yo nunca dije nada de lo anterior.

Fueron ‘status’ de Facebook que yo pude leer en varias ocasiones, en memes y en posts de muchos de mis amigos.

Al principio me preocupaba ver la pasión con la que escribían defendiendo su punto.

“Nunca nos vamos a poner todos de acuerdo”, pensaba cuando veía tantas opiniones en contra.

Vi amistades romperse, vetarse y bloquearse en las redes sociales.

Yo estoy segura que a mi me hubieran bloqueado más de mil si me hubiera puesto a alegar mis puntos de vista.. Pero ¿para qué?

Pase lo que pase, nos vamos a unir tarde que temprano como pueblo. Es lo que hacemos. Y quien sabe. Tal vez no estamos preparados para cambios, porque todo cambio da miedo. Los invito a reflexionar y decir, “¿y si todo sale bien?”

Hemos estado tocando fondo con paciencia, con memes y críticas pero nunca hemos hecho un cambio radical. Nomás nos hemos quejado. Tocamos fondo con paciencia.

paciencia-salivita-01

Luego entonces comienza el mundial, WORLD CUP en Rusia y nos volvemos a unir como mexicanos que somos.

Los dos triunfos nos posicionan en el primer lugar y a última hora nos da una goliza Suecia.

La poca paciencia con el árbitro y sus marcas chiruleras me estaban haciendo llorar.

La paciencia que tuvimos que aplicar para esos 9 minutos extras del juego Corea – Alemania para ver si de panzazo pasaba México a octavos de final en el Mundial.

Tocamos fondo con paciencia… aunque nos haya dado ganas de vomitar ver a la Selección Mexicana no poder hacer nada con esos 3 goles en contra.

Creo que estamos tocando fondo con demasiada paciencia.

Vamos a impulsarnos… A la 1… A las 2… y a las 3!!!

download (3).jpg

NOS VEMOS EL PROXIMO MIERCOLES 🙂 Con nuevo presidente mexicano.

Todo estará bien.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s